Empacho en perros - Síntomas y cómo curar con remedios caseros

Empacho en perros - Síntomas y cómo curar con remedios caseros

La indigestión o empacho se caracteriza como una indisposición general ocasionada por el consumo excesivo de alimentos o por alguna dificultad digestiva. No solo nosotros, seres humanos, podemos vernos afectados por estos episodios, sino que el empacho en perros es más común de lo que tendemos a imaginar.

Si bien estamos habituados a pensar en el empacho como algo normal o como un "problema menor", los episodios de indigestión en los perros no deben ser ignorados, ya que pueden provocar problemas digestivos, como la acumulación de gases en el tracto gastrointestinal, que afectan el bienestar del animal. Además, el hábito de comer demasiado o engullir el alimento de una sola vez sin masticarlo, es un factor de riesgo alarmante para la torsión gástrica, una de las enfermedades más mortales en los perros.

En ExpertoAnimal siempre nos esforzamos a la hora de proporcionarte contenido útil que te ayude a cuidar mejor de tu más fiel compañero. Por ello, hemos preparado un artículo especial sobre el empacho en perros, sus síntomas, causas y factores de riesgo. Al final de la nota, también encontrarás unos remedios caseros para aliviar la indigestión de tu peludo y ayudarlo sentirse mejor.

Causas y factoras de riesgo para el empacho en perros

Como hemos mencionado, la causa del empacho en perros casi siempre es el consumo desmedido o exagerado de alimentos, ya sea de pienso o de comida humana/casera. Si bien cualquier can puede sufrir una indigestión eventualmente, estos episodios pueden ser más frecuentes entre aquellas razas caninas que suelen ser más glotonas e ingieren su comida con gran velocidad, prácticamente sin masticarla.

Este comportamiento glotón es uno de los factores de riesgo no solo del empacho, sino también de la torsión gástrica en perros. Además, la realización de ejercicio físico poco tiempo después del consumo de alimentos también puede favorecer un empacho, problemas digestivos como gases, vómitos y diarreas, y terminar provocando la temida torsión de estómago.

Los perros que pasan muchas horas sin comer, así como aquellos que viven en las calles y deben alimentarse de forma oportuna o carroñera, también pueden comer muy rápido e ingerir una gran cantidad de líquidos y alimentos de una sola vez, para saciar el terrible hambre y la sed que los afecta.

Por otro lado, los episodios de indigestión también pueden ser más frecuentes en aquellos peludos que ya presentan una mala digestión por algún problema de salud subyacente, así como en perros que tiene alergias o intolerancia alimentaria y no reciben una nutrición adecuada a sus necesidades específicas.

Los perros que viven en un ambiente negativo que provoca un contexto de estrés, miedo o ansiedad, también son más vulnerables a sufrir un empacho y desarrollar enfermedades digestivas más severas. Por último (pero no menos importante), el consumo de alimentos prohibidos para perros también podría conllevar a una indigestión.

Síntomas más frecuentes de la indigestión en perros

Muchas personas se preguntar cómo saber cuando su perro tiene una indigestión o si su pienso no le ha sentado muy bien. En general, el primer síntoma de un empacho en perros suele ser la producción de eructos y vómitos algún tiempo después de ingerida su comida.

Pero también pueden producirse los siguientes síntomas de un perro empachado:

  • Mareos
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Inactividad
  • Debilidad
  • Malestar abdominal
  • Dolor de estómago
  • Tumbarse en posiciones extrañas
  • Inquietud
  • Nerviosismo

¿Cómo tratar el empacho de un perro?

Si eventualmente tu perro muestra dichos síntomas un rato después de haber ingerido su pienso, lo más probable es que se trate de un empacho. Felizmente, un episodio eventual de indigestión no es algo grave, de hecho, casi todos los perros han tenido un empacho alguna vez en su vida.

En estos casos, lo mejor que podemos hacer es suspender la administración de comida de nuestro peludo entre 12 y 24 horas, según la evolución de sus síntomas. Sin embargo, el agua debe estar siempre a su disposición para ayudarle a depurar su organismo y evitar una posible deshidratación como consecuencia de los vómitos o diarreas.

Pasado el tiempo de ayuno depurativo, necesitaremos restablecer progresivamente su dieta, ofreciéndole su alimento en pequeñas cantidades y en varias tomas diarias. Además, podemos aplicar algunos remedios caseros para aliviar su malestar y ayudarlo a hacer una mejor digestión, como veremos en el próximo apartado.

