menu
Compartir

El parásito Dirofilaria immitis se expande en España

 
Por Sara Gómez. 21 julio 2021
El parásito Dirofilaria immitis se expande en España

Ver fichas de Perros

En la actualidad, debido a la globalización, la ocupación de cada vez más hábitats naturales por el ser humano y el cambio climático, son varias las enfermedades que están experimentando una considerable expansión a nivel mundial. Una de ellas es la dirofilariosis, causada por el gusano parásito del corazón Dirofilaria immitis, que se aloja en el corazón y en las arterias pulmonares de los perros. La sintomatología que provoca puede ser tan grave como para resultar en el fallecimiento del animal. Se trata de una enfermedad emergente que el perro contrae tras ser picado por un mosquito. La mejor forma de evitarla es la prevención, que se consigue siguiendo las pautas de desparasitación que nos recomendará nuestro veterinario de confianza.

En este artículo de ExpertoAnimal, en colaboración con la campaña Desparasita a tu mascota, explicaremos por qué el parásito Dirofilaria immitis se expande en España y cómo evitarlo.

¿Por qué el parásito Dirofilaria immitis se está expandiendo?

Como avanzamos, el gusano del corazón Dirofilaria immitis infecta a nuestro perro a través de la picadura de un mosquito. En concreto, de aquellos que pertenecen a la familia Culicidae. Formas inmaduras de Dirofilaria immitis se encuentran en el aparato bucal de estos mosquitos. Así, cuando pican al perro, los parásitos entran en su organismo y en su interior maduran hasta acabar alojándose en el lado derecho del corazón y, sobre todo, en las arterias que conducen a los pulmones. Cuando la infestación es muy grande, los gusanos pueden diseminarse también por las venas cavas y las hepáticas. Además, las hembras adultas producen parásitos jóvenes, llamados microfilarias, que permanecen en la sangre. Si un mosquito pica al perro ingiere estas microfilarias y puede transmitirlas a otro perro al picarlo, cerrando el ciclo. Consulta este otro artículo para conocer con más detalles cómo se desarrolla la enfermedad: “Gusano del corazón en perros – Síntomas y tratamiento”.

Los últimos datos señalan que los países del sur y del este de Europa están sufriendo los efectos del cambio climático, lo que favorece las condiciones necesarias para la proliferación de estos mosquitos. Por eso se dice que existe un riesgo emergente en la expansión de la filariosis. De hecho, toda España se considera zona endémica para este nematodo. Esto quiere decir que la enfermedad es permanente en todo el país, aunque varíe la proporción de individuos afectados en cada región.

El peligro de la filariosis para el perro

Sabiendo cuáles son los lugares en los que se aloja el gusano Dirofilaria immitis en el cuerpo del perro, es fácil entender que esta enfermedad supone una grave amenaza para su salud. Así, la presencia del parásito en el corazón y en vasos sanguíneos de gran importancia va a afectar al flujo sanguíneo y, también, al funcionamiento de este órgano. El resultado final será una insuficiencia cardiaca. En otras palabras, el corazón no va a poder cumplir con su cometido, que es distribuir la sangre oxigenada por todo el organismo.

El perro enfermo empezará a mostrar signos clínicos que apuntan a una enfermedad cardiaca o respiratoria. Estos irán evolucionando a lo largo de semanas, meses e incluso años. Los más habituales son los siguientes:

  • Cansancio o intolerancia al ejercicio. El perro se fatigará al realizar cualquier actividad física. En los casos más graves pueden producirse síncopes.
  • Dificultades para respirar.
  • Tos, sobre todo después de hacer ejercicio.
  • Adelgazamiento.
  • Expectoración de sangre o hemorragias nasales.

La sintomatología se irá agravando hasta que el perro la manifieste también en reposo. Sin tratamiento es una enfermedad potencialmente mortal e incluso tratando al perro pueden producirse complicaciones fatales.

¿Cómo saber si un perro tiene Dirofilaria immitis?

