Cuidados del akita americano

Cuidados del akita americano

El akita americano procede de los perros Matagi Akitas, originarios de Japón y de los cuales encontramos las referencias más antiguas cercanas al año 1603. Los Matagi Akitas eran empleados para la caza del oso y posteriormente fueron utilizados como perros de pelea.

Siglos más tardes se cruzaron con perros tosa inu y mastines, originando diversos tipos de perros akita que entonces eran clasificados según el empleo que se les daba. El akita americano sigue una línea de sangre originada en Estados Unidos y procede del cruce de perros akita con pastores alemanes.

Si te apasiona esta raza canina y te estás planteando acoger a un perro de estas características, en este artículo de ExpertoAnimal te hablamos de los cuidados del akita americano.

La socialización del cachorro

Cualquier cachorro debe ser socializado para que en su etapa adulta pueda tener un comportamiento estable y equilibrado, no obstante, esta necesidad cobra una mayor importancia cuando hablamos del akita americano. ¿Por qué? Muy sencillo, se trata de un perro fuerte, robusto, resistente al dolor y muy territorial.

La socialización es especialmente importante para poder equilibrar estas características en un ejemplar adulto, veamos a continuación los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando queremos socializar a un akita americano cachorro:

  • Debe tener a su disposición un juguete resistente apto para perros, ya que le encanta mordisquear y debe canalizar esta energía con los accesorios adecuados. Descubre cómo enseñar a tu cachorro a morder.
  • Desde pequeño debe empezar a tomar contacto con toda la familia humana, incluyendo por supuesto a los más pequeños de la casa.
  • Cuanto antes empiece a acostumbrarse a la presencia de otros perros y animales, mejor. Debemos tener en cuenta que el akita americano es muy territorial, especialmente con los perros machos, por lo tanto, debe disfrutar de la compañía de otros animales desde las primeras etapas de su vida, para contar posteriormente con un carácter equilibrado. La esterilización es muy recomendada.

Ejercicio, disciplina y afecto

El akita americano necesita un dueño seguro de sí mismo que sepa aplicar adecuadamente su autoridad, con carácter y con la capacidad de brindar un entrenamiento y adiestramiento óptimo, que obviamente siempre debe estar basado en el refuerzo positivo. Practicar adiestramiento de forma diaria será básico y fundamental.

El ejercicio físico controlado y en compañía de su propietario, le proporcionarán al akita americano un recurso excelente para manejar su estrés y equilibrar su carácter, además, el ejercicio también actúa como un método disciplinario que aporta múltiples beneficios a nuestra mascota.

Finalmente debemos nombrar que el akita (tanto el americano como el japonés) es un perro que se caracteriza por poseer una total devoción y lealtad hacia su familia humana, esto significa que junto con un adiestramiento adecuado, debemos brindarle suficiente afecto, atención, juegos y compañía, sólo así llegaremos a tener un perro completamente feliz y saludable.

Cuidados del pelaje del akita americano

El akita americano posee un doble pelaje que lo aísla eficazmente del frío; el cepillado periódico resultará de gran importancia para no tener que aumentar los baños (los cuales siempre realizaremos con un champú específico para perros) y para mantener la funcionalidad del pelaje en un perfecto estado.

Para ello bastará con realizar un cepillado semanal que deberá ser diario en primavera y otoño, debido a que durante estas estaciones se realiza una muda en el pelaje.

Durante la época de muda el cepillado diario también nos ayudará a supervisar el proceso, ya que algunos ejemplares son propensos a sufrir eccemas en este periodo, peo no habrá que darle una mayor importancia si controlamos la muda para asegurar que se lleva a cabo sin problema alguno.

Otros cuidados del akita americano

El akita americano posee una esperanza de vida de unos 10 años, no obstante, con los cuidados adecuados puede llegar a vivir 12 años, si es tu deseo disfrutar de un perro longevo, también deberás tener en cuenta estos consejos que te ayudarán a brindarle a tu akita los mejores cuidados:

  • Debemos evitar la acumulación de sarro en dientes y encías, para ello debemos proceder periódicamente a una higiene bucal con pasta dentífrica y cepillo específicos para perros. Es conveniente acostumbrarlo a esta rutina desde una temprana edad.
  • Necesita alimentarse a través de un pienso específico para perros grandes, que le ayude principalmente a evitar enfermedades articulares y que nutra estructuras tan importantes como el cartílago. El pienso adecuado también ayudará a mantener en óptimo estado su pelaje.
  • Obviamente, necesita los cuidados genéricos que aplicaríamos a cualquier otro perro, como seguir el programa de vacunación y someterse a revisiones veterinarias periódicas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del akita americano, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.