Compartir
Compartir en:

Educar un yorkshire agresivo

Valoración: 4,5 (43 votos)
1 comentario
63 veces compartido
 
Educar un yorkshire agresivo

Ficha del animal: Yorkshire terrier

El yorkshire terrier es un perro pequeño de fácil adiestramiento, no suele ser un perro agresivo. No obstante, si ha recibido una mala educación en sus primeros meses de vida o ha sufrido una experiencia traumática puede convertirse en un perro agresivo difícil de tratar.

Si has notado un cambio de carácter últimamente, conductas agresivas con otros perros o hacia ti es muy importante que empieces cuanto antes con un proceso de educación para evitar que los problemas vayan a más y sea imposible de tratar.

En este artículo de ExpertoAnimal descubrirás cómo educar un yorkshire agresivo y los pasos que debes seguir para lograr una estabilidad en tu rutina diaria. ¡Empieza a disfrutar de un yorkshire sereno y estable ya!

También te puede interesar: Consejos para educar a un yorkshire

Causas de la agresividad en los perros

Por lo general cuando observamos a un perro ladrar, gruñir o morder a cualquier persona o animal decimos que es "un perro agresivo". No obstante, son situaciones muy distintas que tienen su particular significado y que se pueden desencadenar por motivos muy particulares y distintos.

Durante las primeras etapas de vida de un perro es imprescindible practicar la socialización. Se trata de un proceso en el que nuestro perro aprende a relacionarse con las personas, con otros perros y con los objetos que le rodean. Cuando lleva a cabo contactos positivos de forma repetida, nuestro perro comprende cómo actuar y desenvolverse en las situaciones diarias que le rodean.

No obstante, y a pesar de haber recibido una buena socialización, algunos perros empiezan a mostrar conductas "agresivas". Las causas pueden ser muy diversas:

  • Miedo
  • Traumas
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Mala socialización
  • Problemas de salud
  • Sexualidad
  • Etc.

También es importante tener en cuenta el pasado del yorkshire terrier: en sus inicios fue utilizado como perro cazador para matar y ahuyentar las ratas de las casas de los mineros. Aunque no lo parezca, las ratas pueden ser muy agresivas, por ese motivo observamos conductas muy valientes en el yorkshire terrier, son rasgos que aún permanecen en su carácter.

Finalmente añadir que la educación que le proporcionemos es otro de los factores que pueden influir en la aparición de conductas agresivas en el yorkshire terrier. Un exceso de sobreprotección o acceder a sus deseos constantemente son los motivos más habituales.

Cachorro de yorkshire agresivo

Si tu cachorro de yorkshire terrier está empezando a mostrar conductas agresivas últimamente debes ponerte las pilas para evitar que esta situación empeore. Aunque la mayoría de perros son reeducables, lo cierto es que un cambio de conducta en el cachorro tiene más probabilidades de éxito que en un adulto. No obstante, no te preocupes si tu perro yorkshire es adulto, si trabajamos de forma adecuada podemos reorientar su comportamiento.

Sigue leyendo para descubrir cuál es el problema que afecta a tu yorkshire terrier y descubre algunos consejos básicos que pueden ayudarte:

El yorkshire es agresivo con otros perros

El yorkshire terrier a pesar de su pequeño tamaño es un perro curioso y muy valiente. Para tratar adecuadamente el problema deberás ser muy observador y analizar que problema de conducta sufre tu perro:

  • Estrés y ansiedad: La vida en una perrera o el incumplimiento de las cinco libertades del bienestar animal pueden hacer que tu yorkshire se sienta inseguro, estresado y con mucha ansiedad. En estas condiciones un perro no puede ser entrenado así como tampoco puede relacionarse correctamente con otros perros. Debes propiciar un entorno tranquilo, estable y feliz al menos durante 30 días antes de pensar siquiera en su reeducación.
  • Miedo: Si tu perro ha sufrido una experiencia negativa con otro can, es probable que ladre o se muestre agresivo por miedo. En estos casos será imprescindible no forzar nunca a nuestro yorkshire a interactuar si no lo desea, debemos dejarle espacio para que él mismo empiece a relacionarse. Puedes propiciar esta situación quedando con perros muy sociables y paseando juntos a una distancia razonable para evitar cualquier conflicto.
  • Falta de socialización: Como hemos comentado, la socialización es fundamental para que los perros puedan relacionarse bien con otros. Si tu perro no sabe que debe dejar de jugar cuando le gruñen o cómo es la jerarquía natural dentro de una manada es probable que surjan conflictos y problemas. Descubre cómo socializar un perro adulto.
  • Sexualidad: Algunos perros pueden tener conductas "dominantes" con otros si no están castrados. Además de muchas otras ventajas (en las que incluimos un menor riesgo de la aparición de ciertas enfermedades), la esterilización de las mascotas nos permitirá disfrutar del juego entre ejemplares del mismo sexo una vez finalizada la adaptación.
  • Reactividad: No todos los perros que reaccionan con otros perros ladrando son agresivos y tienen intención de "atacar". De echo, algunos de ellos se muestran totalmente felices y sociables cuando se les presenta adecuadamente. Un perro "reactivo" es aquél que reacciona ante la presencia de otros por hábito ya que lleva mucho tiempo repitiendo esta conducta.

