Gastritis en los gatos - Síntomas, causas y tratamiento

Gastritis en los gatos - Síntomas, causas y tratamiento

La gastritis es una de las enfermedades gastrointestinales más comunes entre los felinos domésticos. Se caracteriza por una inflamación de la mucosa gástrica, que puede ser aguda o crónica. La gastritis puede afectar a gatos de todas las edades, ya sean mestizos o de raza definida, pero es más frecuente en los felinos que vivieron en las calles. Si bien los diagnósticos de gastritis no suelen ser fatales, requieren rápida atención veterinaria para establecer un tratamiento adecuado y evitar el agravamiento de los síntomas.

En este artículo de ExpertoAnimal, te resumimos los principales síntomas de la gastritis en los gatos, para que puedas reconocerla tempranamente en tu felino. Además, te contamos las principales causas y las formas de prevenir esta patología para conservar la buena salud de nuestros mininos.

Causas y factores de riesgo asociados a la gastritis

Por lo general, los cuadros de gastritis aguda se relacionan con hábitos alimenticios inadecuados, como el consumo de comida en mal estado, de sustancias tóxicas (insecticidas, medicamentos, plantas tóxicas, productos de limpieza, pesticidas, etc.), y de heces de otros animales. El consumo excesivo de comida, la formación de bolas de pelo y la ingesta de cuerpos extraños (plásticos, juguetes, etc.) también representan un serio riesgo al buen funcionamiento del tracto digestivo de los felinos.

No obstante, la gastritis también puede aparecer como un síntoma de otra patología subyacente, como infecciones bacterianas o víricas, problemas renales o hepáticos, alergias alimenticias y cáncer. Por otro lado, los parásitos intestinales también pueden generar una inflamación severa en la mucosa intestinal.

Los felinos que mantienen con una dieta desequilibrada, basada en piensos de baja calidad o consumen alimentos prohibidos o inapropiados (como comidas condimentadas, grasosas o picantes), son más vulnerables a las patologías gastrointestinales. Además, el estrés aparece como un importante factor de riesgo para la gastritis, bien como el consumo excesivo de antibióticos.

Cuando no tratada rápida y adecuadamente, la inflamación en la mucosa gástrica se agrava, dando origen a una gastritis crónica. En estos cuadros, podemos observar daños no solo en el estómago, pero también en la flora bacteriana del intestino.

Síntomas de la gastritis en los gatos

Por lo general, los primeros síntomas de la gastritis son dolor intenso o malestar en la región superior del abdomen, acompañados de la sensación de acidez, principalmente después de las comidas. Como nuestros mininos no expresan dolor o indigestión de forma tan evidente como nosotros, estos síntomas pueden pasar desapercibidos.

Con el avance de la inflamación, aparecen los síntomas más característicos de la gastritis. En esta etapa, tu minino puede presentar los siguientes signos clínicos:

  1. Vómitos: en la gastritis aguda, el animal presenta vómitos repentinos y frecuentes, que pueden contener bilis, sangre fresca o digerida. Ya en la gastritis crónica, los vómitos son severos y persistentes, y también pueden venir acompañados de sangre y bilis. Los vómitos con bilis presentan un color amarillo o verde. La sangre fresca brinda un color rojo o marrón rojizo al vómito, mientras que la sangre digerida se presenta en forma de granos o nódulos oscuros.
  2. Alteración en las mucosas: si la gastritis del animal es derivada del consumo de alguna substancia tóxica, sus mucosas pueden mostrarse amarillentas como un síntoma de intoxicación. Además, en los casos de gastritis más severos, las mucosas suelen estar pálidas, gracias a la pérdida de sangre.

Otros síntomas de gastritis en gatos:

  • Pérdida de apetito y de peso
  • Deshidratación
  • Diarrea
  • Debilidad y letargo
  • Babeo excesivo
  • Sangre en las heces

Diagnóstico de la gastritis en los gatos

Si observas algún síntoma mencionado en tu gato, debes acudir rápidamente al veterinario de tu confianza. En la clínica veterinaria, el profesional podrá analizar detalladamente los síntomas y solicitar los análisis clínicos necesarios para verificar el estado de salud de tu minino y descartar la presencia de cuerpos extraños en su tracto digestivo. Caso desconfíe de una gastritis crónica, el veterinario también podrá solicitar una biopsia de la mucosa gástrica.

Tratamiento de la gastritis en los gatos

Una vez confirmado el diagnóstico de gastritis, el tratamiento dependerá fundamentalmente de la causa y del avance de la patología en el organismo de cada animal. Si se identifica la presencia de algún cuerpo extraño en el estómago, será indispensable retirarlo a través de una intervención quirúrgica.

En la gastritis aguda leve, suspender la alimentación por determinado tiempo (de 12 a 48 horas, por lo general) y limitar el consumo de agua suele ser eficaz para calmar la inflamación y aliviar el mal estar. Durante la recuperación, será fundamental dar de comer a tu gato varias veces al día, ofreciendo siempre poca cantidad de comida en cada toma.

En los casos más avanzados, el veterinario podrá administrar antibióticos y corticosteroides para controlar el avance de la inflamación en el tracto digestivo y tratar posibles infecciones. Por otro lado, si el gato presenta vómitos frecuentes, podrán ser empleados medicamentos antieméticos para revertir este cuadro.

En todos los casos de gastritis, será esencial adecuar la dieta del animal y corregir algunos malos hábitos en su rutina para evitar un nuevo episodio de inflamación severa. Tu veterinario podrá orientarte respecto a estos cambios para ofrecer una mejorar calidad de vida a tu minino.

¿Cómo prevenir la gastritis en los gatos?

Cuando se trata de la salud de nuestros mininos, debemos tener siempre presente el refrán "es mejor prevenir que curar". Para prevenir el desarrollo de una gastritis en tu felino, recuerda seguir los consejos que enumeramos a seguir:

  • Buena alimentación: es esencial proporcionar una alimentación equilibrada y de excelente calidad a tu minino durante toda su vida, respetando la cantidad de comida apropiada a su tamaño y edad. Además de alejar los alimentos prohibidos de su dieta, recuerda no ofrecer comida humana condimentada o alimentos difíciles de digerir a tu minino.
  • Cuidados en el hogar: evita dejar basura o cualquier tipo de residuo al alcance de tu felino. También recuerda organizar el hogar de forma inteligente, evitando el acceso a los productos de limpieza, pesticidas, medicamentos, y demás productos posiblemente tóxicos para él.
  • Controlar las salidas al exterior: muchos gatos están acostumbrados a pasear solos en el exterior del hogar, pero el vagabundeo representa un serio riesgo a su salud. Además del riesgo de consumir alimentos en mal estado o sustancias tóxicas, también pueden contagiarse con numerosas patologías, ya sea en peleas callejeras, durante el acto sexual o por el contacto directo con agentes patógenos.
  • Medicina preventiva: todos los gatos deben contar con una adecuada medicina preventiva durante toda su vida. Por ello, recuerda realizar visitas periódicas al veterinario cada 6 meses, respetar su carta de vacunación y desparasitaciones periódicas, además de mantenerlo física y mentalmente estimulado.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Gastritis en los gatos - Síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.