Compartir

Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento

Por Irene Juste, Ayudante técnico veterinario. 3 noviembre 2016
Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento

Ver fichas de Perros

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes o necrosis avascular de la cabeza del fémur es una degeneración rápida de la parte del fémur que se encuentra alojada en la articulación de la cadera. Este problema de salud afecta a perros jóvenes, concretamente entre 4 y 12 meses, y algunas razas son muy propensas a padecerlo. Esta afección genera una cojera muy marcada de las patas de atrás y provoca mucho dolor a los canes que la padecen, llegando a incapacitarlos en los casos más graves. Por suerte, si se detecta y trata a tiempo, el tratamiento para este problema es efectivo y el perro podrá seguir una vida completamente normal.

Si crees que tu perro puede padecer este serio problema de salud sigue leyendo este nuevo artículo de ExpertoAnimal en el que vamos a explicar todo sobre la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros, desde sus causas y los síntomas que pueden presentarse hasta el tratamiento que hay actualmente.

También te puede interesar: Enfermedades más comunes de los fox terrier

Causas de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros

La necrosis avascular de la cabeza del fémur se da cuando hay una isquemia en esta parte del hueso del muslo, es decir cuando deja de llegar el riego sanguíneo. Por este motivo, al no llegar correctamente todo lo necesario a las células del tejido óseo para seguir funcionando bien estas empiezan a deteriorarse y a necrosarse, generando un rápido desgaste de esta parte del hueso.

Si no se detecta y trata a tiempo, la necrosis continúa hacia el cuello del fémur y termina por darse un desgaste completo de la parte del fémur que hay en la articulación de la cadera y, por este motivo, al final la articulación queda completamente inmovilizada y el perro ya no puede andar por su cuenta. Además, si no se detiene el proceso de necrosis seguirán apareciendo problemas de salud secundarios graves.

Aunque la causa exacta de la aparición de esta afección no está muy clara, hay diversas posibles causas de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes:

  • Factores genéticos que predisponen a algunas razas.
  • Falta de riego sanguíneo durante el crecimiento y la formación total de la cadera, justo antes de que se calcifiquen los cartílagos de la cabeza del fémur. Por este motivo se suele dar en cachorros de entre 4 y 12 meses y, sobre todo, entre los 5 y 8 meses de edad.
  • Traumatismos repetidos en esta parte de la cadera que provoquen fisuras y deterioro del riego sanguíneo.
Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento - Causas de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros

Razas con predisposición a la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

Además de los posibles traumatismos en la cadera y de ser perros jóvenes, como ya hemos comentado, hay ciertas razas que tienen más facilidad para padecer este problema de salud, sobre todo las de tamaño pequeño, miniatura y toy. Así que este es un factor importante a tener en cuenta si crees que tu can puede tener necrosis avascular de la cabeza del fémur. Estas son algunas de las razas que tienen predisposición genética a sufrir esta enfermedad:

  • Manchester
  • Pinscher
  • Caniche
  • West highland white terrier
  • Silky terrier australiano
  • Cairn terrier
  • Yorkshire terrier
  • Pug o carlino
  • Pequeño perro león o lowchen
  • Lakeland terrier
  • Fox terrier

De hecho, este problema de salud es una de las enfermedades más comunes de los fox terrier y de otras de estas razas pequeñas y miniatura.

Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento - Razas con predisposición a la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

Síntomas de la necrosis avascular de la cabeza del fémur

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes presenta unos signos clínicos y síntomas muy similares a una displasia de cadera, por lo que al principio de detectarse puede haber dudas sobre cuál de las dos afecciones puede tratarse. Por esto, es muy importante que se realicen todas las pruebas necesarias en un centro veterinario para, así, poder actuar cuanto antes de la forma más indicada.

Los principales síntomas de la necrosis avascular de la cabeza del fémur son los siguientes:

  • Dolor en la zona de la cadera y mucha sensibilidad al tacto
  • Cojera de la pata trasera afectada por la necrosis
  • Mantener la pata afectada levanta y evitar apoyar el peso en ella
  • En casos avanzados, apoyando correctamente la pata afectada se aprecia que esta es más corta
  • Atrofia muscular en la articulación de la cadera y el muslo
  • En casos graves, la cojera será muy marcada e incluso el perro se negará a andar debido al dolor
  • Ruido al mover la articulación debido al roce inadecuado del fémur en esta
  • Puede haber una sola extremidad afectada o bien puede darse en las dos
  • En las pruebas veterinarias, por ejemplo en un radiografía, se verá claramente el desgaste óseo

Es vital que en cuanto detectemos alguno de estos síntomas en nuestro fiel amigo lo llevemos rápidamente al veterinario, dónde le harán una revisión general y las pruebas necesarias para detectar este problema de salud, entre las cuales deberán hacerse radiografías y pruebas de movimiento de la articulación, entre otras.

Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento - Síntomas de la necrosis avascular de la cabeza del fémur

Tratamiento de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros

Si se detecta, diagnostica y comienza a tratar en las primeras fases de la enfermedad cuando el desgaste del hueso es mínimo y la cabeza del fémur todavía no ha cambiado de forma, entonces se puede optar por un tratamiento de la necrosis avascular de la cabeza del fémur con analgésicos para el dolor y inmovilizando la pata, además en algunos casos pueden requerirse antiinflamatorios, para así conseguir que el riego sanguíneo se mejore y el hueso vuelva a tener suficiente suministro para continuar creciendo correctamente.

En casos más avanzados o bien cuando este primer tratamiento no funciona en pocos días, la única solución a esta afección es un tratamiento quirúrgico de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. De esta forma se eliminará el tejido necrosado deteniendo este proceso, así remitirá el problema principal y el dolor que padece el can, pero también deberá tratarse la causa, es decir la falta de riego a esta parte del hueso.

El pronóstico tras una intervención de este tipo depende de cómo de afectados han quedado el fémur y la articulación de la cadera, por lo que depende directamente de en qué fase se encontraba la enfermedad al detectarse. Si se ha actuado de forma pronta, el pronóstico de recuperación es favorable y, en un tiempo relativamente corto y de rehabilitación, los perros que han padecido la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes y han sido operados pueden seguir con una vida totalmente normal y plena.

Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento - Tratamiento de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
monica alonso
caniche 8 meses claudicacion y dolor.derivada a kinesiologìa dudosa necrosis cabeza femoral 9 meses magneto y laser .Puede detener la enfermedad ya que se revirtieron signos clinicos
Su valoración:
Mª Dolores López
Hay alguna forma de prevenir la enfermedad de legg calvé perters ??
Irene Juste (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Mª Dolores,

En algunos casos es imposible o muy complicado prevenir esta enfermedad. Si se trata de causa genética no es posible prevenirlo, por falta de riego sanguíneo durante el crecimiento es algo que solo el veterinario durante las revisiones habituales podrá ir controlando y si hay algún problema de riego serio que pueda producir la enfermedad lo detectará, siempre y cuando se acuda a las revisiones mínimas y se comenten las dudas con el especialista permitiéndole hacer las pruebas necesarias. Por último, la causa mencionada en el artículo sobre los traumatismos repetidos en esta zona es fácil de evitar, simplemente procurar que esto no suceda y si lo ves jugar durante mucho rato seguido demasiado acelerado y dándose varios golpes mientras juega lo mejor es que lo calmes un poco.

Saludos

Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento
1 de 5
Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes en perros - Tratamiento

Volver arriba