Displasia de codo en perros - Síntomas y tratamiento

Displasia de codo en perros - Síntomas y tratamiento

Todos los perros son animales de compañía excepcionales pues el vínculo que el propietario puede llegar a tener con ellos y viceversa en numerosas ocasiones es indescriptible, tan bondadoso es este animal que no nos debe extrañar que haya sido considerado como el mejor amigo del hombre y que actualmente se utilice como medio terapéutico ante numerosos trastornos.

Existe una gran diversidad de perros y son muchas las personas que sienten una auténtica debilidad por los perros de gran tamaño, encontrando entre éstos razas tan hermosas como el pastor alemán, el golden retriever o el boyero de Berna.

No obstante en algunas ocasiones un gran tamaño predispone a nuestros amigos a sufrir diversas enfermedades, para que estés informado, en este artículo de Experto Animal te hablamos de los síntomas y tratamiento de la displasia de codo en perros.

¿Qué es la displasia de codo?

La displasia de codo en perros es una enfermedad que afecta a la articulación del codo (de forma unilateral o bilateral) y se origina durante la etapa de crecimiento.

El tejido óseo se altera y no se desarrolla de forma adecuada, primeramente se produce artritis, es decir, inflamación de la articulación, y finalmente se produce osteoartrosis, que consiste en un desgaste progresivo del tejido óseo y las estructuras que forman la articulación.

Se trata de una enfermedad de origen genético que se transmite de generación en generación, no obstante, para que aparezca también serán decisivos otros factores como el entorno medioambiental o la alimentación.

Los perros que sufren habitualmente esta enfermedad son aquellos que pertenecen a una raza de dimensiones grandes, podemos destacar las siguientes: mastín napolitano, rottweiler, san bernardo, labrador, golden retriever o pastor alemán.

Síntomas de la displasia de codo en perros

Al tratarse de una enfermedad que afecta al desarrollo y crecimiento del perro, los primeros síntomas se empiezan a observar entre los 4 y 5 meses de edad. Si un perro sufre displasia de codo lo manifestará del siguiente modo:

  • Cojera al iniciar el movimiento
  • Cojera tras el ejercicio prolongado
  • Intolerancia al ejercicio
  • Signos de dolor

Si observamos en nuestro cachorro algunos de los siguientes síntomas debemos acudir al veterinario sin demora. Es muy importante realizar un diagnóstico temprano de la displasia de codo, de este modo, se podrá instaurar un tratamiento lo antes posible, disminuyendo el dolor y conservando al máximo la funcionalidad de la articulación de nuestro perro.

Si el diagnóstico no se realiza a tiempo, la capacidad funcional del perro se verá afectada de por vida y esto supondrá una disminución progresiva en la calidad de vida de nuestra mascota.

¿Cómo se diagnostica la displasia de codo en perros?

Para diagnosticar la displasia de codo en perros, el veterinario se basará en la historia clínica del paciente, en los síntomas que éste presente y además realizará una exploración física completa para evaluar otros signos que pudieran indicar la presencia de esta enfermedad.

Obviamente también solicitará pruebas de diagnóstico por imagen, generalmente radiografías, no obstante, en algunas ocasiones la displasia de codo no se observa en la radiografía hasta que el perro no tiene 1 año de edad.

Tratamiento de la displasia de codo en perros

El tratamiento de la displasia de codo puede realizarse de diversas formas y obviamente lo preferible es utilizar el tratamiento menos invasivo, por lo tanto, como primera opción se puede recurrir a un complemento ortopédico que fije adecuadamente la articulación del codo, también es posible que el veterinario prescriba reposo para esperar a una resolución espontánea de la enfermedad o bien que administre analgésicos para reducir el dolor.

La cirugía se reserva para aquellos casos graves, pero se emplea habitualmente para tratar esta enfermedad.

La evolución de la enfermedad varía mucho dependiendo del grado de la lesión, aunque generalmente el pronóstico es muy favorable si la cirugía se ha practicado antes de que apareciera la osteoartritis y suele ser desfavorable si no se ha realizado ninguna intervención quirúrgica.

¿Podemos prevenir la displasia de codo en perros?

No siempre se puede prevenir esta enfermedad, pero sí está en nuestra mano adoptar diversas medidas higiénico dietéticas que reduzcan la posibilidad de que nuestro perro sufra displasia de codo, veamos a continuación cuáles son:

  • En perros predispuestos a esta enfermedad y con un desarrollo precoz debemos evitar los excesos de calcio, vitaminas y proteínas en la alimentación.
  • Es importante controlar genéticamente esta enfermedad y evitar que se reproduzcan aquellos ejemplares que la padecen.
  • Durante la etapa de crecimiento debemos procurar un ejercicio físico limitado, evitando todas aquellas prácticas con riesgo de traumatismos o que sean de gran impacto articular.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Displasia de codo en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades hereditarias.