Enfermedades del gato siamés

Enfermedades del gato siamés

Los gatos siameses son mascotas muy sanas, siempre y cuando procedan de criadores responsables y éticos y no existan problemas de consanguinidad u otros factores negativos. No obstante, algunos que se encuentran en adopción son víctimas de estas prácticas.

Los gatos siameses viven más que otras razas, alcanzando una esperanza de vida que ronda los 20 años. Es en los años que se convierten en "abuelos", cuando los achaques propios de la vejez afloran. Sin embargo, hay algunas enfermedades o malformaciones que se acusan desde jóvenes.

Si continúas leyendo ExpertoAnimal podrás informarte adecuadamente sobre las más frecuentes malfomaciones y enfermedades del gato siamés.

Cancer mamário

Las gatas siamesas cuando son mayores les suelen surgir quistes mamarios. La mayoría son benignos, pero algunos se convierten en cancerígenos. Por este motivo vuestro veterinario debe controlar los quistes si aparecen, analizarlos y proceder con cirugía en caso de resultar malignos.

Con una visita veterinaria cada 6 meses será suficiente para prevenir este problema y detectarlo a tiempo si se sucede.

Algunos gatos siameses jóvenes sufren episodios de problemas respiratorios, URI, que les suma en un estado similar a la gripe cuando la padecemos los humanos. También pueden sufrir de inflamaciones nasales y de tráquea. No son infecciones frecuentes porque los gatos siameses son básicamente caseros, y no deambulan por las calles. Al hacerse mayores ya no están expuestos al URI. Estos episodios bronquíticos temporales deben controlarse por parte del veterinario.

Transtornos obsesivos/compulsivos

Los gatos siameses son mascotas gregarias que necesitan la compañía de otras mascotas o humanos, y mejor si convive con ambos simultáneamente. La excesiva soledad los puede inducir a un trastorno causado por el aburrimiento o la ansiedad a la espera del regreso de las personas. Una compulsión que consiste en un acicalamiento desmesurado. Se lamen tanto que pueden provocarse calvas en el pelo.

Este trastorno se llama alopecia psicógena. También de forma indirecta la ingesta de pelo puede causarles problemas intestinales a consecuencia de las bolas de pelo. Es conveniente suministrarles malta para gatos.

Enfermedad vestibular

Esta enfermedad suele ser causada por problemas genéticos. Está relacionada con el nervio que conecta el oído interno.

La enfermedad vestibular le produce al gato mareos y pérdidas de equilibrio. Suele durar poco tiempo y curarse por sí solo. En caso de mostrarse recalcitrante dicha enfermedad, debe ser tratada por el veterinario.

Alteraciones ópticas

Los gatos siameses también pueden sufrir alteraciones que no son propiamente enfermedades, sino desviaciones del patrón standart del gato siamés. Un ejemplo es el estrabismo. El gato ve perfectamente, aunque sus ojos estén orientados de forma estrábica palpablemente.

El nigstamo es otra alteración del nervio óptico, al igual que el estrabismo. Esta alteración provoca una oscilación de los ojos de derecha a izquierda o de arriba y abajo. No es frecuente pero puede ocurrir en gatos siameses. Debe consultarse con el veterinario, porque puede ser una señal de que el gato padece alguna enfermedad renal o cardíaca.

Cola de cerdito y Porfiria

Esta anomalía genética prácticamente ha desaparecido. Aunque antiguamente era buscada por tratarse de un rasgo típico de algunos gatos orientales. No influye para nada en la salud del gato. La cola es corta y retorcida en una especie de sacacorchos, similar a las colas de los cerdos.

La porfiria es una enfermedad metabólica comúnmente hereditaria. Es muy compleja y de difícil diagnóstico. Puede tener diversos grados de intensidad y afectar distintos órganos. Altera las enzimas que favorecen la biosíntesis de la hemoglobina sanguínea.

Puede ser muy leve o gravísima. Como puede atacar distintos órganos: corazón, riñones, hígado, dermis, etc. Son innumerables los síntomas que puede mostrar:orina rojiza, vómitos, alteraciones dérmicas, convulsiones, incluso ser asintomática. Sólo un veterinario competente logrará acertar en el diagnóstico.

Hidrocefalia

En el gato siamés se trata de una alteración genética de gen hy. La acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro presiona al cerebro y puede causar daños irreversibles. Un síntoma claro es la inflamación de la cabeza. El veterinario debe atender de inmediato al felino.

Habréis observado que la inmensa mayoría de trastornos se deben a deficiencias en las líneas genealógicas del gato. Es por este motivo la importancia en adoptar a los cachorros en tiendas con prestigio y garantías. Profesionales que puedan asegurar el origen óptimo de los gatitos siameses.

Desparasitación

Además debemos tener en cuenta, especialmente si nuestro gato entra y sale da casa con regularidad, la importancia de desparasitar a nuestro gato siamés. De esta forma evitaremos la aparición de parásitos intestinales y parásitos externos como son pulgas y garrapatas.

Descubre en ExpertoAnimal remedios caseros para desparasitar a tu gato.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades del gato siamés, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.