Diferencias entre el bobtail y el bearded collie

Diferencias entre el bobtail y el bearded collie

Estos dos razas de perros son originarias de Reino Unido y en la antigüedad eran conocidas por ser excelentes pastores de ovejas. Ambas destacan por la docilidad y el buen temperamento de sus ejemplares. Al ser casi del mismo un tamaño y de un color parecido mucha gente las confunde, pero pueden distinguirse fácilmente si nos fijamos en algunos detalles.

En este artículo de ExpertoAnimal te explicamos las principales diferencias entre el bobtail y el bearded collie, para ayudarte a distinguirlos rápidamente, ¡incluso sin verlos!. Si quieres saber cómo, sigue leyendo.

El carácter del bearded collie y del bobtail

Como se ha comentado, ambos fueron perros pastores en sus inicios, acompañado a las ovejas en los pastos de las Islas Británicas. Por ello, sus ejemplares se fueron seleccionando buscando características que los hiciesen activos, obedientes, inteligentes, leales, fáciles de educar, resistentes a las condiciones climáticas adversas, y lo suficientemente osados para ahuyentar a los lobos, si se daba el caso.

Este hecho hace que las dos razas sean extremadamente dóciles, aunque valientes.

A pesar estas similitudes, el bobtail, también conocido como "antiguo pastor inglés", es un perro con un carácter más rústico que el bearded collie, aunque éste no es, ni de lejos, un perro delicado y con un carácter caprichoso como perros de otras razas.

El tamaño y el pelaje

Ambos son perros de tamaño mediano-grande, pero, aunque su altura es semejante, el bobtail es bastante más corpulento, hecho que acentúa su pelaje, más denso y menos lacio, que lo hace parecer todavía más robusto.

Aunque de un color similar, blanco con zonas grisáceas, el pelo del bearded collie es más liso que el del bobtail. Además, aunque es poco frecuente, pueden existir perros bearded collie de colores variados como gris, marrón o negro. Por su parte, el pelo del bobtail es blanco con regiones grises, que pueden presentar varias tonalidades, desde gris azulado a casi negro.

La cola

La cola es uno de los rasgos más útiles para distinguir ambas razas. Mientras que la cola del bearded collie es bastante larga, los ejemplares de la raza bobtail pueden nacer sin cola. De hecho, su nombre (bobtail), hace referencia a la ausencia de cola.

Por otra parte, tradicionalmente, cuando nacían con ella, se les amputaba, algo que, dicho sea de paso, además de ilegal, es contrario al bienestar animal. Descubre en ExpertoAnimal por qué nunca se debe cortar la cola o las orejas a los perros.

La cabeza

Fijarse en la cabeza es una de las maneras más sencillas de distinguir a los animales de estas razas: el pelo de la cabeza del bearded collie cae desde la parte superior de la frente creando una especie de "cejas" sobre los ojos, y forma una "barba" característica alrededor de la boca, haciendo honor a su nombre, que en castellano significa "collie barbudo".

Por otro lado, la cabeza del bobtail carece de estos rasgos que hemos mencionado y su pelo suele formar una especie de "flequillo" sobre los ojos, y, es una cabeza más redondeada y de aspecto más poderoso.

La forma de caminar

A pesar de que existen otras maneras más simples para distinguir un bobtail de un bearded collie, su forma de caminar es distinta, ya que, mientras los bearded collie caminan como el resto de los perros, los bobtail suelen hacerlo con un paso conocido como "ambladura", siendo este un rasgo insólito en los cánidos y muy típico de los Bobtail.

Para aquellos que desconozcan su significado, la ambladura es una forma de caminar a cuatro patas que consiste en apoyar a la vez las dos extremidades del mismo lado.

Esto, que es algo común en ciertas especies de animales, sobretodo africanas, como por ejemplo las jirafas, los elefantes o los camellos, resulta extremadamente extraño en los perros, como hemos comentado anteriormente.

EL ladrido

Aunque parezca mentira, también pueden distinguirse a distancia un bearded collie y un bobtail, e incluso sin verlos, prestando atención a sus ladridos.

El ladrido del bearded collie es del tono y la intensidad que cabría esperar en un perro de ese tamaño y esas características, mientras que el del bobtail tiene un sonido especial que lo hace inconfundible. A pesar de que no es fácil describir un sonido utilizando palabras, podría decirse que el ladrido del bobtail es fuerte, de un tono grave, y con un sonido áspero.

De todos modos, ni los perros bobtail ni los bearded collie son muy ladradores, al contrario, son más bien silenciosos y no suelen ladrar a no ser que detecten una amenaza seria y real en su territorio.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias entre el bobtail y el bearded collie, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.