La dirofilariasis, como decimos, puede tardar incluso años en provocar sintomatología, ya que los parásitos necesitan tiempo para desarrollarse y ocasionar daños. Por eso, si no hemos desparasitado a nuestro perro y, sobre todo, si vivimos en una zona endémica, aunque no detectemos ninguno de los signos clínicos descritos, nuestro perro podría estar contagiado. Para saberlo hay que acudir al veterinario. A través de un test, que se recomienda hacer de forma anual, puede averiguarse cuál es la situación de nuestro perro en ese momento con respecto al parásito.

La importancia de la desparasitación

Como cuidadores de perros es fundamental que entendamos lo importante que es desparasitar a nuestro can con la frecuencia que nos marque el veterinario. De esta forma, podemos prevenir, no solo las molestias que generan parásitos como pulgas, garrapatas o mosquitos, sino, también, que el animal contraiga alguna de las enfermedades de las que estos parásitos son vectores, como es el caso de la dirofilariosis. Si desparasitamos a nuestro perro con la frecuencia que nos recomienda el veterinario estamos contribuyendo a la prevención de todas estas enfermedades.

La desparasitación debe iniciarse en cuanto el animal llegue a casa, aunque sea todavía un cachorro, ya que los mosquitos pueden picarlo desde el mismo momento de su nacimiento, y prolongarse durante todo el año, pues cada vez es más común que los mosquitos mantengan su presencia en los doce meses. Es un aspecto especialmente importante si residimos en una zona endémica de determinado parásito o vamos a viajar a alguna. En este último caso, conviene comunicárselo al veterinario para que nos prescriba la desparasitación más adecuada.

Por último, hay que tener en cuenta que el parásito Dirofilaria immitis también puede afectar a las personas y a otros animales, como los gatos, aunque su hospedador principal sea el perro.

Para desparasitar a un perro contamos con múltiples productos antiparasitarios, cada uno destinado a un fin específico. Por ejemplo, las pipetas antiparasitarias combaten los parásitos externos, mientras que los jarabes y los comprimidos acostumbran a tratar los parásitos internos. Sin embargo, actualmente podemos encontrar, también, en clínicas veterinarias la conocida como doble desparasitación, que consiste en administrar al perro un único comprimido mes a mes que combate a la vez tanto parásitos internos, como Dirofilaria immitis, como parásitos externos, como pulgas y garrapatas. Además, la doble desparasitación está disponible en sabrosos comprimidos masticables que son muy fáciles de administrar y son muy bien tolerados por los perros. Por ello, no lo dudes, acude a tu clínica de confianza y desparasita a tu mascota.

¿Por qué es tan importante controlar la expansión del parásito Dirofilaria immitis?

La dirofilariasis que causa el llamado gusano del corazón es una enfermedad emergente. Esto quiere decir que su incidencia está aumentando y, si no se toman las medidas adecuadas, podrá seguir haciéndolo en el futuro. Es importante impedir que esto suceda, principalmente por tres motivos:

  • Se trata de una enfermedad zoonótica, lo que quiere decir que también puede afectar a los humanos.
  • Es una enfermedad grave, crónica y progresiva que puede resultar potencialmente mortal para los perros infectados.
  • Es de difícil tratamiento, al punto de que algunos perros pueden fallecer durante su administración debido a complicaciones tromboembólicas derivadas de la muerte de las dirofilarias.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a El parásito Dirofilaria immitis se expande en España, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Bibliografía
  • Boheringer Ingelheim. (2021). Manejo integral de la dirofilariosis cardiopulmonar canina.
  • Montoya-Alonso JA, Morchón R, Costa-Rodríguez N, Matos JI, Falcón-Cordón Y and Carretón E (2020). Current Distribution of Selected Vector-Borne Diseases in Dogs in Spain. Front. Vet. Sci. 7:564429. doi: 10.3389/fvets.2020.564429

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

El parásito Dirofilaria immitis se expande en España
El parásito Dirofilaria immitis se expande en España

Volver arriba