Enfermedades más comunes en bulldog inglés

Enfermedades más comunes en bulldog inglés

¿Sabías que el bulldog inglés fue empleado inicialmente como perro de peleas? Estamos hablando del siglo XVII y entre esa etapa y la contemporánea se realizaron numerosos cruces hasta conseguir el bulldog inglés que conocemos en la actualidad.

De su apariencia se puede destacar su hocico chato y sus redondos y expresivos ojos, sus orejas son cortas y su cabeza cuenta con diversos pliegues que le otorgan una apariencia adorable. Se trata de un perro muy seguro, valiente, sociable, tranquilo e idóneo para la vida familiar, especialmente cuando hay niños en el hogar.

Acoger a un bulldog inglés es una decisión excelente, pero que conlleva también una gran responsabilidad, y es el cuidado de la salud de nuestra mascota. ¿Quieres conocer cuáles son las enfermedades más comunes en el bulldog inglés? En este artículo de Experto Animal te las mostramos:

Problemas oculares

Los ojos del bulldog inglés son especialmente delicados y en consecuencia esta raza canina presenta un especial riesgo de sufrir las siguientes enfermedades oculares:

  • Ectropión: El ectropión en perros es una enfermedad en la que el párpado se desplaza hacia el exterior, comprometiendo la salud de la parte interna del párpado que ahora queda en contacto con el medio externo. Se trata de una enfermedad con buen pronóstico pero cuyo tratamiento veterinario es imprescindible.
  • Entropión: El entropión en perros es la situación contraria a la anterior. En este caso, el borde del párpado se dobla y queda hacia dentro. Esta situación se caracteriza por el contacto de las pestañas con el globo ocular, lo que causa principalmente irritación, dolor y dificultad para mantener los ojos abiertos. El entropión se trata gracias a una intervención quirúrgica.
  • Queratoconjuntivitis: Esta enfermedad puede causar lesiones graves en el globo ocular si no es tratada a tiempo. La queratoconjuntivitis causa inflamación en las glándulas lagrimales, la conjuntiva y la córnea. Esta enfermedad causa secreción mucosa, enrojecimiento e incluso úlceras en la córnea. El tratamiento consta de la aplicación de colirios humectantes y antibióticos, aunque en algunos casos, también se puede acudir a la cirugía.

Problemas respiratorios

El hocico chato del bulldog inglés junto con su cabeza ancha provoca un fenómeno conocido como síndrome braquicefálico, este síndrome causa una respiración ruidosa, la cuál es normal debido a la distribución y tamaño de las estructuras respiratorias, no obstante, también causa problemas que deben ser tratados y que se manifiestan a través de los siguientes síntomas:

  • Respiración fuerte, aumento de los ronquidos, o vómitos
  • Dificultad respiratoria, mucosas azules
  • Respiración nasal continua, que además se realiza con la boca abierta

Ante estos síntomas se debe acudir urgentemente al veterinario ya que la irrigación de oxígeno a los tejidos puede verse comprometida. El tratamiento farmacológico suele realizarse a través de principios activos antiinflamatorios y broncodilatadores, no obstante, en algunos casos puede ser necesaria la cirugía.

Displasia de cadera y codo

Si bien el bulldog inglés no es una raza especialmente grande, lamentablemente también sufre una mayor predisposición a sufrir displasia de cadera.

La displasia de cadera es una enfermedad ósea y degenerativa que afecta a la articulación coxofemoral, que es la que une la cadera con el fémur. Esta articulación se deforma, lo que causa en el perro dolor y cojera, observándose estos síntomas sobre todo durante el ejercicio. El tratamiento generalmente es farmacológico y se destina a aliviar los síntomas, no obstante, en algunos casos el veterinario puede recomendar cirugía.

La displasia de codo es una enfermedad que se origina en la etapa de crecimiento y que afecta a esta articulación causando inflamación y degeneración progresiva del tejido óseo y articular. Los síntomas principales son la cojera, el dolor y la intolerancia al ejercicio físico. La primera opción de tratamiento es la ortopedia, no obstante, en casos graves puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

Problemas de piel

El sistema inmunológico del bulldog inglés es especialmente sensible, por este motivo esta raza está especialmente predispuesta a las alergias, que son aquellas reacciones exageradas de las células de defensa ante un determinado alérgeno. Las alergias que afectan en mayor grado al bulldog inglés son las cutáneas.

Las alergias cutáneas que podemos observar en el bulldog inglés son principalmente causadas por la inhalación de alérgenos, como por ejemplo moho o polen. Un bulldog inglés con alergia manifestará un picor constante, con inflamación y enrojecimiento de la piel, erupciones, lesiones e incluso heridas provocadas por rascado excesivo.

En este caso se debe acudir al veterinario para que trate de averiguar el alérgeno causante y determine un tratamiento, que puede realizarse a base de antihistamínicos, de antiinflamatorios y analgésicos tópicos o en los casos más severos con fármacos corticoides para suprimir la respuesta del sistema inmune.

Consejos para mantener la salud del bulldog inglés

Que el bulldog inglés sea una raza predispuesta a sufrir diversas enfermedades no significa que no podamos hacer nada para prevenir la aparición de estas patologías, presta atención a los siguientes consejos, muy importantes para mantener a nuestro perro en buen estado:

  • Al bulldog inglés no le gusta el ejercicio, esto no implica que no lo necesite, pero sí debe ser un ejercicio suave y adaptado a las necesidades que presenta este perro
  • Es imprescindible que nuestra mascota siga adecuadamente el calendario de vacunas establecido
  • Para prevenir el sobrepeso en este perro es importante brindarle una buena alimentación, adaptada a los requerimientos nutricionales de cada etapa vital
  • Para reducir las alergias del bulldog inglés es su entorno debe mantenerse limpio y desinfectado, pero para ello no deben emplearse químicos agresivos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades más comunes en bulldog inglés, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.