Compartir

El cerdo vietnamita como mascota

Por Olga Gallego, Editora de ExpertoAnimal. Actualizado: 7 diciembre 2017
El cerdo vietnamita como mascota

Aunque pueda parecer extraño, cada vez es más común tener cerdos como animales de compañía. Allá por la década de los 80, el cerdo vietnamita empezó a coger popularidad en Estados Unidos aunque fuera un animal de granja, gracias a la aparición que hizo el famoso George Clooney con su cerdito Max. Desde entonces y cada vez con más frecuencia, en el resto del mundo se considera como mascotas a estos cerdos provenientes de la zona del Vietnam.

Por sus carácter cariñoso, curioso y juguetón, estos cerditos cada vez tienen más adeptos. Además, son unos animales muy inteligentes si se les educa correctamente, y no necesitan muchos cuidados en general. Todas estas características sumadas a su tamaño y gracioso aspecto, hacen que esta raza de cerdos enanos sea una de las más demandadas para adoptar. Si tienes pensado acoger a un cerdo vietnamita como mascota, no te pierdas este artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: El cerdo como mascota

La naturaleza del cerdo vietnamita en el ámbito doméstico

Los cerdos vietnamitas son animales exóticos y no domésticos, pero podemos conseguir que sean nuestras queridas mascotas si los conocemos bien y sabemos educarlos desde un principio.

Después de las 4 semanas de vida, las crías de cerdos vietnamitas son separados de sus madres, y es cuando tienen que empezar a descubrir sus sentidos: reconocer el olor de las personas y sentirlo como familiar, dejar la lactancia y acostumbrarse a comer alimentos sólidos, y no tener miedo en presencia de los humanos u otras mascotas domésticas.

Estos animales son muy cariñosos, obedientes, juguetones e inteligentes, pero hay que saber tratarlos y conocerlos, ya que sin un buen adiestramiento, estos animales pueden llegar a ser muy tozudos y volverse algo destructivos. Los machos suelen ser más juguetones pero las hembras son más inteligentes, así que si les educamos bien, con un poco de atención, cariño y paciencia, estos cerditos pueden llegar a comer de nuestra mano, a dejarse acariciar y bañarse, o incluso, a salir a pasear con su correa como si de unos perros se tratase.

Es importante saber que les encantan explorar lugares nuevos, estar en libertad y tener compañía, sobretodo si son congéneres suyos, aunque también son felices con otros perros o animales de compañía. En cambio, odian que se les levante del suelo o que se les de la vuelta y se queden con las patas hacia arriba, ya que esto les hace sentir incómodos e inseguros, y seguramente acaben chillando o haciendo sonidos muy fuertes para mostrar su disconformidad.

Si adoptas un cerdo vietnamita, descubrirás que emiten un sonido diferente para cada ocasión (de agradecimiento, alegría, placer, dolor, etc...), pero también chillan cuando algo no les gusta, o cuando sienten una fuerte presión en su cuerpo (como un abrazo), debido a su instinto de avisar a la madre de que están ahí y así evitar que los aplasten.

El cerdo vietnamita como mascota - La naturaleza del cerdo vietnamita en el ámbito doméstico

Características físicas del cerdo vietnamita

El cerdo vietnamita es la raza más habitual de todas las razas de cerdos enanos. Proviene del continente asiático y tiene una esperanza de vida de unos 15 a 20 años aproximadamente.

Miden entre 40 y 50 centímetros a la cruz y suelen pesar entre 35 y 60 kilogramos. Su fisonomía es muy parecida a la mayoría de los cerdos, solo que son más pequeños, pero aún así tienen la cabeza y el cuerpo grandes, y las extremidades y la cola cortas. Lo más frecuente es que su pelaje sea de color gris, negro o marrón, aunque algunos incluso pueden llegar a tener manchas blancas.

Estos cerdos alcanzan la pubertad a los 3 meses y no paran de crecer hasta los 3 años de edad.

El cerdo vietnamita como mascota - Características físicas del cerdo vietnamita

Alimentación y cuidados del cerdo vietnamita

Alimentación

Al igual que el resto de razas, los cerdos vietnamitas son omnívoros así que pueden comer de todo, pero es recomendable que tengan una dieta rica en frutas y verduras y que no se alimenten de pienso para cerdos comunes, ya que este alimento está pensado para cebarlos y sólo hará que nuestro cerdito engorde y acabe teniendo problemas de sobrepeso, con todo lo que eso conlleva para su salud y bienestar físico. A diferencia de Estados Unidos, en Europa no existe un pienso formulado especialmente para cerdos enanos, pero si existen unos compuestos de cereales que son los más adecuados para su nutrición. Y por supuesto, deben disponer de agua fresca y limpia de manera ilimitada.

Cuidados

Al contrario de lo que se suele pensar, los cerdos vietnamitas no desprenden malos olores, porque no sudan y nunca entran en contacto con sus heces como se cree, sino que hacen sus necesidades cuidadosamente en un arenero como los gatos. Además, si su zona donde come o duerme está cerca del arenero, estos animalitos se negarán a comer o dormir ahí, porque los cerdos vietnamitas son animales muy limpios, a pesar de la mala fama que tienen.

Es recomendable darles un baño cada 2 ó 3 meses porque mejora la salud de su piel y su pelaje, aunque únicamente pierden pelo durante la muda, que son 1 ó 2 veces al año. Sobre todo en verano, lo ideal sería que tuvieran una especie de estanque o piscina hinchable donde puedan refrescarse, y un lugar con sombra al aire libre para que puedan regular su temperatura corporal, porque como hemos dicho antes, los cerdos vietnamitas no sudan y su temperatura ideal es de entre 18 y 23º C. No necesitan mucho cuidados especiales, pero sí es necesario ponerles algunas vacunas parecidas a las de los perros cada cierto tiempo.

Estos animales son muy susceptibles al estrés, al frío y al calor intensos, y a las enfermedades del corazón, por lo que si queremos tener un cerdo vietnamita como mascota, tenemos que saber que necesitamos bastante tiempo para dedicarles y poner atención a su educación, porque hay que adiestrarles como si de un perro cachorro se tratara, y además, necesitan hacer ejercicio y dar largos paseos a diario, por lo que es recomendable no tenerlos en pisos o casas pequeños o sin jardín.

Un dato curioso que cabe destacar es que este es uno de los animales con más tasa de abandono que hay, ya que cuando son pequeños caben en una mano y necesitan muy pocos cuidados, pero a medida que van creciendo, estos cerdo enanos aumentan muchísimo de tamaño y necesitan mucho más espacio. Así que si no estás dispuesto a perder el tiempo cuidándoles, adiestrándoles y dándoles todo lo que necesitan, mejor no tengas este tipo de mascota en casa.

El cerdo vietnamita como mascota - Alimentación y cuidados del cerdo vietnamita

¿Quieres saber más sobre el cerdo vietnamita?

Si estás planteándote acoger a un cerdo vietnamita como mascota, te recomendamos que consultes los siguientes artículos, ya que contienen mucha información específica que te resultará de gran interés y utilidad:

El cerdo vietnamita como mascota - ¿Quieres saber más sobre el cerdo vietnamita?

Si deseas leer más artículos parecidos a El cerdo vietnamita como mascota, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Escribir comentario sobre El cerdo vietnamita como mascota

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

El cerdo vietnamita como mascota
1 de 5
El cerdo vietnamita como mascota

Volver arriba