Evitar que mi gato orine en casa

Evitar que mi gato orine en casa

Sabemos que los gatos son animales muy limpios, pero a veces, sobre todo los machos, orinan fuera del arenero que les tenemos preparado para sus necesidades y dejan marcas otras partes de la casa. ¿Por qué lo hacen? ¿Podemos evitarlo? Efectivamente tienen sus razones para hacerlo y sí podemos evitarlo en la mayoría de los casos.

Si eres el dueño de un gato que sigue este comportamiento que suele molestarnos a los humanos y te interesa rectificarlo, sigue leyendo y descubre cómo evitar que tu gato orine en casa.

¿Por qué orinan fuera de su arenero los gatos domésticos?

Seguramente si tienes un gato que orina en la pared, en el sofá, en las sillas y otros lugares de tu casa y que raras veces lo hace en su arenero, te habrás hecho esta pregunta. Debemos recordar que aunque hace muchos siglos que están domesticados y algunos prefieren la convivencia con humanos, los gatos siguen teniendo su instinto. Por lo tanto seguirán haciendo cosas que puede que a nosotros nos resulten extrañas o incluso molestas. En el caso de la orina fuera de lugar puede tratarse de diversos motivos como por ejemplo:

  • El motivo más común es el marcaje de su territorio. Los gatos tanto machos como hembras, pero sobre todo ellos, marcan mucho lo que es suyo y una forma de hacerlo es con la orina. Su orina para nosotros desprende un olor fuerte y desagradable, pero para ellos es algo más y es que contiene un alto nivel de feromonas que les sirve para identificarse, atraerse los unos a los otros o para conseguir el efecto contrario alejando a posibles competidores. Por la orina saben si se trata de un macho o de una hembra e incluso pueden saber si se trata de un individuo adulto o no. Además, en el caso del marcaje de hembras así identifican los machos cuando están ellas en celo, entre más cosas que pueden comunicarse solo con la orina.
  • Puede que para ellos su arenero se encuentre demasiado cerca de su zona de alimentación y como son muypulcros no aceptan utilizar el arenero y miccionan en lugares más alejados.
  • Otro motivo, es que no encuentren su caja de arena lo suficientemente limpia porqué ya tenga algunas heces y orines acumulados. Puede tratarse de estrés por alguna situación nueva a la que no se hayan podido adaptar todavía.
  • Puede que el problema sea el tipo de arena que utilizamos. Los gatos son muy sensibles con sus gustos para las cosas, así que puede ser que no les agrade el olor o la textura de la arena que utilizamos para su caja.
  • Tendremos que fijarnos en más síntomas, pero a veces este comportamiento es debido a algún tipo de enfermedad.
  • Si tienes varios gatos, puede que no les guste compartir la caja de arena con sus compañeros, por lo que mínimamente debemos tener un arenero por cada gato o más.

¿Cómo podemos evitar que los gatos orinen fuera del arenero?

Es posible evitar y rectificar este comportamiento en los felinos domésticos. A continuación te presentamos una serie de pautas para evitar que tu gato orine fuera de lugar:

