menu
Compartir

Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 29 diciembre 2020
Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo

Ver fichas de Gatos

La determinación de los grupos sanguíneos es importante a la hora de realizar transfusiones de sangre e incluso en las hembras gestantes, ya que de ello dependerá la viabilidad de los pequeños. Pese a que tan solo existen tres grupos sanguíneos en gatos: A, AB y B, si no se realiza una correcta transfusión con grupos compatibles las consecuencias serán fatales. Por otro lado, si los padres de los futuros gatitos son, por ejemplo, un gato A o AB con una gata B, se podría generar una enfermedad que causa hemólisis en los gatitos: la isoeritrolisis neonatal, que suele causar la muerte de los pequeños en sus primeros días de vida.

¿Quieres saber más sobre los grupos sanguíneos en gatos? En este artículo de ExpertoAnimal, tratamos sobre los tres de sangre felina, sus combinaciones, consecuencias y trastornos que pueden dar lugar entre ellos.

También te puede interesar: Tipos de anemia en gatos

¿Cuántos grupos sanguíneos hay en gatos?

En los pequeños felinos podemos encontrar tres grupos sanguíneos según los antígenos que presenten en la membrana de los glóbulos rojos: A, B y AB.

Razas de gatos del grupo A

El grupo A es de los tres el más frecuente en el mundo, siendo los gatos de pelo corto europeos y americanos los que mayoritariamente lo presentan, como:

Por otro lado, siempre son del grupo A los gatos de la raza siamés, oriental y tonkinés.

Razas de gatos del grupo B

Las razas de gatos en las que el grupo B más predomina son:

Razas de gatos del grupo AB

El grupo AB es muy raro de encontrar, pudiéndose ver en los gatos:

El grupo sanguíneo que presenta un gato depende de sus padres, ya que se heredan. Cada gato presenta un alelo del padre y otro de la madre, determinando esta combinación su grupo sanguíneo. El alelo A es dominante sobre el B e incluso se considera que con el AB, mientras que este último lo es sobre el B, que para que un gato sea tipo B debe tener los dos alelos B. De manera que:

  • Un gato A presentaría las siguientes combinaciones: A/A, A/B, A/AB.
  • Un gato B es siempre B/B porque nunca es dominante.
  • Un gato AB será AB/AB o AB/B.
Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo - ¿Cuántos grupos sanguíneos hay en gatos?

¿Cómo saber el grupo sanguíneo de un gato?

Hoy en día podemos encontrar varias pruebas para la determinación de los antígenos específicos de la membrana de los glóbulos rojos, que es donde se localiza el grupo sanguíneo de un gato. Se utiliza sangre en EDTA y se pone sobre unas tarjetas diseñadas para poner de manifiesto el grupo sanguíneo del gato según presente la sangre aglutinación o no.

En casos de que la clínica veterinaria no disponga de estas tarjetas, pueden tomar muestra de sangre del gato y mandarla al laboratorio para que indiquen de qué grupo es.

¿Es importante hacer pruebas de compatibilidad en los gatos?

Es necesario, debido a que los gatos presentan anticuerpos naturales frente a los antígenos de membrana de los glóbulos rojos de otros grupos sanguíneos.

Todos los gatos del grupo B tienen fuertes anticuerpos antigrupo A, lo que quiere decir es que si tiene contacto la sangre de un gato B con una de un gato A, causará enormes daños e incluso la muerte en el gato del grupo A. Los del grupo A presentan anticuerpos frente al grupo B pero más débiles, y los del grupo AB no presentan anticuerpos ni frente al grupo A ni frente al B. Esto es importante a la hora de hacer transfusiones, debido a los serios problemas que pueden causar.

Transfusiones sanguíneas en gatos

En algunos casos de anemia, los gatos requieren de una transfusión de sangre. Los felinos con anemia crónica soportan hematocritos (volumen de glóbulos rojos en el total de la sangre) inferiores que los que tienen anemia aguda o han perdido sangre de forma brusca, volviéndose hipovolémicos (volumen disminuido de sangre). El hematocrito normal de un gato se encuentra en torno al 30-50 %, por lo que se deben transfundir los gatos con anemia crónica y hematocrito del 10-15 % o los que presenten anemia aguda con hematocrito entre el 20 y 25 %. Junto al hematocrito, se deben observar los signos clínicos que, s¡ presenta el gato, indican que necesita una transfusión. Dichos signos indican hipoxia celular (bajo oxigeno en células) y son:

  • Taquipnea.
  • Taquicardia.
  • Debilidad.
  • Estupor.
  • Aumento del tiempo de relleno capilar.
  • Elevación del lactato sérico.

Además de determinar el grupo sanguíneo del receptor para la compatibilidad con el donante, se debe haber controlado que el gato donante no presente alguno de los siguientes patógenos o enfermedades infecciosas:

  • Leucemia felina.
  • Inmunodeficiencia felina.
  • Mycoplasma haemofelis.
  • Candidatus Mycoplasma haemominutum.
  • Candidatus Mycoplasma turicensis.
  • Bartonella hensalae.
  • Erhlichia sp.
  • Filaria sp.
  • Toxoplasma gondii.

