¿Es bueno combinar pienso con comida casera?

¿Es bueno combinar pienso con comida casera?

Hoy en día, los cuidadores son cada vez más conscientes de la importancia de ofrecer a los perros una alimentación de calidad, y no solo por una cuestión puramente nutricional, ya que una buena dieta se reflejará también en la salud. El pienso y la comida casera son dos de las opciones más populares en los hogares, pero, ¿son buenas alternativas? ¿Pueden mezclarse? En este artículo de ExpertoAnimal, en colaboración con Dogfy Diet, explicamos las claves sobre el pienso y la comida casera y respondemos a la pregunta sobre si es bueno combinar pienso con comida casera o no.

¿Es bueno darle pienso a un perro?

El pienso suele ser la opción más habitual, muchas veces por desconocimiento o simplemente por la comodidad que ofrece. No obstante, el momento de elegir la alimentación para tu perro es muy importante, por ello, es preferible que te dejes aconsejar por personas que tengan conocimientos en nutrición canina. Muchas veces nos dejamos guiar por la influencia de las marcas en el mercado, pero dejamos de prestar atención a lo que es realmente importante: el dorso de la bolsa, la composición analítica.

¿Cómo digieren los perros el pienso?

¿Te has planteado comer toda tu vida comida seca con ingredientes degradados? Si te cuesta pensar que podrías comerlo tú, debes saber que el perro tiene un organismo y un sistema digestivo preparado para comer con un mínimo de 70 % de humedad.

Seguro que muchas veces has observado que tu perro se hincha a beber agua al acabar de comerse el bol de pienso. Bebe agua porque lo necesita para hidratar y digerir el alimento en su estómago, no porque realmente esté sediento. Para que te hagas una idea, el pienso tarda en digerirse unas 10 horas como mínimo. Todos hemos visto cómo se hincha una bola de pienso cuando le añadimos agua y esperamos unos minutos…, eso mismo ocurre en el estómago de tu perro.

Conclusión: falta de hidratación.

¿Puedo darle a mi perro comida casera?

Por supuesto que sí. La dieta casera es una de las opciones que existen en nutrición canina natural que, sin duda, reúne más beneficios. En primer lugar, es una dieta basada en alimentos frescos y aptos para el consumo humano, con ingredientes llenos de nutrientes, vitaminas y minerales. Estos alimentos son sometidos a un proceso de cocción controlado, evitando riesgos bacteriológicos y obteniendo así una mejor conservación de sus nutrientes originales, así como también más palatabilidad y mayores características organolépticas (olor, color, sabor…), lo que hace que sea un alimento mucho más atrayente y apetecible para nuestros peludos.

Además, se trata de una dieta variada que gusta mucho más a los perros, lo que les motiva y les llena de energía y alegría. La dieta casera natural no solo es salud asegurada, sino también el bienestar emocional de nuestro mejor amigo. Así mismo, acaba siendo una inversión, puesto que, si desde bien pequeños están bien nutridos, las posibilidades de desencadenar enfermedades son mínimas en comparación con las surgidas por la alimentación con piensos comerciales, especialmente los de baja calidad.

Consejos para iniciar una dieta casera

La comida casera siempre será la mejor alternativa para alimentar a nuestro perro, pero no resulta fácil confeccionar un menú completo y equilibrado. Es decir, si nos queremos decantar por esta opción, no sirve con que le demos al perro la misma comida que preparamos para nosotros, ni mucho menos nuestras sobras. Al contrario, junto con un veterinario con conocimientos en nutrición canina, debemos elaborar una dieta que cuente con todos los ingredientes que el perro requiere para cubrir sus necesidades nutricionales según sus circunstancias vitales. En otras palabras, no va a comer lo mismo un cachorro que un adulto, un perro que pasa el día corriendo que uno de vida sedentaria o un ejemplar que padece alguna enfermedad y otro sano. Una dieta descompensada podría llegar a provocar problemas importantes para la salud y el bienestar de nuestro perro.

Por otra parte, si tu deseo es darle comida casera a tu perro, pero no sabes qué platos o no dispones de tiempo para cocinar, puedes optar por Dogfy Diet, una marca de comida casera para perros que emplea únicamente ingredientes frescos y 100% naturales. Funciona mediante suscripción y te envían la comida casera a casa, personalizada para ajustarse a las necesidades de tu perro, cocinada a baja temperatura y congelada para que puedas almacenar los platos necesarios para varias semanas. La frecuencia de envío de los pedidos varía en función de las necesidades de cada perro. Usa el cupón EXPERTOANIMAL20 para tener un 20 % adicional al comprar en Dogfy Diet.

¿Se puede mezclar pienso con comida casera?

La respuesta es NO, no podemos mezclar pienso con comida casera, de manera que siempre debemos darlo en tomas separadas. Cometemos un error si mezclamos pienso (comida seca) con comida húmeda natural, ya sea durante la transición al introducir una dieta casera o bien si decidimos darle alimentación mixta (alternar alimento seco con comida natural) a nuestro peludo.

Si se mezclan ambos alimentos podemos crear un cuadro gastrointestinal, dado que la comida natural puede quedar fermentada en el tracto digestivo del perro mientas se digiere el pienso, lo que puede ocasionar diarreas y/o vómitos, dado que los tiempos de digestión de ambos alimentos son distintos.

¿Cómo pasar del pienso a la comida casera?

Tanto si te decantas por establecer una dieta basada únicamente en comida casera como si prefieres seguir una alimentación mixta, es decir, ofreciendo algunos días pienso y otros días comida casera, la introducción del nuevo alimento debe hacerse de forma progresiva. Para ello, como hemos indicado anteriormente, no debemos mezclar en el mismo bol ambos alimentos, sin embargo, sí podemos combinar pienso con comida casera ofreciéndola en tomas distintas durante unos días para que el animal se habitúe a esta nueva alimentación.

¿Cómo combinar pienso con comida casera durante la transición?

La transición de pienso a comida casera exclusiva, o habituación al alimento natural en caso de iniciar una dieta mixta, puede durar de una a dos semanas, dependiendo del animal. Durante este tiempo, es aconsejable establecer un mínimo de dos tomas al día para separar la comida casera del pienso. Así pues, los dos primeros días le daremos a nuestro perro aproximadamente un cuarto de la ración diaria de comida casera y, en otra toma, le proporcionaremos la ración restante (tres cuartos) de pienso seco.

Los siguientes días, doblaremos la ración de comida casera y reduciremos proporcionalmente la de pienso. De esta forma, ofreceremos la mitad de la ración diaria de comida natural y la otra mitad de pienso seco. Seguiremos incrementando la cantidad de comida casera y reduciendo la de pienso gradualmente, hasta que ofrecer a nuestro perro exclusivamente comida natural.

Recordemos que preparar una dieta totalmente casera requiere de ciertos conocimientos y del asesoramiento de un veterinario/a especializado/a en nutrición, a fin de ofrecer al perro un alimento completo. Una deficiencia nutricional puede desarrollar problemas de salud graves. Por ello, optar por una marca que cocine las raciones equilibradas de la mano de profesionales es, sin duda, la mejor opción. Así, no solo nos aseguramos de que nuestro perro recibe la mejor alimentación, sino que ahorramos tiempo al no tener que elaborar nosotros/as el menú. En Dogfy Diet, recuerda que dispones de un 20 % de descuento con nuestro código: EXPERTOANIMAL20. Para más información, puedes contactar directamente con Dogfy Diet a través de WhatsApp al siguiente número de teléfono: 611 48 04 52.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es bueno combinar pienso con comida casera?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.