Dieta para gatos obesos

Dieta para gatos obesos

Ofrecer una dieta específica a un gato que sufre obesidad es imprescindible para que pueda adelgazar apropiadamente y tener un peso adecuado según su constitución. Como muchos sabemos, la obesidad propicia la aparición de ciertas enfermedades y reduce su esperanza de vida, por lo que es muy importante actuar cuanto antes.

En este artículo de ExpertoAnimal te ofreceremos una dieta para gatos obesos que puedes realizar en tu casa, algunos consejos sobre su alimentación y otros detalles que te ayudarán a que tu gato recupere su forma física ideal.

Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber para que tu gato deje de sufrir obesidad:

Peligros de la obesidad felina

La obesidad en los gatos repercute muy negativamente en su salud. La diabetes y la hipertensión son graves enfermedades muy relacionadas con el sobrepeso. Ante ello, deberemos tomar una serie de medidas para en primer lugar frenar el aumento de peso en nuestro gato; para luego reducir dicho peso poniéndolo a dieta.

Lo primero que haremos será dejar solo durante un tiempo determinado el comedero del gato con el pienso. Pasado dicho tiempo lo vaciaremos. Lo mejor es acostumbrarle a pequeñas ingesta 3 o 4 veces al día.

Una buena medida para saciar al gato, y a la vez reducir su ingesta de pienso seco, será poner en remojo la ración de pienso media hora antes de servirlo. El pienso absorberá agua, se hinchará y aumentará de peso, volviéndose más saciante e hidratante a la vez.

Ejercicio para un gato con sobrepeso

Para motivar a nuestro gato para que realice ejercicio, deberemos usar la imaginación. En primer lugar adquiriremos o nos fabricaremos algunos juguetes que nuestro gato pueda "cazar".

Pero con el tiempo, y tras cazar cinco mil veces al falso ratón, es muy probable que su interés decrezca. Será entonces cuando sacaremos de nuestro arsenal el arma definitiva: una caña de pescar para gatos.

Dice el refrán:"La curiosidad mató al gato". Pues bien, en este caso la curiosidad puede salvarle la vida. El instinto cazador del gato se activará de inmediato e intentará atrapar la escurridiza caña. Correrá de izquierda a derecha, y saltará cuando se quede quieto a determinada altura. Cinco o diez minutos al día practicando este juego de caza y vuestro gato realizará un ejercicio muy sano.

También existen una serie de ejercicios pasivos para gatos obesos que le ayudarán a ejercitarse sin que apenas lo note, ¡apúntalos!

Adiós al aburrimiento

Una de las causas que provocan un exceso de ingesta alimenticia en vuestro gato será el aburrimiento. Jugar con él más tiempo del habitual será excelente; pero si no disponemos del tiempo preciso la mejor solución será adoptar un gato cachorro para hacerle compañía.

Al principio vuestra jugarreta le parecerá fatal, y durante un par de días el primer gato se mostrará ofendido y pensará que solo a él le ocurren estas desgracias. Pero el cachorro con sus ganas de jugar, su porfía a pesar de las muestras de rechazo, y su encanto natural, logrará ser aceptado y desde este instante ambos jugarán mucho. Es raro ver gatos obesos que vivan juntos. Lo habitual es observarlo en gatos que son mascota única.

Dietas con pienso light

En el mercado existen tipos de piensos bajos en calorías para gatos obesos. Estos piensos son efectivos, pero no deben proporcionarse durante mucho tiempo, ya que carecen del elemento omega y la epidermis y el pelaje de vuestro gato se resentiría.

Además cualquier tipo de dieta debe ser supervisada por el veterinario en función del estado del gato, su edad, y sus circunstancias (si está castrado, por ejemplo).

La razón es que el organismo del gato es más delicado que el humano o el canino, y su hígado ralentiza la metabolización de las toxinas. Un súbito descenso de las calorías ingeridas podría acarrear una lipidosis hepática.

Dieta casera sana

Una receta casera sana puede alternarse con el pienso seco o húmedo recetado por el veterinario. La composición deberás contrastarla con el veterinario y realizar las variaciones que él te proponga.

Ingredientes:

  • 500 gr de calabaza
  • 2 zanahorias
  • 100 gr de guisantes
  • 2 huevos
  • 100 gr de hígado de vaca
  • 100 gr de hígado de pollo
  • 200 gr de carne picada de ternera o ave

Preparación:

  1. Hervir juntos la calabaza, zanahorias, guisantes y los huevos bien lavados.
  2. Pasar levemente por una sartén antiadherente el hígado de vaca y los de pollo sin sal.
  3. Trocear en dados pequeños la calabaza, zanahorias y huevos pelados, colocándolo todo en un bol. Añadir los guisantes hervidos.
  4. Trocear en pequeños dados el hígado de ternera y los de pollo, añadiéndolo al bol.
  5. Añadir la carne picada cruda, o levemente pasada por la sartén antihaderente, en el bol y amasar mezclando bien todos los ingredientes. Una vez perfectamente amasada, la mezcla se fragmentará en porciones del tamaño de una albóndiga grande y cada bola se envolverá en film alimentario. Se guardará en el congelador y un par de veces por semana se le dará la albóndiga al gato tras descongelarla.

Se puede enriquecer la mezcla añadiendo una lata de atún al natural (sin aceite ni sal). De esta forma también el Omega 3 estará presente en la dieta. El hígado de ternera y el de pollo en menor medida contienen taurina, elemento imprescindible para la salud del gato.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para gatos obesos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.