No obstante, se ves que tu peludo tiene estos síntomas de forma frecuente, ingiere su comida o agua siempre muy rápido (como si tuviera cierta "desesperación"), o percibes que tu perro está muy flaco a pesar de comer bien, te recomendamos acudir al veterinario para descartar alguna patología o la presencia de parásitos en su tracto gastrointestinal. Después, si se descartan posible causas patológicas, puedes consultar con un educador canino para que te ayude a fomentar mejores hábitos alimentares en tu mejor amigo, así como un estado más calmado.

Por otro lado, si sospechas que tu perro puede haber ingerido algún alimento peligroso o sustancia tóxica, no dudes en acudir al centro u hospital veterinario más cerca a tu casa. Y si los síntomas persisten por más de 24 horas, la atención veterinaria también será necesaria.

Remedios caseros para el empacho en perros

En el caso de una eventual indigestión por consumo excesivo de pienso o comida casera, podemos utilizar unas soluciones caseras para disminuir el malestar estomacal de nuestros peludos, estimular su proceso digestivo y mantenerlos bien hidratados.

Lógicamente, estos remedios naturales no sustituyen la atención especializada de un veterinario, pero nos ayudarán a desempachar un perro y brindarle algo de confort.

5 remedios caseros para un perro empachado

  1. Manzanilla: la manzanilla es una de las hierbas más beneficiosas para los perros, por sus propiedades digestivas, calmantes y antiinflamatorias. Si te preguntas qué darle a un perro cuando le duele el estómago, el té de manzanilla es la respuesta que estabas buscando. Su infusión alivia el malestar estomacal y favorece la digestión, resultando un excelente remedio natural para el empacho en perros. Si tu perro está empachado, puedes ofrecerle 2 cucharadas sopera de té de manzanilla a temperatura ambiente, sin azúcar o endulzantes.
  2. Canela: son muchos los beneficios de la canela para perros, ya que esta especie tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antifúngicas y digestivas. En dosis moderadas, ayuda a aliviar los espasmos musculares, los cólicos estomacales y evita la formación de gases. Para prevenir problemas digestivos, podemos añadir ½ cucharadita (café) de canela en las recetas que preparemos a nuestros peludos. Y para aliviar los síntomas de indigestión, podemos ofrecer 1 cucharada sopera de infusión de canela a nuestro perro.
  3. Cúrcuma: los perros pueden comer cúrcuma y esta especie resulta altamente benéfica para su organismo. Además ser uno de los mejores remedios caseros para los gases en los perros, también es un gran aliado en el alivio de dolores estomacales producidos por el empacho. Pero es importante respetar la dosis de 60mg diarios y un consumo máximo de 3 veces por semana.
  4. Suero casero: el suero casero es un buen remedio para aquellos perros empachados que han tenido vómitos y diarreas, previniendo un posible cuadro de deshidratación. En ExpertoAnimal, te enseñamos cómo preparar un suero casero de forma fácil y simple.
  5. Probióticos: Si te preguntas cómo limpiar el estómago a un perro empachado, los probióticos pueden ser tus grandes aliados. Estas cepas contienen bacterias y levaduras benéficas que favorece la digestión y la depuración del organismo, ayudan a equilibrar la flora intestinal y alivian los malestares digestivos. Actualmente, los probióticos son comercializados en casi todas las tiendas dedicadas a las mascotas, y también puedes optar por probióticos naturales como el yogur (sin azúcares y/o reducido en lactosa) o el kéfir, ofreciendo 1 o 2 cucharadas a tu peludo, de acuerdo con su tamaño y peso.

¿Cómo prevenir el empacho en perros?

Para prevenir el empacho en perros, debemos seguir las siguientes pautas:

  • Brindarles una nutrición completa y equilibrada, supliendo los requerimientos nutricionales específicos de cada etapa de su vida.
  • Fomentar buenos hábitos alimentarios: por ejemplo, dividiendo la cantidad total de alimentos en 2 o 3 tomas diarias, no dejándolo mucho tiempo sin comer y utilizando el kong para perros combatir la ansiedad al momento de comer y enseñarle a disfrutar de su momento de alimentación, y no solo a engullir su comida.
  • Pasear y ejercitarlo en los momentos más adecuados, evitando la actividad física cerca de los horarios de alimentación.
  • Mantener una excelente organización en el hogar, para que el perro no tenga acceso a alimento prohibidos, plantas o sustancias tóxicas.
  • Ofrecerle un ambiente positivo y respetar los momentos de alimentación de tu perro sin molestarle o provocarle ansiedad.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Empacho en perros - Síntomas y cómo curar con remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas intestinales.