Enseñar a mi perro quedarse quieto a la orden

Enseñar a mi perro quedarse quieto a la orden

Además de los ejercicios clásicos de la obediencia canina, tu perro debe aprender otros que son útiles en la vida cotidiana. Uno de estos ejercicios consiste en que tu can se quede quieto a la orden, sin importar las circunstancias.

En este artículo de ExpertoAnimal emplearemos la orden "alto" para el ejercicio, pero tú puedes usar otra palabra si lo prefieres, siempre teniendo en cuenta que no debe ser similar a otras órdenes, ni excesivamente larga.

Existen dos criterios fundamentales de adiestramiento canino que están explicados a continuación. Sigue leyendo y aprende con nosotros a enseñar a tu perro a quedarse quieto a la orden:

Pasos previos

Dirígete con tu perro hacia la puerta. No necesitas llevar pedacitos de comida ni el clicker, porque no los usarás para este ejercicio. Cuando llegas a la puerta, que está cerrada, bloquea el paso de tu perro. Es necesario que tu perro quede al menos a un metro de la puerta.

Entonces, ubícate de tal forma que puedas abrir la puerta y ver a tu perro al mismo tiempo. No tienes que estar de frente a la puerta ni a tu perro, sino de lado hacia ambos. Abre la puerta lentamente. Cuando tu perro se abalance para salir, bloquea su camino con tu cuerpo. Simplemente gira hacia él y ponte entre él y la puerta.

Cuando tu perro retroceda, vuelve a ponerte de lado, dejando libre el paso. Si tu perro vuelve a intentar salir, vuelve a bloquearle el paso. Repite hasta que tu perro se quede esperando por un instante mientras el paso está libre. En ese momento, dile "Vamos" y déjalo salir.

Ten en cuenta que debes decir "Vamos" cuando tu perro se quedó esperando un instante. No cometas el error de esperar mucho tiempo. Poco a poco irás aumentando gradualmente el tiempo que tu perro espera el permiso para salir, pero las primeras veces sólo debe ser un instante.

Enséñale la orden

Una vez que hayas conseguido que tu perro espere tres segundos antes que le permitas salir con la orden "Vamos", puedes empezar a usar la orden "Alto" que le indica que debe esperar. Simplemente realiza el mismo procedimiento del criterio de adiestramiento anterior, pero di "Alto" antes de abrir la puerta. Felicítalo con un "Muy bien" siempre que lo realice correctamente.

Practica hasta que tu perro responda confiablemente a la orden "Alto", al menos un 80% de las veces en dos sesiones de adiestramiento consecutivas. Recuerda aumentar el tiempo gradualmente. Puede ser muy útil incluir un gesto físico que acompañe a la palabra para facilitar que el perro recuerde correctamente la orden.

Practica en distintas situaciones

Ahora es el momento en el que vamos a necesitar unos deliciosos snacks para perro, siguiendo el uso del refuerzo positivo para enseñarle la orden "Alto":

  • Paso de cebra: Probablemente tu perro estará más que acostumbrado a esperar en el paso de peatones cuando está de color rojo. Anticípate a su detención y anímale a detenerse utilizando la orden "Alto". Cuando lo realice correctamente felicítalo.
  • Entrada al pipi-can: De igual forma que practicábamos cuando salíamos de casa, podemos aprovechar la puerta del pipi-can para seguir con el desarrollo del "Alto" en las diferentes situaciones.
  • Adiestramiento: Mantener a tu perro ágil mentalmente es muy importante. Para ello, siempre es recomendable dedicar al menos 2 veces a la semana un tiempo a repasar las ordenes de obediencia ya aprendidas. Durante tus sesiones deberás incluir el "Alto" y practicar su efectividad.
  • Antes de...: Siempre que vayas a realizar una acción como puede ser tirar una pelota, dar de comer, etc. aprovecha y recuérdale la orden "Alto".

Si deseas leer más artículos parecidos a Enseñar a mi perro quedarse quieto a la orden, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.