  • Si no quieres que tu gato haga sus necesidades dentro de casa y tienes terreno exterior para que tu amigo salga, procura tener una puerta gatera para que pueda entrar y salir de casa siempre que lo necesite. Piensa que si no tiene acceso a la zona en la que normalmente hace sus necesidades, las acabará haciendo donde pueda. Recordamos que en casos de gatos que salen al exterior debemos tenerlos debidamente identificados con microchip y un collar para gatos con chapa identificativa, así en caso de perderse lo recuperaremos más fácilmente.
  • Asegúrate de que la caja de arena de tu gato esté suficientemente limpia. Como hemos dicho antes son unos animales muy pulcros por lo que si consideran que su arenero está demasiado lleno no querrán entrar en él y acabarán haciendo sus necesidades dónde puedan.
  • Si tienes varios gatos y con un arenero no están conformes, no es de extrañar, pues a muchos no les gusta compartir este espacio y optarán por buscarse un rincón. La solución en este simple caso es tener un arenero para cada gato.
  • Quizás debamos recolocar el arenero en otra zona de la casa, pues puede ser que si está en la misma habitación o muy cerca de la zona de alimentación donde tienen su comida y su agua, opten por no hacer sus necesidades tan cerca y buscarse otro sitio. Así que si reubicamos la caja de arena puede que sea suficiente para solucionar el problema.
  • Debemos comprobar que no se trate de la arena que utilizamos para la caja. Si a nuestro gato le desagrada la textura o el olor perfumado de la arena para gatos que utilizamos en su arenero, fácilmente dejará de utilizarlo y se buscará rincones más cómodos para él. Así pues, debemos cambiar el tipo o marca de arena que compramos y comprobar si esta era la causa del desorden de micción de nuestro gato.
  • Si debido a otros síntomas sospechas que puede ser algún tipo de enfermedad, no lo dudes ni un momento, acude a tu veterinario de confianza para que le realice las pruebas necesarias a tu peludín y así poder tratarle cuanto antes. Una enfermedad muy frecuente en este caso son los cristales en el tracto urinario. Este problema es bueno detectarlo cuanto antes pues así será mucho más fácil su solución, cuanto más tardemos más agravado estará el problema e irán apareciendo otros secundarios. Conforme se vaya curando la enfermedad el problema de las orinas fuera de lugar también se irá corrigiendo.
  • Puede que haya habido algún cambio reciente, por pequeño que sea, en la vida de nuestro felino que le esté causando estrés. Uno de los síntomas más frecuentes en el estrés de los gatos es este desorden en la micción, pues se encuentran desorientados y nerviosos. Procura localizar qué es lo que produce el estrés en tu compañero y mira si se puede retirar o cambiar esta situación. En caso de no poderse cambiar deberemos intentar que el gato se vaya familiarizando con refuerzo positivo, además de acudir al veterinario por si puede recomendarnos alguna cosa efectiva para rebajarle el estrés a nuestro felino.
  • En caso de marcaje del territorio, la esterilización suele reducir o eliminar este comportamiento. Las hembras esterilizadas como ya no entrarán en celo no necesitarán reclamar a los machos y los machos castrados no buscarán hembras en celo ni necesitarán marcar tan efusivamente su territorio con olores fuertes.
  • Una forma de reeducar a tu gato para que vuelva a utilizar el arenero, habiendo solucionado primero el problema de origen ya sea estrés, enfermedad o el que sea, es ir colocando cajas de arena en los puntos en los que ha ido marcando en la casa.
  • Otro método muy utilizado y efectivo son las feromonas de gato como Feliway que se venden en spray y en difusor. Las feromonas ayudan a reducir o eliminar el estrés en nuestro amigo además de proporcionarle un olor conocido. El difusor debemos enchufarlo en la zona en la que normalmente esté nuestro gato más horas por ejemplo en el comedor, el salón o en nuestra habitación. En cambio el spray deberemos rociarlo en las zonas en que nuestro compañero haya marcado con orina. Primero debemos limpiar estas zonas marcadas con agua y alcohol y dejar que se sequen. No utilizaremos productos con olores fuertes como la lejía y el amoníaco. Seguidamente pulverizaremos estas zonas con el spray de feromonas diariamente. Los efectos pueden empezar a notarse en la primera semana pero se recomienda un mes de utilización diaria antes de saber si está surtiendo el efecto deseado o no. Hoy en día en muchas clínicas veterinarias se utiliza el difusor de feromonas Feliway de forma permanente, ya que así los gatos que deben ser visitados en la consulta sufren menos estrés.
  • Cuando veamos que nuestro compañero peludo está utilizando la caja de arena para sus necesidades en vez de seguir marcando esquinas de la casa, deberemos esperar a que acabe y seguidamente premiarlo con un poco de juego o mimos estando todavía cerca del arenero. Con los gatos no suele funcionar en este caso premiarlos con comida puesto que no les gusta juntar la zona de sus necesidades con la alimentación, por eso nos decantaremos por el refuerzo positivos con mimos y juegos. Así poco a poco les iremos reforzando la idea de que utilizar la caja de arena es bueno.

Recuerda que ante un desorden de este tipo lo primero que debemos verificar es que nuestro felino no esté enfermo. Una vez descartada la enfermedad o ya tratada, como podemos ver es relativamente sencillo recuperar el comportamiento adecuado de que utilicen la caja de arena. Eso sí, deberemos armarnos de paciencia ya que se trata de un proceso de recuperación y de aprendizaje.

Si deseas leer más artículos parecidos a Evitar que mi gato orine en casa, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.