menu
Compartir

¿El megalodón existe?

Por Nick A. Romero H., Biólogo y educador ambiental. 21 abril 2021
¿El megalodón existe?

Ver fichas de Tiburones

En general, el reino animal causa fascinación a las personas, sin embargo, los animales que se describen con tamaños de grandes dimensiones tienden a llamar aún más nuestra atención. Algunas de estas especies de inusual tamaño viven en la actualidad, mientras que otras se conocen por el registro fósil e incluso varias son parte de las leyendas que a través del tiempo se han contado. Uno de esos animales descritos es el megalodón, el cual ha sido relatado como un tiburón de proporciones tremendas. Tanto es así, que ha sido considerado como el pez más grande que ha existido en la tierra, lo que convertiría a este animal en un mega depredador de los océanos.

¿Te interesa conocer más sobre este supercarnívoro? Entonces te invitamos a seguir leyendo este artículo de Expertoanimal para que así puedas dilucidar la incógnita, ¿el megalodón existe?

También te puede interesar: ¿El Kraken existe?

¿Cómo era el megalodón?

El megalodón lleva por nombre científico Carcharocles megalodon y, aunque anteriormente poseía otra clasificación, en la actualidad existe un amplio consenso que indica que corresponde al orden de los Lamniformes (al cual también pertenece el tiburón blanco), a la familia extinta Otodontidae y al género igualmente extinto de los Carcharocles.

Durante mucho tiempo, diversos estudios científicos, basándose en las estimaciones por los restos encontrados, propusieron que este gran tiburón pudo haber tenido diferentes dimensiones. En este sentido, se consideró que el megalodón media unos 30 metros de longitud pero, ¿es este el tamaño real del megalodón? Con el avance de los métodos científicos para el estudio de restos fósiles, posteriormente estas estimaciones se descartaron y en la actualidad se ha establecido que el megalodón realmente tuvo una longitud aproximada de 16 metros, llegando a medir la cabeza cerca de 4 metros o un poco más, con la presencia de una aleta dorsal que sobrepasaba los 1,5 metros y la cola de casi 4 metros de alto. Sin duda, estas dimensiones son de proporciones importantes para un pez, de manera que sí puede ser considerado el mayor de su grupo.

Algunos hallazgos han permitido establecer que el megalodón tenía una gran mandíbula que correspondía con su gran tamaño, la cual estaba conformada por cuatro grupos de dientes: anteriores, intermedios, laterales y posteriores. Un solo diente de este tiburón ha llegado a medir hasta 168 mm. En general, son estructuras dentales grandes, triangulares, con presencia de delgadas estrías en los bordes y la cara lingual con forma convexa, mientras que la labial va de ligeramente convexa a plana y el cuello dental tiene forma de V. Los dientes anteriores tienden a mayor simetría y tamaño, mientras que los laterales posteriores presentan menor simetría. También, a medida que se avanza hacia la zona posterior de la mandíbula, existe un ligero aumento en la línea media de estas estructuras, pero luego va disminuyendo hasta el último diente.

En la imagen podemos observar un diente de megalodón (izquierda) y otro de tiburón blanco (derecha). Estas son las únicas fotos reales del megalodón que disponemos.

Conoce los distintos tipos de tiburones que existen actualmente en este otro artículo.

¿El megalodón existe? - ¿Cómo era el megalodón?

¿Cuándo se extinguió el megalodón?

La evidencia encontrada sugiere que este tiburón vivió desde el Mioceno hasta finales del Plioceno, de modo que el megalodón se extinguió hace unos 2,5 o 3 millones de años atrás. Esta especie tuvo un amplio rango de distribución en prácticamente todos los océanos y se movilizaba con facilidad desde aguas costeras hasta zonas profundas, teniendo preferencia por aguas subtropicales a templadas.

Se estima que diversos eventos geológicos y ambientales contribuyeron con la extinción del megalodón. Uno de estos eventos fue la formación del istmo de Panamá, lo que trajo consigo el cierre de la conexión entre los océanos Pacífico y Atlántico, trayendo importantes trasformaciones en las corrientes oceánicas, las temperaturas y la distribución de la fauna marítima, aspectos que muy posiblemente afectaron de manera importante a la especie en cuestión. El descenso de las temperaturas oceánicas, el inicio de una era de glaciación y la disminución de especies que eran presas importantes para su alimentación, sin duda fueron determinantes e impidieron que el megalodón se continuara desarrollando en los hábitats conquistados.

