Desparasitación en gatos

Desparasitación en gatos

Los gatos son animales muy limpios, prestan mucha atención a su higiene pero eso no significa que estén protegidos frente a parásitos como las pulgas. Si tu gato sale al exterior o vive con otros animales es susceptible a padecerlos. Estos parásitos tanto internos como externos pueden afectar a nuestro gato y causarle enfermedades graves.

Por este motivo es fundamental desparasitar de forma regular a nuestra mascota. Sigue leyendo y descubre como puedes proteger a tu gato frente a los parásitos.

En este artículo de ExpertoAnimal descubrirás la importancia de desparasitar correctamente a tu gato. Es un elemento clave en la salud de nuestro gato y con el tratamiento adecuado podremos olvidarnos de estos problemas.

Desparasitación externa

Las pulgas y las garrapatas son los principales parásitos que pueden afectar a tu gato. Si sale con regularidad al exterior está más expuesto, pero aunque tu gato no salga de casa es conveniente protegerlo. Estos parásitos se pueden observar a simple vista y el gato se rascará más de lo habitual. Es importante limpiar las mantas o camas que utilice si observamos que tiene pulgas o garrapatas.

Existen varias formas de desparasitar de forma externa en el mercado y cada uno protege de diferente manera:

  • Pipetas: Se administra en la parte de atrás del cuello del gato, donde no puede lamerse. No es necesario extenderlo, protege al cabo de unos minutos todo el cuerpo. Sirve como tratamiento para eliminar los posibles parásitos existentes y como prevención. Según la marca, el tiempo entre dosis puede variar y suele presentarse en tres medidas o más según el peso del gato. Lo último son las pipetas que desparasitan tanto de forma externa como interna.
  • Champús: Se utilizan como tratamiento, eliminan una infestación pero no es útil como prevención.
  • Collares antiparasitarios: Evita que las pulgas se adhieran pero no protege durante mucho tiempo. Si tu gato no está acostumbrado a llevar collar puede ser un problema.
  • Pastillas: Los comprimidos se utilizan en casos especiales como cachorros muy pequeños o gatas gestantes.
  • Sprays: Los sprays se pulverizan sobre todo el cuerpo del animal. Su eficacia está entre las 2-4 semanas y se suele utilizar en gatos pequeños.

Elige el que más se adecue a las necesidades de tu gato. Pueden existir diferencias en la composición según las marcas pero la mayoría protegen de forma efectiva.

Desparasitación interna

Los parásitos internos afectan al sistema digestivo de los gatos, causando graves problemas si no se actúa. Los gusanos planos como la tenia y los gusanos redondos, suelen ser los más frecuentes en gatos y pueden desencadenar carencias severas. Además un gato con parásitos internos puede contagiar a otros y a si mismo a través de las heces.

Un análisis de heces revelará la presencia de tales parásitos.

Los métodos existentes en el mercado no previenen frente a estos parásitos, solo eliminan los ya existentes, por eso se los administraremos con mayor regularidad:

  • Pastillas: Es el método más utilizado, tu veterinario te indicará la más apropiada para tu gato. Puedes mezclarla con la comida para que la tome con más facilidad.
  • Inyecciones: En casos especiales tu veterinario puede administrarle vía sanguínea los fármacos.
  • Líquido: Vía oral, se le da con una jeringuilla sin aguja directamente en la boca.
  • Pipetas: Existen pipetas que desparasitan tanto de manera interna como externa.

¿Cuándo empiezo el tratamiento y con qué regularidad?

Desparasitación externa:

Debemos proteger a nuestro gato frente a los parásitos externos desde muy pequeños, habla con tu veterinario y elige el que mejor se adapte a tu gato. Puedes utilizar un spray en los primeros meses de vida y en la edad adulta utilizar pipetas.

Dependiendo del producto elegido el tiempo de protección puede variar. Si tu gato vive dentro de casa y no suele salir al exterior ni relacionarse con otros gatos puedes aplicarle una pipeta cada 3 meses. Si tu gato sale mucho y se relaciona con otros puedes acortar el tiempo entre dosis a 1,5 meses.

Desparasitación interna:

La primera toma será a las 6 semanas de vida. Si tu gato es un cachorro, tu veterinario te indicará el calendario de desparasitaciones y vacunas. Siempre se ha de desparasitar internamente al animal antes de cada vacunación.

Tu veterinario te informará de las dosis recomendadas para tu cachorro. Recuerda que en los primeros 3-4 meses de vida es cuando tu gato recibe las vacunas más importantes. Durante los primeros 6 meses se desparasitará mensualmente, después cada 3 meses es suficiente.

Si acabas de adoptar a un gato adulto puedes realizar tanto la desparasitación externa como interna en casa. Aunque sea un gato en apariencia sano debemos asegurarnos de que eliminamos cualquier parásito que pueda tener. Así no solo protegemos a los otros gatos de la casa sino también a los humanos puesto que hay enfermedades como la toxoplasmosis felina que pueden afectar al hombre.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Desparasitación en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.