Compartir

Enfermedades del gato bengalí

Por Irene Juste, Ayudante técnico veterinario. 23 noviembre 2015
Enfermedades del gato bengalí

Ficha del animal: Gato de Bengala o bengalí

Si eres el compañero de uno de estos felinos domésticos con un pelaje tan parecido al de sus parientes los felinos salvajes, te interesará informarte bien sobre las posibles enfermedades que puede llegar a padecer tu fiel amigo.

Desde ExpertoAnimal debemos recordar que la mejor forma de prevención para cualquier enfermedad son las visitas rutinarias y completas a nuestro veterinario de confianza, dónde conocerán bien a nuestro gato, le realizarán todas las pruebas necesarias tanto para prevenir como para detectar precozmente enfermedades y le administrarán las vacunas preventivas necesarias.

Sigue leyendo este nuevo artículo de ExpertoAnimal y descubre cuáles son las enfermedades del gato bengalí para poder prevenirlas o detectarlas y actuar cuanto antes.

También te puede interesar: Enfermedades del gato siamés

¿Qué tipos de enfermedades suele padecer el gato bengalí?

Esta raza de felino doméstico puede padecer cualquiera de las enfermedades generales en esta especie, las cuales ya describimos en otro artículo de ExpertoAnimal en el que os hablamos de las enfermedades más comunes en los gatos.

Además, estos felinos domésticos con aspecto físico más salvaje que otros de su misma especie, padecen enfermedades más específicas. Parece ser que, estos gatos, son propensos a varias enfermedades genéticas, las cuales hay que poder detectar a tiempo para evitar la reproducción de los felinos que las padezcan y así acortar el número de afectados por ellas, además de para poder ayudar al gato que las padezca cuanto antes de la mejor forma posible.

A continuación, vamos a exponer estas enfermedades, las cuales es bueno que conozcamos de antemano para la prevención.

Enfermedades del gato bengalí - ¿Qué tipos de enfermedades suele padecer el gato bengalí?

La luxación pateral en los gatos de bengala

Se trata de un problema articular que padecen algunos felinos, pero que se encuentra más comúnmente en esta raza en concreto de gato doméstico. Se da cuando la rótula se desplaza fuera de su lugar, saliéndose de la articulación y puede darse en distintos grados.

Aunque es importante recordar que los gatos siempre tienen cierta laxitud en todas sus articulaciones, el caso de una luxación pateral se da por deformaciones de origen genético en la rótula o en la articulación en sí, o bien por accidentes. Puede ser que la articulación se recoloque sola con un ligero movimiento, pero seguirá sucediéndole esto a nuestro gato si o ponemos remedio, o bien puede ser que no se recoloque sola y debamos acudir al veterinario para devolverla a su lugar, con el menor dolor posible.

El veterinario deberá realizar las pruebas necesarias: palpación con ligeros movimientos para comprobar la articulación, radiografías, ecografías, etc. De ahí, podrá diagnosticar la causa de la luxación, pudiendo ser que tenga una solución a través de una operación o bien, que no haya solución alguna más que procurar evitar que se repita. Es posible que nos receten unos medicamentos para administrar durante un tiempo a nuestro fiel amigo, entre los cuales encontraremos los antiinflamatorios.

Además, puede que nos recomienden una serie de sesiones de fisioterapia.

Pero, ¿cómo lograr reducir las probabilidades de que nuestro gato sufra de nuevo una luxación? Deberemos empezar por ayudarle a reducir el peso en caso de tener algo de sobrepeso u obesidad. Además, deberemos intentar que el ejercicio que realice sea más suave que el que hacía hasta ahora. Descubre también en ExpertoAnimal ejercicio para gatos obesos. Podemos también reforzar sus ligamentos, tendones, articulaciones, etc. con alguna alimentación específica que nos recomiende nuestro veterinario de confianza.

Enfermedades del gato bengalí - La luxación pateral en los gatos de bengala

La miocardiopatía hipertrófica en lo gatos bengalís

Se trata de una afección cardíaca que afecta comúnmente a esta raza de gato. El músculo del corazón se hace más grande, es decir que se ensancha, y provoca que el órgano en sí tenga que esforzarse más en realizar su trabajo. Los síntomas más visibles de esta enfermedad son la letargia y los jadeos que podremos observar en nuestro fiel compañero. Este problema cardíaco suele darse más en ejemplares ancianos, pues empieza a desarrollarse tras mucho tiempo de trabajo y esfuerzo por parte del músculo cardíaco.

Tras manifestarse esta enfermedad, suelen derivarse otros problemas de salud, los cuales pueden ser más o menos graves. Un par de estos problemas secundarios son la trombosis o la producción de coágulos sanguíneos que, a su vez, pueden provocar otros tantos problemas serios, y la insuficiencia cardíaca congestiva, la cual acaba derivándose en la muerte del animal.

