Dermatitis húmeda en perros - Síntomas, causas y tratamiento

Dermatitis húmeda en perros - Síntomas, causas y tratamiento

La dermatitis húmeda en perros se incluye entre las enfermedades cutáneas con supuración de pus. En concreto, es una inflamación de la piel con exudado y pérdida de pelo que puede agravarse si no se atiende a tiempo. Por eso debemos acudir al veterinario cuanto antes para asegurarnos de que se trata de este tipo de dermatitis e iniciar el tratamiento.

La dermatitis húmeda es un problema relativamente común, en especial en aquellas razas que disponen de una capa de pelo interno muy densa y durante la muda de pelo. En este artículo de ExpertoAnimal hablamos de la dermatitis húmeda en perros, síntomas, causas y tratamiento.

¿Qué es la dermatitis húmeda en perros?

Como avanzamos, la dermatitis húmeda aparece en cualquier lugar del cuerpo y es una inflamación en la piel de una zona localizada en la que también hay una pérdida de pelo. Además, se produce exudado. La lesión suele ser circular, pero puede crecer muy rápido, ya que lo normal es que el perro se muerda y se rasque en un intento de aliviar las molestias que esta dermatitis produce. Esto puede agravar el cuadro.

La dermatitis húmeda se conoce con otros nombres, como dermatitis piotraumática, mancha caliente o, en inglés, hot spot. Hay varias causas que pueden desembocar en la aparición de este tipo de dermatitis, como veremos en el siguiente apartado.

Imagen: www.ryah.ca

Causas de dermatitis húmeda en perros

Se sabe que las razas con una capa interna densa, como puede ser el collie o el pastor alemán, tienen mayor predisposición a sufrir una dermatitis húmeda, sobre todo en los meses más cálidos y húmedos, pues disminuye la ventilación del pelaje. No es raro detectar esta dermatitis justo al inicio de la muda de pelo, cuando el pelo muerto queda atrapado cerca de la piel.

La dermatitis húmeda puede aparecer también como complicación de algunas patologías que provocan picor, como las alergias cutáneas, la presencia de parásitos externos, por ejemplo pulgas o ácaros, el contacto con algún irritante, las infecciones de oído o de glándulas anales o, simplemente, cepillar al perro menos de lo que necesita.

El prurito lleva al perro a rascarse o a mordisquearse la zona afectada, de forma que se producen lesiones en las que crecen las bacterias y el resultado es este tipo de dermatitis. En general, cualquier factor que provoque picor y, en consecuencia, el rascado del perro puede acabar por generar la dermatitis húmeda.

Síntomas de dermatitis húmeda en perros

La dermatitis húmeda se aprecia como una lesión en la piel redondeada, sin pelo y perfectamente delimitada por un margen de piel y pelo que permanece normal. Miden aproximadamente de 2,5 a 10 cm. En la presentación típica también hay exudado, calor y eritema o enrojecimiento debido a la inflamación que se produce. Esta lesión aparece de forma repentina y puede extenderse en cuestión de horas. Además, suele ser dolorosa y presentarse más de una, a la vez, en distintas localizaciones.

En algunas ocasiones el exudado puede no aparecer si el perro no se muerde la zona, sino que solo se rasca. Pero las causas que generan la dermatitis húmeda y el resto de características serán iguales que cuando sí hay exudado. Por último, algunas dermatitis húmedas, llamadas también foliculitis piotraumáticas, pueden ser muy profundas. Los perros afectados llegan a tener fiebre. También puede haber pus y mal olor.

Diagnóstico de dermatitis húmeda en perros

La dermatitis húmeda produce una lesión característica que permite diagnosticarla por visualización directa. Para descubrir su causa el veterinario realizará un examen del animal, una anamnesis y las pruebas pertinentes. Por ejemplo, puede hacerse un raspado de la piel para saber qué bacterias están presentes y pautar así el antibiótico más efectivo contra ellas. Lo importante es acudir al veterinario lo antes posible para evitar que, debido al mordisqueo y al lamido del perro, la dermatitis se agrave y sea más complicado tratarla.

¿Cómo curar la dermatitis húmeda en perros? - Tratamiento

En primer lugar, hay que recortar el pelo que rodea la lesión y desinfectarla con algún producto antiséptico, como un champú de clorhexidina. Dependiendo de la extensión de la dermatitis y del dolor que experimente el perro, puede ser necesario sedarlo para poder realizar esta limpieza a fondo.

Tras la higienización, el veterinario prescribirá alguna solución astringente y antiséptica o una crema a base de antibiótico y corticoide. Suelen pautarse dos aplicaciones diarias durante unos 10-14 días. En algunos casos más graves, como en la dermatitis húmeda profunda, hay que pautar también un tratamiento antibiótico por vía oral.

Es probable que sea necesario utilizar un collar isabelino hasta que se cure la lesión para impedir que el perro acceda a ella. En las dermatitis húmedas más graves incluso puede barajarse la sedación del animal durante 1-2 días. De todas formas, si el picor que siente el perro es muy intenso, el veterinario también le puede recetar corticoides durante los primeros días.

Pero además de actuar directamente sobre la lesión para controlarla y calmar el dolor, hay que buscar su causa primaria y tratarla también. Por ejemplo, intensificando el cepillado si la dermatitis húmeda ha aparecido durante la muda p aplicando productos antiparasitarios de detectarse alguna pulga.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dermatitis húmeda en perros - Síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.
  • Rejas, Juan. 2003. Dermatología Clínica Veterinaria. http://dermatologiaveterinaria.unileon.es/