En este otro artículo hablamos más detalladamente sobre Por qué se extinguió el megalodón.

¿El tiburón megalodón existe todavía?

Los océanos son ecosistemas con una gran vastedad, de modo que ni siquiera todo el adelanto científico y tecnológico disponible en la actualidad permite conocer en su totalidad la abundancia de vida en los hábitats marinos. Esto ha traído como consecuencia que muchas veces surjan especulaciones o historias colectivas sobre la existencia actual de ciertas especies particulares, y el megalodón es una de ellas. Según ciertas creencias este gran tiburón podría habitar espacios no conocidos por los científicos, por lo que se ubicaría en profundidades inexploradas todavía. Sin embargo, en general para la ciencia, la especie Carcharocles megalodon se encuentra extinta, ya que no hay evidencia de la presencia de individuos vivos, lo cual sería la forma de confirmar su posible extinción o no.

En general, se piensa que si este tiburón aún existiera y estuviera fuera del radar de los estudios oceánicos, seguramente presentaría cambios importantes, puesto que debió haberse adaptado a las nuevas condiciones que surgieron posteriormente a las transformaciones en los ecosistemas marinos.

Pruebas de que el megalodón existió

El registro fósil es fundamental para poder precisar qué especies han existido en la historia evolutiva de la tierra. En este sentido, se cuenta con cierto registro de restos fósiles que corresponde al tiburón megalodón, principalmente diversas estructuras dentales, restos de la mandíbula y también restos parciales de las vértebras. Es importante recordar que este tipo de peces está constituido principalmente por material cartilaginoso, de modo que con el paso de los años, y estando bajo el agua con altas concentraciones de salinidad, es más difícil que sus restos se preserven de forma completa.

Los restos fósiles del megalodón han sido ubicados principalmente en el sureste de los Estados Unidos, Panamá, Puerto Rico, Granadinas, Cuba, Jamaica, Islas Canarias, África, Malta, India, Australia, Nueva Zelanda y Japón, lo que demuestra que tuvo una existencia altamente cosmopolita.

La extinción también es un proceso natural dentro de la dinámica terrestre y la desaparición del megalodón es uno de estos hechos, pues el ser humano aún no había evolucionado para cuando este gran pez conquistaba los océanos del mundo. En caso de haber coincidido, seguramente hubiese sido un terrible problema para los humanos, pues, con esas dimensiones y voracidad, quién sabe cómo hubiese sido su comportamiento con las embarcaciones que podrían haber transitado esos espacios marítimos.

El megalodón ha trascendido a la literatura científica y, dada la fascinación que ha causado, también se le ha considerado en el cine y en cuentos, aunque con una alta carga de ficción. Finalmente, está claro y demostrado científicamente que este tiburón pobló muchos de los espacios marinos de la tierra, pero el megalodón no existe hoy en día dado que, como hemos mencionado, no hay evidencia científica de ello. No obstante, esto no significa que nuevas investigaciones no puedan hallarla.

¿El megalodón existe? - ¿El tiburón megalodón existe todavía?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿El megalodón existe?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Bruner, J. (1997). El tiburón megadiente, Carcharodon megalodon. "De dientes duros y enormes". Mundo Marino Revista Internacional de Vida Marina (Septiembre - Octubre) 5: 6-11.
  • Pimiento, C., Ehret, D., MacFadden, B. y Hubbell, G. (2010). Área de crianza antigua del extinto tiburón gigante Megalodon del Mioceno de Panamá. Disponible en: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0010552

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
seygumun
es muy interesante de saber todos que la vida no hay que cosa que se entiende de mal sin saber de leer y ahora es mucho mejro que ahora aun de saber mas la cosa de ante mega... dice tienpo pasado. gracias.
Nick A. Romero H.
Hola, gracias por leer nuestra web.
Sí, el mundo animal es fascinante.
Su valoración:
isaidgadiel
pensé que no existía, al menos no existió o sino seria una pesadilla al ir a las costas
Nick A. Romero H.
Gracias por leer nuestros artículos. Actualmente es una especie extinta.

¿El megalodón existe?
1 de 3
¿El megalodón existe?

Volver arriba