El búho como mascota

El búho como mascota

El ser humano siempre ha estado en contacto con el reino animal y si bien es cierto que la sociedad actual dista mucho de los tiempos de antaño, los hombres no podemos desvincularnos de la naturaleza ni de los animales, buena muestra de ello son todas aquellas personas que deciden compartir su hogar con un animal.

No obstante, el mundo de los animales de compañía ya no queda reducido a perros y a gatos (aunque ellos son las mascotas por excelencia) sino que acogemos en nuestro hogar a numerosos animales de características muy dispares, como ratones, tortugas, serpientes, hurones, chinchillas... Y un largo etcétera.

Cada vez son más los animales que pueden considerarse compañeros de hogar, ¿Pero todo vale? En este artículo de ExpertoAnimal te hablamos de el búho como mascota.

La naturaleza del búho

Su cabeza en forma de corazón y sus grandes y penetrantes ojos hacen del búho un animal enigmático, misterioso y que nos hechiza con gran facilidad, no obstante, debemos hablar de su naturaleza para evaluar si es apto como mascota.

Existen más de 200 especies de búhos y habitan en todas las regiones de nuestro planeta excepto en la Antártida, a pesar de su gran variedad, los búhos poseen características comunes que deben ser mencionadas.

El búho es un animal de naturaleza nocturna y es durante la noche cuando podemos verle activo, siendo un animal que difícilmente podremos apreciar de forma completa durante el día. Precisamente por esta peculiar característica el búho posee un sentido de la vista muy desarrollado, siendo su visión nocturna óptima, del mismo modo, el sentido del oído también es extraordinario.

Se trata de un animal solitario y muy territorial, un depredador que posee un vuelo rápido junto a unas garras y un pico muy fuertes, lo que le sirve como ayuda para cazar a sus presas, que son mamíferos, reptiles, pájaros e insectos.

Si estás pensando en acoger a un búho como mascota...

La siguiente afirmación es innegable: el búho es un animal salvaje y el cautiverio no está hecho para él, no obstante, si te estás planteando la opción de acoger a un búho como mascota es importante que antes conozcas la siguiente información:

  • El cuidado de un búho requiere de una persona con experiencia en el manejo de estas aves, no es un animal que admita experimentaciones en su mantenimiento.
  • Los búhos no se adaptan bien a los cambios, esto quiere decir que es una mascota que nos dificultará enormemente el simple hecho de salir de vacaciones. No admitirán que los dejemos al cuidado de otras personas, lo que supone que nos deberán acompañar.
  • Este animal necesita ejercicios diarios de vuelo y debemos tener el suficiente espacio, tiempo y dedicación para poder procurárselos.
  • Alimentar a un búho requiere tener en nuestro hogar animales enteros y muertos, lo que no sólo supone su adquisición, sino su posterior conservación en nuestro hogar, por ejemplo, en el congelador. El búho puede vomitar las vísceras del animal, lo que implicaría que previamente nosotros debemos retirarlas.
  • Es muy importante aclarar que es un ave silvestre de presa, es decir, su comportamiento es agresivo y eso no va a cambiar.
  • En época de apareamiento el búho realiza continuas llamadas nocturnas que impedirán el descanso de cualquier habitante del hogar.

Estos aspectos nos indican claramente que el búho no debería ser considerado un animal de compañía, no obstante, aún podemos exponer una mayor información al respecto.

El búho, una responsabilidad para toda la vida

Un búho de tamaño pequeño puede vivir más de 20 años pero un búho de gran tamaño puede incluso llegar a vivir 50 años, debemos pensar que la larga vida de este animal es sinónimo de la larga responsabilidad que aceptamos.

Además, un búho criado en cautividad no puede posteriormente dejarse en libertad, ya que no sobreviviría en un entorno que le resultaría completamente desconocido e incluso tendría gran dificultad para poder alimentarse.

Existe la posibilidad de acoger a un búho como mascota, no obstante, no es algo que se recomiende y cualquier amante de los animales debería descartar esta posibilidad. No enjaules a un animal que necesita libertad, el búho no está echo para vivir triste y encerrado.

¿Te apasiona el mundo de las aves?

Un búho como mascota no es una buena idea ni la opción más sensata. Muchos aficionados a los pájaros acaban provocando que aves silvestres mueran de tristeza en entornos que no son los adecuados como sucede en la cara oculta del silvestrismo.

No obstante, si te apasionan las rapaces no dudes en visitar cómo iniciarse en la cetrería, aunque también puedes leerte nuestro artículo sobre el guacamayo como mascota si lo que buscas es un pájaro de grandes dimensiones.

Si deseas leer más artículos parecidos a El búho como mascota, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.