Cuidados del pelo del yorkshire terrier

Cuidados del pelo del yorkshire terrier

El yorkshire terrier es una raza canina de pequeño tamaño, caracterizada por su atractiva apariencia, cuya combinación de colores, forma de la cara y particularidad del pelaje han convertido a estos perros en compañeros muy populares.

Al igual que haces con tu cabello, el pelaje de tu yorkshire terrier necesita muchos cuidados, desde cepillado, baño con champú y acondicionador hasta eliminar nudos o detectar posibles parásitos, presencia de caspa, entre otros. Es por eso que te presentamos este artículo sobre los cuidados del pelo del Yorkshire terrier.

Cepillado semanal

El pelo del yorkshire se caracteriza por ser liso y sedoso, apariencia a la que contribuye la grasa natural que suele poseer su pelaje. Al ser una raza de pelo largo, el cuidado del mismo dependerá no solo del baño, sino también de un correcto cepillado, que permita eliminar todo el pelo muerto, deshacer los nudos y distribuir la grasa natural por todo el cuerpo.

Se recomienda acostumbrar a tu yorkshire a ser cepillado desde pequeño, y repetir la siguiente rutina de 2 a 3 veces por semana. Nunca se debe tratar de cepillar con el pelaje completamente seco, por lo que tienes dos opciones: si su manto es seco, aplica un acondicionar para perros en aerosol; si, por el contrario, es grasoso, humedecer con un poco de agua, que esparcirás con tu mano, es más que suficiente.

Antes de cepillar, pasa los dedos por el pelo de tu perro para detectar nudos. Usualmente se forman alrededor de las orejas, entre las patas y en las axilas. De encontrar alguno, intenta deshacerlo sin tirar de las hebras. De ser imposible, corta el mechón con mucho cuidado.

Utiliza un peine metálico de dientes finos para el cepillado, ten cuidado en no tocar la piel del Yorkshire con él. Cepilla siempre en la dirección en que crece el pelaje. Usa un peine más pequeño para el área de las orejas, los alrededores de los ojos y el hocico.

Si detectas heces adheridas alrededor de la cola, lo mejor es cortar el mechón. Evita lesiones oculares recogiendo las secciones que caen sobre los ojos en un coqueto moño o lazo.

Baño mensual

Lo más recomendable es bañar a tu yorkshire una vez cada mes, a menos, por supuesto, que se haya ensuciado de tierra o cualquier otra cosa parecida y requiera de una ducha antes.

Puedes bañarlo en una ponchera en el suelo, en el lavamanos o inclusive sobre una mesa de aseo. En los dos últimos casos te recomendamos estar muy atento, pues el perro podría asustarse con algo e intentar saltar, con las consecuencias que esto implicaría.

Empieza el baño después de haber cepillado correctamente el pelaje. Coloca dos bolas de algodón dentro de las orejas para evitar que las caiga agua, y empieza humedeciendo la cabeza con tu mano, sin que llegue a caer agua en los ojos o la nariz. Luego, moja el lomo y el resto del cuerpo. Has todo esto con agua tibia y utilizando movimientos suaves.

Toma un poco de champú en las palmas de tus manos y frota hasta crear espuma. Nunca debes usar un champú para humanos, solo uno para perros. Cuando se haya formado la espuma, aplica con movimiento circulares sobre todo el cuerpo de tu Yorkshire, teniendo mucho cuidado de que no le entre producto en los ojos. Si esto ocurre, aclara con agua de inmediato.

Deja actuar el champú durante dos minutos y luego enjuaga muy bien, frotando con suavidad todas las zonas del cuerpo hasta que el agua salga completamente limpia. Si lo deseas, puedes aplicar acondicionador después del champú. Sigue el mismo procedimiento, deja actuar 5 minutos y retira con agua. Con esto el pelaje de tu Yorkshire terrier quedará limpio y sedoso.

Secar y cepillar luego del baño

Después de un buen baño, es necesario secar muy bien el pelaje del perro. Para eso, en un primer momento es recomendable que dejes que se sacuda solo, pues expulsará gran parte del agua. Después de eso, es tu turno. Presiona con una toalla todo el cuerpo del animal para absorber la mayor cantidad de humedad posible, evita frotar para no enredar el pelo.

Si lo prefieres, también puedes utilizar un secador de cabello, siempre en la temperatura más baja y por lo menos a 20 centímetros de distancia del perro, cuidando no dejarlo durante mucho tiempo en cada zona para no quemar el pelo ni la piel. Si no te sientes seguro sobre el secador, una toalla bastará. Después de secar todo el pelo, cepilla al yorkshire de la manera que te explicamos más arriba.

Cortar el pelo del Yorkshire terrier

Al menos dos o tres veces al año, es recomendable que un profesional corte el pelo de tu yorkshire terrier. Además de esto, en casa puedes realizar algunos recortes de mantenimiento si te es imposible costear peluquería canina con mucha frecuencia. Existen 10 tipos de cortes para yorkshire, elige el que más vaya con su estilo.

Utiliza una tijera pequeña de punta roma, tanto para no lastimar a tu yorkshire como para evitar que cortes el pelo de manera inadecuada. Uno de los sitios que puedes cortar sin problema en casa es debajo de las patas, donde el exceso de pelo podría hacer que esta pequeña raza resbale al caminar.

Para cortar el pelo debajo de las patas, solo sujeta una a una con firmeza y corta el excedente. También puedes emparejar el pelo que crece debajo de la barbilla, para que el Yorkshire no lo mastique cuando come; has lo mismo con el flequillo sobre la cabeza, para que no se doble sobre los ojos, y en los alrededor del ano.

El pelo alrededor de las orejas, así como las hebras internas, también debe ser recortado cada cierto tiempo, cuando lo consideres necesario. De igual forma, recuerda que una buena alimentación, con pienso de calidad, y una hidratación adecuada son elementos cruciales para mantener el pelo de tu yorkshire terrier bonito y saludable.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del pelo del yorkshire terrier, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.