El kong para tratar la ansiedad por separación

El kong para tratar la ansiedad por separación

Son muchos los perros que sufren ansiedad por separación cuando sus dueños les dejan solos en el hogar. En ocasiones hablamos de ladridos interminables, de perros que orinan e incluso de perros que destrozan el hogar entero por la gran ansiedad que padecen.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a trabajar el kong para la ansiedad por separación.

Aunque eso sí, recuerda que para un resultado efectivo y para que tu perro deje de sufrir este problema deberás acudir a un etólogo o profesional debidamente titulado.

Por qué es efectivo el uso del kong en la ansiedad por separación

A diferencia de otros juguetes que encontramos en el mercado el kong es el único que garantiza la seguridad de nuestra mascota ya que es imposible de ser ingerido y tampoco es posible romperlo (los encontramos de distintas fuerzas).

La ansiedad por separación es un proceso muy complicado que suelen sufrir perros recién adoptados a los que les cuesta habituarse a su nuevo estilo de vida. Estos perros suelen entristecerse ante la marcha de sus propietarios y actúan de una forma no adecuada con la esperanza de que ellos vuelvan: muebles rotos, orines y lloros son algunos de los comportamientos típicos.

Los perros encuentran en el kong una forma de relajarse y disfrutar del momento, una herramienta muy útil en estos casos. Sigue leyendo para saber cómo debes utilizarlo.

Cómo debes utilizar el kong para la ansiedad por separación

Para empezar deberás informarte para saber cómo funciona el kong: se trata de un juguete que debes rellenar de comida ya sean barritas, paté y porciones de pienso, en la variedad encontrarás la motivación para tu perro.

Para paliar la ansiedad por separación empezarás durante 4-7 días utilizando el kong cuando tu te encuentres en el hogar, de esta forma el perro lo percibirá de una forma positiva y en un momento de relajación.

Una vez el perro ya comprenda el funcionamiento del kong y lo asocie de forma divertida y relajada ya podrás empezar a dejárselo de forma habitual cuando te marches de casa. Deberás seguir utilizando el kong en ocasiones cuando tu te encuentres presente.

Siguiendo estas pautas tu perro empezará a relajarse cuando tu no te estés en casa disminuyendo así su ansiedad por separación.

Qué debes hacer si el kong no alivia la ansiedad por separación

La ansiedad por separación es un problema que genera estrés en nuestra mascota. Por este motivo si con el uso del kong no logramos que la situación mejore deberemos pensar en acudir a un especialista etólogo o a un educador canino.

De la misma forma en la que llevaríamos a nuestro hijo al psicólogo si tuviera un problema mental o de ansiedad debemos hacerlo en nuestra mascota. Aliviar su estrés repercutirá en un perro sano, feliz y tranquilo.

Si deseas leer más artículos parecidos a El kong para tratar la ansiedad por separación, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.