En este caso, lo único que podemos hacer, es que en cuanto detectemos los síntomas por leves que nos parezcan acudamos al veterinario. Éste nos confirmará lo que le sucede a nuestro fiel felino y nos ofrecerá las soluciones posibles para aliviar los dolores y problemas encontrados. En el caso de esta enfermedad cardíaca no hay solución que revierta el problema. Por lo tanto, sólo podremos ajustar la dieta, el ejercicio y la vida cotidiana de nuestro gato a su nuevo problema de salud, junto con las pautas y las medicaciones que nos prescriba nuestro veterinario de confianza.

Enfermedades del gato bengalí - La miocardiopatía hipertrófica en lo gatos bengalís

Alergias anestésicas en el gato bengalí

La mayoría de los seres vivos padecemos alguna alergia a lo largo de nuestra vida, ya sea crónica o puntual. En el caso de los gatos de bengala, éstos tienen una propensión a la alergia a las anestesias, por lo que en caso de saber que nuestro bengalí debe pasar por una operación con anestesia, deberemos comentarlo profundamente antes con el veterinario para sopesar todas las opciones posibles antes de la operación.

En caso de que la operación sea la única solución factible, asegurarse muy bien de que la anestesia utilizada sea la más adecuada. Quizás, para estos casos sea mejor remitirse a un veterinario especializado en gatos domésticos, en vez de a un veterinario de animales domésticos que abarca más campos.

Enfermedades del gato bengalí - Alergias anestésicas en el gato bengalí

La atrofia progresiva de la retina en los gatos bengalís

Esta enfermedad ocular es genética pero imposible de detectar para los dueños del animal hasta que se manifiesta. Los portadores del gen pueden padecer la enfermedad, o bien pueden ser asintomáticos, por lo que, estos últimos, la pasaran a sus descendientes sin que podamos saberlo previamente. Esta atrofia de la retina puede empezar a mostrarse desde que el gato es bien joven.

Lo que hace esta enfermedad es deteriorar los conos y los bastones de la retina de nuestro gato, hasta acabar causando ceguera con el paso del tiempo. Además, los gatos bengalas, con los años también son propensos a crear cataratas, pero éstas pueden llegar a ser operables.

Podemos darnos cuenta de que nuestro felino bengalí está sufriendo algún problema ocular si observamos sus ojos a la par que su comportamiento. Físicamente, dependiendo del problema que se presente, podemos llegar ver algún cambio en los ojos y en cuanto al comportamiento, observaremos que nuestro fiel amigo está más torpe, más desconfiado, etc.

En cuanto detectemos alguna cosa que pueda hacernos sospechar de un problema ocular, deberemos acudir de inmediato a nuestro veterinario de confianza. Pues allí le realizarán las pruebas pertinentes y sabrán qué problema es el que ha aparecido, ya sea que ha empezado a manifestarse una atrofia progresiva de la retina, unas cataratas o bien cualquier otro problema ocular, pudiendo así actuar cuanto antes para solucionarlo o para aliviar el proceso de la enfermedad a nuestro fiel compañero en caso de no ser reversible.

Hasta aquí el artículo sobre las enfermedades del gato bengalí. Si el tuyo ha sufrido alguno de estos problemas u otro que no aparezca no dudes en comentarnos, otros usuarios te lo agradecerán.

Enfermedades del gato bengalí - La atrofia progresiva de la retina en los gatos bengalís

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades del gato bengalí, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Escribir comentario sobre Enfermedades del gato bengalí

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
HO
No obstante el extenso, puntual y bien informado artículo sobre esta raza y más precisamente sobre su salud, hubiera sido prudente resaltar que no obstante las escasas ocasiones en las que se ha registrado alguna de esas enfermedades, es en general una de las razas más sanas, con el cuidado adecuado. Además y por su ancestro salvaje (como todos los grandes felinos) no padece leucemia felina. Al punto de que se los utiliza en varios laboratorios en USA con la finalidad de determinar esa caracterísca. Saludos cordiales
Irene Juste (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola HO,

Muchas gracias por tu comentario y por tu aportación.

Saludos
Manekineko
Hola, el articulo es muy interessante, solo falta hablar del PKDef, los gatos bengalis pordadores o enfermos se pueden destacar con una prueba genetica sencilla, como el PRA-Bengal.
Irene Juste (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Manekineko,

Muchas gracias por tu comentario y por lo que aportas con él sobre esta raza para que otros usuarios tengan una información más detallada.

Saludos

Enfermedades del gato bengalí
1 de 6
Enfermedades del gato bengalí

Volver arriba