Transfusión de sangre de un gato A a un gato B

Una transfusión de sangre proveniente de un gato A hacia un gato del grupo B es devastadora, debido a que los gatos B, como hemos comentado, presentan anticuerpos muy fuertes frente a los antígenos del grupo A, lo que conduce a que los glóbulos rojos transmitidos del grupo A sean rápidamente destruidos (hemólisis), causando una reacción de transfusión inmunomediada inmediata, agresiva y que acaba con la muerte del gato transfundido.

Transfusión sanguínea de un gato B a un gato A

Si la transfusión se realiza a la inversa, es decir, de un gato grupo B a uno tipo A, la reacción de transfusión es leve y no llega a ser eficaz por la menor supervivencia de los glóbulos rojos transfundidos. Además, una segunda transfusión de este tipo causaría una reacción mucho mas grave.

Transfusión de sangre de un gato A o B a un gato AB

Si se transfunde sangre tipo A o B a un gato AB no debe ocurrir nada, puesto que no tiene anticuerpos frente al grupo A o B.

Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo - Transfusiones sanguíneas en gatos

Isoeritrolisis neonatal felina

Se denomina isoeritrolisis o hemólisis del recién nacido a la incompatibilidad del grupo sanguíneo al nacer que ocurre en algunos gatos. Los anticuerpos que hemos estado comentando también pasan al calostro y a la leche materna y, de esta manera, llegan a las crías, pudiendo provocar problemas tal y como hemos visto en las transfusiones.

El gran problema de isoeritrolisis ocurre cuando una gata B se ha cruzado con un gato A o AB y, por tanto, sus gatitos son en su mayoría A o AB, por lo que cuando maman de la madre durante los primeros días de su vida pueden llegar a absorber numerosos anticuerpos antigrupo A provenientes de la madre y desencadenar una reacción inmunomediada a sus propios antígenos del grupo A de los glóbulos rojos, provocando su rotura (hemólisis), lo que se conoce como isoeritrolisis neonatal. Con otras combinaciones no ocurre isoeritrolisis ni muerte del gatito, pero sí se produce una reacción de transfusión relativamente importante que destruye glóbulos rojos.

La isoeritrolisis no se manifiesta hasta que el gatito ingiere esos anticuerpos de la madre, por lo que en el momento del nacimiento son unos gatos sanos y normales. Una vez que han tomado el calostro, empieza a aparecer el problema.

Síntomas de la isoeritrolisis neonatal felina

En la mayoría de los casos, estos gatitos irán debilitándose según pasan las horas o los días, parando de mamar, encontrándose muy débiles, pálidos por la anemia. Si sobreviven, esas mucosas e incluso piel se volverá ictérica (amarilla) e incluso su orina se volverá roja por los productos de degradación de los glóbulos rojos (hemoglobina).

En algunos casos, la enfermedad causa muerte súbita sin ningún síntoma previo que manifieste que el gato se encuentra mal y algo está pasando en su interior. En otros casos, los síntomas son más leves y aparecen con la punta de la cola oscura debida a una necrosis o muerte celular en la zona durante su primera semana de vida.

Las diferencias de gravedad de los signos clínicos dependen de la variación de los anticuerpos anti A que la madre ha transmitido del calostro, la cantidad del mismo que han tomado las crías y de su capacidad de absorción de los mismos en el organismo del pequeño felino.

Tratamiento de la isoeritrolisis neonatal felina

    Una vez que el problema se ha manifestado, no se puede tratar, pero si el cuidador se da cuenta durante las primeras horas de vida de los gatitos y los retira de la madre y los alimenta con leche formulada para gatitos, evitará que sigan absorbiéndose más anticuerpos que agraven el problema.

    Prevención de la isoeritrolisis neonatal

    Antes que tratar, que es prácticamente imposible, lo que se debe hacer ante este problema es su prevención. Para realizarla, se necesita saber el grupo sanguíneo de los gatos. Sin embargo, puesto que muchas veces esto no es posible debido a embarazos indeseados, la mejor forma de prevenirlo es castrando o esterilizando a los gatos.

    Si la gatita ya está embarazada y tenemos dudas, se debe evitar que los gatitos tomen su calostro durante su primer día de vida, retirándolos de la madre, que es cuando pueden absorber los anticuerpos de enfermedades y los que producen daño en sus glóbulos rojos si son del grupo A o AB. Aunque antes de hacer esto, lo ideal es determinar qué gatitos son del grupo A o AB con tarjetas de identificación del grupo sanguíneo a partir de una gota de sangre o del cordón umbilical de cada gatito y retirar solo a los de esos grupos, no a los del B que no tendrían ningún problema de hemólisis. Pasado este tiempo, se pueden volver a juntar con la madre puesto que ya no tienen capacidad de absorber los anticuerpos maternos.

    Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo - Isoeritrolisis neonatal felina

    Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

    Bibliografía
    • Palmero, V. Carballés. (2010). Enfermedades infecciosas felinas. Ed. Servet. Zaragoza, España.
    • Gemfe, avepa. grupos sanguíneos felinos. Disponible en: https://www.avepa.org/articulos/grupos_sanguineos_felinos
    • Veterinario gatos. Grupos sanguíneos en gatos y transfusiones. Disponible en: https://www.veterinariogatos.com/grupos-sanguineos-gatos/

    Escribir comentario

    Añade una imagen
    Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
    ¿Qué te ha parecido el artículo?

    Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo
    1 de 4
    Grupos sanguíneos en gatos - Tipos y cómo saberlo

    Volver arriba