Granos en perros - Causas y tratamiento

Granos en perros - Causas y tratamiento

En ocasiones, podemos descubrir en nuestro perro uno o varios granos en diferentes partes del cuerpo. Estos pueden tener distintas causas, como examinaremos en este artículo de ExpertoAnimal. Que nuestro perro tenga granos en la piel puede indicarnos que está padeciendo algún problema dermatológico pero, también, los granos son consecuencia de la presencia de parásitos como pulgas o garrapatas, de alergias o podrían ser, en realidad, abscesos, quistes o tumores.

Sigue leyendo para descubrirlo todo sobre los granos en perros, qué los provoca, cómo tratarlos y cómo prevenirlos en algunos casos.

Mi perro tiene granos en la barbilla

Si nuestro perro tiene granos en la piel en la zona de la barbilla y se trata de un cachorro, podemos pensar en que padece acné. Así, el perro tendrá espinillas de las que puede salir pus. También pueden verse afectados los labios inferiores y, con menor frecuencia, la zona genital, el periné o las ingles.

Parece que este tipo de acné en perros se produce por una obstrucción de los folículos pilosos y que hay razas predispuestas, como el bóxer o el bulldog. El tratamiento consiste en baños con productos desinfectantes, aunque hay casos que no responden y requieren antibióticos. De todas formas, es un trastorno que normalmente desaparece cuando el cachorro alcanza la madurez sexual.

Mi perro tiene granos en las patas

Aunque hay más causas que explicaremos en los siguientes apartados, si nuestro perro tiene granos en la piel de las patas, más concretamente en los pies, es posible que padezca una pododermatitis. Esta patología consiste en una inflamación que puede tener causas variadas que engloban desde golpes a cuerpos extraños, pasando por alergias, parásitos u hongos.

Además, el cuadro puede complicarse con la aparición de infecciones bacterianas, lo que se denomina pioderma interdigital. La pata se observará hinchada, con uno o varios granos que pueden emitir secreción. Por ello, el perro puede cojear. Para averiguar la causa hay que fijarse en si hay una o más patas afectadas. El tratamiento dependerá del correcto diagnóstico. Eso sí, si hay infección bacteriana el veterinario recetará antibióticos.

Mi perro tiene granitos en el ano

Que el perro tenga granos en la piel del ano, o cerca del ano, puede deberse a diferentes causas que también van a producir granos en otras partes del cuerpo, como veremos. Sin embargo, hay un motivo de aparición de pequeños abultamientos exclusivo de esta localización. Se trata de infecciones en las glándulas anales, pólipos o tumores en perros que pueden originarse en el recto o en estas glándulas. Los observaremos como bultos de diferentes tamaños que pueden crecer, ulcerarse o expulsar secreciones. El veterinario deberá llegar al diagnóstico, ya que de ello depende el tratamiento.

Mi perro tiene granos con pus

Si nuestro perro tiene granos en la piel de cualquier parte del cuerpo podemos estar ante un absceso, que no es más que una acumulación de pus bajo la piel. Puede producirse tras mordeduras, picaduras, heridas, etc. Los hay de distintos tamaños y, eso y su localización, va a determinar su importancia para la salud del perro. Así mismo, pueden presentarse como granos verdes en perros o amarillos.

Algunos de estos abscesos son muy dolorosos y pueden impedir la alimentación si el perro tiene granos en la cabeza y el cuello de esta tipología. Será el veterinario el encargado de drenarlos, desinfectarlos y recetar antibióticos.

Granos en perros por parásitos externos

Pulgas y garrapatas pueden explicar que un perro tenga granos en la piel. Las garrapatas son unos parásitos que, para alimentarse, deben introducir su cabeza en el cuerpo del perro, generalmente con preferencia por zonas con poco pelo. A veces, cuando tras alimentarse se desprenden o las arrancamos nosotros dejando la cabeza dentro, se forma un grano rojo o un pequeño absceso en el lugar. Observaremos que el perro tiene granos en la oreja, el cuello, entre los dedos, etc. Pueden resolverse solos pero, si contienen pus, requieren tratamiento veterinario. Por supuesto, la prevención mediante la utilización de productos antiparasitarios es la mejor opción.

Por su parte, las pulgas también se alimentan de la sangre de los perros, pudiendo originar granitos, sobre todo en animales con alergia a su picadura. En estos casos aparecerán en la zona lumbosacra, perineal, abdominal, posterior de las patas traseras o muslos. El perro tendrá granos y se le caerá el pelo debido al rascado intenso producido por el picor. Si no tratamos, la piel se engrosa y oscurece. Puede requerirse tratamiento para estos síntomas y, siempre, debemos desparasitar al animal.

Así, los granos rojos en perros, normalmente, son producto de la presencia de pulgas o garrapatas. Como hemos dicho, en algunos casos, especialmente cuando estamos ante garrapatas, observamos granos con sangre en el perro. Podemos eliminar estos parásitos con remedios naturales si la infestación es leve, pero si es mayor, es necesario acudir al veterinario para tratar con productos antiparasitarios o fármacos en caso de haberse producido una reacción alérgica a la picadura.

Granos en perros por dermatitis por contacto

Si un perro tiene granos en la piel en zonas con poco pelo podemos pensar que ha entrado en contacto con alguna sustancia irritante. Si el perro tiene granos en los testículos puede deberse a que se ha sentado sobre un suelo impregnado con alguna sustancia abrasiva. Si el perro tiene los granos en el hocico podemos pensar en una dermatitis alérgica por entrar en contacto con platos de plástico. Así, dependiendo de la zona en la que la sustancia incide en el cuerpo del perro observaremos en distintas partes granos rojizos, picor e inflamación. Puede haber supuración y, debido al rascado, existe la posibilidad de complicaciones con infecciones bacterianas.

En cualquier caso, hay que buscar el agente irritante y evitarlo. La lesión dermatológica se tratará con los antibióticos y antiinflamatorios que recete el veterinario.

Mi perro tiene granos por todo el cuerpo

Causas que hemos mencionado en apartados anteriores pueden producir granos en perros por diferentes zonas. Hablamos de abscesos, parásitos, quistes o tumores. Además, podemos señalar la foliculitis, trastorno secundario a otras patologías como sarna, alergia o hipotiroidismo, como causa de que el perro tenga granitos en la barriga, axilas, ingles pero, también, en el dorso. Se debe a la infección del folículo piloso. Hay que buscar la enfermedad subyacente para poder tratarla. Se prescriben baños y, en casos más graves, antibióticos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Granos en perros - Causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.