Enfermedades más comunes del pastor alemán

Enfermedades más comunes del pastor alemán

El pastor alemán es un perro extraordinario. Está considerada como una de las razas más inteligentes del universo canino. Sin embargo, tanta magnificencia tiene un precio.

Y el precio que ha pagado esta raza es muy elevado: la crianza masiva por parte de criadores inexpertos que solamente buscan su lucro, y no la pureza y mejora sucesiva de la raza. Por dicho motivo existen graves dolencias de origen genético, como consecuencia de líneas mediocres de cría.

En este artículo de ExpertoAnimal os señalaremos las enfermedades más comunes del pastor alemán. Toma nota y visita el veterinario regularmente para prevenir su aparición.

Tipos de enfermedades y dolencias comunes en el pastor alemán

Existen varios tipos de enfermedades y dolencias que aquejan al pastor alemán. Dichos trastornos pueden proceder de los siguientes orígenes:

  • Origen genético. Enfermedades producidas por alteraciones genéticas.
  • Origen vírico. Dolencias cuya causa radica en los virus.
  • Origen bacteriano. Enfermedades cuyo origen son las bacterias.
  • Origen parasitario. Dolencias provocadas por los parásitos.

Origen genético

Las enfermedades con origen genético más comunes que aquejan al pastor alemán son:

  • Displasia de cadera. Enfermedad común entre los pastores alemanes. Se caracteriza por inflamación y dolor en la articulación entre la cadera y el fémur del perro. Produce cojera y descalcificación. Es una enfermedad hereditaria congénita. Se puede combatir controlando la dieta y restringiendo el ejercicio.
  • Glaucoma. Esta enfermedad hereditaria se detecta a los 2 o 3 años de edad. Al pastor alemán le duele el ojo y se lo frota con la pata, o contra alguna superficie. La presión intraocular aumenta y produce el dolor. La pupila opaca y dilatada es un síntoma claro del mal. Se trata la dolencia mediante cirugía.

Origen vírico

Las principales enfermedades víricas que aquejan al pastor alemán son:

  • Parvovirosis canina. Infección que produce vómitos, diarrea e incluso hemorragia. Los perros deben vacunarse contra la enfermedad para prevenirla. En caso contrario puede volverse letal para el can.
  • Moquillo. Enfermedad contagiosa que produce tos, disnea, mucosidad, conjuntivitis, fiebre y otros síntomas de decaimiento. Existen vacunas contra la enfermedad.

Origen bacteriano

Las enfermedades más comunes de origen bacteriano que afectan al pastor alemán son:

  • Leptospirosis. Enfermedad producida por beber agua contaminada con orín de rata (charcos, aguas estancadas). Sus síntomas son: tos, vómitos, fiebre, dolor muscular y problemas respiratorios. Hay vacunas preventivas.
  • Brucelosis canina. Enfermedad producida por la ingesta de residuos infecciosos. También se transmite por vía venérea. En los machos produce inflamación testicular y esterilidad. En las hembras gestantes produce abortos. Se trata mediante antibióticos.
  • Mastitis. Afecta a las hembras y consiste en la inflamación de las glándulas mamarias.
  • Piómetra. Dolencia muy grave que sufren las perras. Se acumula pus en la cavidad uterina. Precisa tratamiento antibiótico previo a la cirugía.

Origen parasitario

El pastor alemán, al igual que otras razas caninas, está expuesto a sufrir el ataque de parásitos. Los más frecuentes son:

  • Pododermatitis. Enfermedad parasitaria que provoca llagas, pus, dolor al caminar, etc. El exceso de humedad propicia esta dolencia que debe ser tratada sin dilación por el veterinario.
  • Sarna demodécica. Dolencia provocada por un ácaro llamado Demodex canis. Provoca caida del pelo, picazón, inflamación y rojeces en la epidermis. Precisa tratamiento veterinario. No se contagia al ser humano.
  • Sarna sarcóptica. Producida por el parásito Sarcoptes scabiei. Los síntomas son: caída del pelo, inflamaciones y rojeces dérmicas. Puede contagiar a las personas. Precisa tratamiento veterinario y desinfección profunda de los lugares habituales del can.

La prevención, la mejor herramienta

Visitar el veterinario semestralmente será la mejor forma de detectar una enfermedad cuando aparezca. No olvidemos que la mayoría de enfermedades que hemos mencionado ofrecen un buen diagnóstico si se cogen a tiempo. Por otro lado, la administración de las vacunas para perros será básica si queremos proteger a nuestro can de una posible infección bacteriana o vírica. Tampoco olvidemos la desparasitación del perro, una rutina que llevaremos a cabo de forma externa una vez al mes y de forma interna cada tres meses.

Ante cualquier síntoma de dolor articular, interno o de cualquier tipo debemos acudir al especialista cuanto antes para que nos ofrezca un diagnóstico y podamos empezar el tratamiento cuanto antes. Si sigues estos consejos, le cuidas bien y no le fuerzas al ejercicio excesivo tu pastor alemán disfrutará de un buen estado de salud por años lejos de las enfermedades habituales del pastor alemán.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades más comunes del pastor alemán, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.