Compartir

Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 19 febrero 2018
Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Cobayas

Es probable que todos hayamos oído hablar de una enfermedad conocida con el nombre de escorbuto o déficit de vitamina C, oero puede que no sepamos que esta patología también puede afectar a nuestras cobayas y, además, con relativa frecuencia, ya que no es raro que la alimentación de estos roedores no sea la adecuada.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar qué es el escorbuto en cobayas, cómo se manifiesta y qué síntomas observaremos para que podemos detectarlo y, por supuesto, cuál es el tratamiento a aplicar. Si convives con una cobaya este artículo te interesa.

También te puede interesar: Mi cobaya no come

¿Qué es el escorbuto?

Como hemos dicho, esta enfermedad se produce por una deficiencia de vitamina C, también llamada ácido ascórbico. Las cobayas, al igual que los humanos, no son capaces de sintetizar esta vitamina, es decir, su organismo no puede fabricarla, lo que implica que deben ingerirla con la dieta, a través de los alimentos o en forma de suplementos.

La vitamina C desempeña diversas funciones en el organismo. Quizás la más conocida es su intervención en la síntesis del colágeno, que participa en la creación de todo tipo de tejidos. Cuando esta vitamina falta se producen diversas alteraciones.

Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es el escorbuto?

Síntomas del escorbuto en cobayas

Los síntomas del escorbuto en cobayas más frecuentes son:

  • Pérdida de apetito y, por consiguiente, de peso.
  • Hipersalivación.
  • Enfermedades respiratorias.
  • Repuesta inmune más leve y menos efectiva.
  • Pododermatitis (inflamación dolorosa de los pies).
  • Sangrado e inflamación de encías y debilidad dental que puede llegar a propiciar la caída de los dientes.
  • Pueden producirse otras hemorragias internas, sobre todo alrededor de articulaciones como las rodillas.
  • Retraso en la cicatrización de heridas, descamaciones, alopecias, piel oscurecida y pelo en mal estado.
  • Debilidad, disminución de la actividad, cojera, rigidez articular, descoordinación y dolor a la manipulación (la cobaya grita si se la coge).

Hay que tener en cuenta que el déficit de vitamina C puede ser un trastorno primario o secundario. Esto quiere decir que, en ocasiones, nuestra cobaya tiene una alimentación adecuada y un correcto aporte de esta vitamina pero, por ejemplo, sufre de alguna patología, como un resfriado, que le impide comer. Este ayuno, y no la alimentación, sería la causa de la deficiencia. Por ello, siempre que nuestra cobaya enferme y pierda el apetito hay que valorar la suplementación con vitamina C.

El tratamiento del escorbuto en cobayas

Si observamos alguno de los síntomas anteriormente mencionados debemos acudir a nuestro veterinario sin perder tiempo. Establecido el diagnóstico, el veterinario, que debe ser especialista en estos roedores, nos pautará la administración de un suplemento de vitamina C, ya que compensar la carencia de esta vitamina es lo que va a curar el escorbuto en cobayas.

Además, se marcará una alimentación equilibrada y adecuada a las necesidades nutricionales, que van a depender de factores como la edad o de si nuestra cobaya se encuentra o no embarazada. Mantener una dieta correcta es lo que evitará que nuestra cobaya vuelva a enfermar.

Hay que saber que la cantidad necesaria de esta vitamina se triplica durante el embarazo de la cobaya y que se trata de una vitamina con poco tiempo de vida útil. Esto quiere decir que si la diluimos en el agua, en unas horas su ingesta ya no producirá ningún efecto, ya que se degrada en el ambiente. Tampoco se conserva más de 90 días en los piensos que podemos encontrar en el mercado enriquecidos con vitamina C.

Las necesidades diarias de esta vitamina se estiman en unos 10 mg por kg, ascendiendo a 30 si se trata de una cobaya embarazada. Hay que tener en cuenta, también, que un exceso de vitamina C puede provocar diarrea.

Una alimentación equilibrada para cobayas

Como hemos dicho, para evitar el escorbuto en cobayas debemos prevenir la carencia de vitamina C dándole a nuestra cobaya una alimentación adecuada y que contenga esta vitamina en la cantidad suficiente. La alimentación que se recomienda para una cobaya adulta se compone de lo siguiente:

  • Heno, que debe constituir la práctica totalidad del alimento diario, entre un 70-80 %. Se recomienda el de alfalfa solo en el caso de hembras gestantes porque aumentan sus requerimientos de calcio. En una cobaya que no se encuentre en estado esta cantidad de calcio puede acabar depositándose en forma de cálculos.
  • Pienso para cobayas, que también debe estar constituido básicamente por heno. Como hemos comentado, hay que prestar atención a la fecha de fabricación para garantizar que, en el caso de que esté enriquecido con vitamina C, esta siga estando activa. Debe suponer aproximadamente el 20 % de la alimentación diaria.
  • Verduras, especialmente las ricas en vitamina C, como las espinacas, el perejil (no indicado en cobayas preñadas), la col, las endivias o la remolacha, en una cantidad aproximada al 5 % de la dieta.
  • Frutas y cereales de consumo ocasional, como premio.
  • Junto a nuestro veterinario valoraremos la necesidad de administrar un complemento de vitamina C.
Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento - Una alimentación equilibrada para cobayas

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Escorbuto en cobayas - Síntomas y tratamiento

Volver arriba