Ebastina para perros - Dosis y usos

Ebastina para perros - Dosis y usos

La ebastina es un fármaco que se engloba dentro del numeroso grupo de los antihistamínicos. Estos medicamentos son de uso muy común en medicina humana y son muy utilizados para tratar los síntomas de la alergia. Por eso es habitual encontrarlos en los botiquines de muchos hogares y es fácil que algún cuidador decida administrarle ebastina a su perro si le parece que muestra síntomas similares a los suyos. Pero los antihistamínicos no funcionan igual en las personas que en los perros.

A continuación, en ExpertoAnimal, explicamos qué es la ebastina para perros, qué usos tiene en estos animales, cuál es la dosis recomendada y qué posibles efectos secundarios puede presentar.

¿Qué es la ebastina para perros?

Como decimos, la ebastina es un fármaco antihistamínico. En concreto, es un antihistamínico de los denominados de segunda generación, lo que quiere decir que presentan una acción más selectiva y menos riesgo de efectos secundarios adversos, como la somnolencia. El nombre antihistamínico se debe a su acción, ya que son medicamentos que controlan el efecto de la histamina en el organismo. Esta sustancia se relaciona con los típicos signos de alergia como picor o secreción ocular o nasal. Por eso, es muy habitual que las personas alérgicas recurran a los antihistamínicos nada más experimentan los primeros síntomas de la alergia, aunque puede tener otros usos como el tratamiento de úlceras gastrointestinales, el mareo causado por el movimiento, determinados vértigos o migrañas.

Sin embargo, el éxito de los antihistamínicos, que llevan décadas utilizándose y mejorándose en medicina humana, está comprobado en las personas, en los perros no resultan tan eficaces. En estos animales no suelen recetarse como primera opción y solo el veterinario puede valorar su utilidad. En conclusión, no hay que darle la ebastina que tenemos por casa a nuestro perro. La ebastina es tanto el principio activo como una de las marcas con las que esta se comercializa. Otras marcas de ebastina son Ebastel, Alastina o Bactil.

¿Para qué sirve la ebastina para perros?

En los perros los antihistamínicos también pueden utilizarse en los casos de alergia, pero su eficacia se considera moderada y dependiente de cada perro. Por ello, es posible que, si el veterinario decide prescribirnos antihistamínicos, tengamos que probar más de uno para encontrar el que le resulte más eficaz. Pueden administrarse para aliviar el picor leve que padecen los perros aquejados de atopía canina, ya que, cuando el prurito es intenso, no van a funcionar. En esos casos el veterinario recetará corticoides.

Para los perros atópicos los estudios han demostrado que los antihistamínicos que resultan más exitosos, siempre dentro de la eficacia moderada que presentan, son la clemastina, la combinación de clorfeniramina e hidroxicina y la oxatomida. La ebastina no se encuentra entre estos antihistamínicos, por este motivo no será el fármaco de elección.

Por último, se ha demostrado que se consiguen mejores resultados cuando se combinan los antihistamínicos seleccionados con ácidos grasos omega 3 y omega 6.

Dosis de ebastina para perros

La dosis viene determinada por el tamaño del perro, las veces que se administre el fármaco al día y el cuadro clínico que presente el animal, por eso se hace imprescindible la intervención del veterinario, ya que solo él puede decidir sobre estos aspectos. Es fundamental tener en cuenta que una inadecuada administración puede producir graves problemas en la salud del perro, por ello no debemos automedicar al animal ni alterar la dosis indicada por el especialista.

La ebastina la podemos encontrar a la venta en forma de comprimidos.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la ebastina en perros

Empezando por las contraindicaciones de la ebastina, los antihistamínicos deben administrarse con cuidado en los perros que presenten problemas hepáticos, determinados trastornos gastrointestinales, glaucoma, convulsiones o en aquellas perras que se encuentren en estado de gestación.

En cuanto a los efectos secundarios, en general, son fármacos seguros, siempre que los suministremos siguiendo la dosificación y la pauta de administración marcada por el veterinario. En pocos casos se dan reacciones adversas, que suelen ser somnolencia y problemas gastrointestinales. Con menor frecuencia puede aparecer descoordinación. Si nuestro perro sufre alguno de estos efectos adversos, hay que comunicárselo al veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ebastina para perros - Dosis y usos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Bibliografía
  • Bravo, Verónica, Martorell Ana María y González, José Luis. (2011). Opciones terapéuticas para la dermatitis atópica canina. Portal Veterinaria.