Cuidar un alaskan malamute en verano

Cuidar un alaskan malamute en verano

¿Sabías que el alaskan malamute es una de las razas más antiguas de perros de trineo? Esta raza es originaria de la zona ártica y de ella destacan principalmente su gran belleza, su gran fortaleza y capacidad de trabajo, por ello es que este tipo de perro fue elegido para realizar expediciones al círculo polar y rescate de heridos durante la Segunda Guerra Mundial.

Si bien se trata de un perro muy cercano al lobo y que apenas ha sido modificado desde sus orígenes, su temperamento es muy equilibrado, siendo un perro leal, cariñoso, juguetón y con un fuerte instinto de protección hacia los niños.

Es un perro comúnmente identificado por su denso y voluminoso pelaje, un pelaje que hace de este animal una mascota que necesita cuidados específicos. En este artículo de Experto Animal te mostramos cómo cuidar un alaskan malamute en verano.

El pelaje del alaskan malamute

El alaskan malamute ha acompañado desde sus orígenes a las tribus esquimales, en unas condiciones meteorológicas verdaderamente adversas, pero para las cuales este tipo de perro estaba específicamente preparado. ¿Cómo? Además de su robusta estructura, su mayor aliado en este gélido clima siempre ha sido su pelaje.

Otro perro que presenta estas características es el husky siberiano, que si bien es similar al alaskan malamute, presenta diversas diferencias respecto al mismo.

El alaskan malamute cuenta con dos capas de pelo:

  • Externa: Se caracteriza por ser una capa muy espesa y de textura áspera
  • Interna: Esta capa es menos densa y posee un tacto aceitoso y una textura similar a la lana

Su pelo alcanza una mayor longitud en el cuello, los hombros, la cola y el lomo. Otra característica genuina del pelaje del alaskan malamute, es que cuando este se moja, no se reduce su tamaño.

El alaskan malamute y el verano

En la zona mediterránea, durante el verano, se pueden llegar a alcanzar temperaturas que rondan aproximadamente los 38 grados centígrados, en ocasiones es mucho para nosotros, imagínate lo que puede suponer para un perro ártico... ¿Pero implica esto que no puedes tenerlo?

En absoluto, pero debes saber que no va a resultar agradable para tu perro, aunque con una tenencia responsable le brindarás los cuidados necesarios durante esta época del año y podrás lograr que tu perro mantenga un óptimo estado de salud y bienestar, aunque el entorno que se le presente sea completamente distinto al hábitat originario de la raza. Por esa razón es tan importante descubrir cómo cuidar un alaskan malamute en verano.

Cuidados que necesita el alaskan malamute durante el verano

¿Cómo cuidar a un alaskan malamute en verano para que las cálidas temperaturas sean lo más llevaderas posibles para él? A continuación te mostramos todo lo que debes tener en cuenta para brindarle la mejor atención a tu perro:

  • Debes evitar tener el perro al aire libre durante el día, por el contrario, debe permanecer las principales horas centrales dentro del hogar, pero esto no basta. Un alaskan malamute necesita de un sistema que le proporcione una buena temperatura, ya sea un ventilador, o aire acondicionado. Para lograr esta disminución de temperatura dentro del hogar procura ventilar por la noche y mantener las persianas bajadas en lo posible durante el día.
  • Tu perro necesita agua fresca constantemente. Este es un cuidado obvio para cualquier perro, pero especialmente importante para un alaskan malamute durante el verano. El agua debe ser un medio principal para permitir que su organismo no albergue más temperatura de la que suele soportar. Cámbiale el agua varias veces al día y a ser posible sírvele agua muy fresca, mezclando por ejemplo, agua a temperatura ambiente con agua que haya estado refrigerada en la nevera.
  • El cepillado del perro debe ser diario, ya que resultará muy importante poder eliminar todo el pelo muerto así como cualquier residuo que pudiera encontrarse en el pelaje.
  • Un perro de estas características necesita ejercicio físico diario, pero como propietario responsable, debes saber cuándo sacarlo para ejercitarse y sólo te quedan dos momentos disponibles durante el verano: las horas más frescas de la mañana y las horas más frescas de la noche.

Estando muy pendiente de tu perro durante el verano y procurándole todos los cuidados que te hemos mencionado anteriormente, podrás garantizar la salud de tu mascota, aunque ésta sea ártica y el clima sea extremadamente caluroso.

Permanece atento a un posible golpe de calor

Un alaskan malamute es muy susceptible a sufrir un golpe de calor, por eso es muy importante que permanezcas atento a tu perro durante el verano y que puedas advertir cuáles son los síntomas que caracterizan esta afección:

  • Temperatura corporal muy elevada
  • Coloración azulada en las mucosas
  • Dificultad respiratoria, jadeo y ritmo cardíaco acelerado
  • Salivación abundante
  • Falta de coordinación muscular, debilidad

Si observas estos síntomas en tu perro es importante que apliques los primeros auxilios para un golpe de calor y acudas de forma inmediata al veterinario si no mejora.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidar un alaskan malamute en verano, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados extra.