El yorkshire es agresivo con las personas

Este es un problema mucho más complicado de tratar y solucionar. Anuque un yorkshire no tiene excesiva fuerza y no es capaz de hacernos mucho daño, una actitud agresiva hacia nosotros es muy perjudicial y preocupante si hay niños de por medio. Prestaremos especial atención a algunos casos:

  • Protección de recursos: El perro gruñe o muerde cuando nos acercamos a la comida, a sus juguetes o a su cama. Es muy importante no castigar o reñir al perro que está mostrando esta conducta ya que puede empeorar mucho esta situación. Debemos practicar con él mucha obediencia así como ofrecerle de nuestra propia mano el alimento para que entienda que somos nosotros quienes le ofrecemos los recursos que él dispone.
  • Miedo: Las experiencias negativas que tu perro haya tenido con las personas pueden convertirse en agresividad ya sea con conocidos o con extraños. Es un problema muy grave que debe tratarse adecuadamente y poco a poco haciéndole sentir confianza y confort.
  • Defensa ante el maltrato: Si has agredido a tu perro y éste te ha mordido debes saber que tu conducta es totalmente reprochable. No debes pegar a tu perro, jamás.
  • Perros adiestrados para el ataque: Muchos perros que han sido adiestrados en defensa y ataque por personas inexpertas pueden llegar a desarrollar conductas muy negativas y difíciles de tratar. Aunque este es un caso poco habitual entre yorkshires puede ocurrir.
  • Ataque redirigido: En ocasiones tu perro puede estar ladrando de forma enérgica a otro y de pronto, ¡te muerde a ti! Eso sucede de forma espontánea por que el perro está tremendamente afectado y ansioso y ha mordido tu pierna por que estaba ahí. Evita estas situaciones.

Pasos a seguir para tratar la agresividad

Para empezar debes ser capaz de identificar qué causa la agresividad en tu perro y cuál es el problema que realmente sufre. Aquí te hemos mostrado algunos de ellos pero existen muchos más. Para saber identificar esta situación de forma adecuada debemos acudir a un etólogo o a un educador canino, especialistas en el comportamiento animal. Solamente ellos son capaces de ofrecerte un diagnóstico y unas pautas para que trabajes con tu mascota.

No obstante y mientras esperas a contactar con el profesional, puedes empezar a tratar los problemas que sufre tu perro de forma general siguiendo estos consejos básicos:

  • Entorno tranquilo y estable: Será básico para empezar a preparar el terreno. Tu perro debe formar parte de una familia relajada y tranquila para que él corresponda y sea tranquilo también. Recuerda que los perros aprenden de sus familias.
  • Evitar las riñas: Un perro con problemas de ansiedad o estrés graves no debe ser reñido en ningún caso. Debes propiciar la conducta deseada desde el refuerzo positivo siempre.
  • Practica obediencia canina: Sesiones de entre 10 y 15 minutos diarias serán suficientes para que tu perro empiece a habituarse a recibir órdenes y a cumplirlas. No olvides los premios, las golosinas y caricias cada vez que lo haga bien. Debes asumir una actitud muy positiva y serena que el perro pueda sentir como agradable. Estos hábitos te ayudarán a mantener su seguridad y a cumplir los siguientes objetivos.
  • Evita situaciones de estrés: Si tu perro sufre graves problemas de estrés será fundamental evitar aquellas situaciones en las que pueda sentirse violento. Elige paseos a primera o ultima hora si te encuentras en la ciudad para que pueda disfrutar del paseo.
  • Paseos adecuados: Debes pasear con tu perro al menos 90 minutos diarios repartidos entre dos y tres paseos completos. Así mismo debes analizar algunos errores comunes del paseo y evitarlos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Educar un yorkshire agresivo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Educar un yorkshire agresivo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
tere
Informacon yorkshire
ExpertoAnimal
¡Hola Tere! Aquí tienes toda la información sobre el Yorkshire: http://www.expertoanimal.com/razas-de-perros/yorkshire-terrier.html. ¡Un saludo!

Educar un yorkshire agresivo
1 de 5
Educar un yorkshire agresivo