Compartir

GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros

GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros

Ver fichas de Perros

Normalmente, cuando pensamos en los parásitos de los perros imaginamos pulgas o lombrices, pero lo cierto es que hay otros parásitos que pueden llegar a causar graves problemas de salud. Además, su proliferación va en aumento a consecuencia de factores como el cambio climático y la globalización. Se trata de los GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón.

En este artículo de ExpertoAnimal explicamos qué son los GUSOCs, cómo afectan a los perros y cómo tratarlos.

¿Qué son los GUSOCs?

Los GUSOCs son los gusanos parásitos que afectan a los ojos y al corazón. El gusano del corazón o Dirofilaria immitis es un gusano redondo que se aloja preferentemente en las arterias pulmonares, aunque también puede afectar a la parte derecha del corazón. Ambos parásitos pertenecen al grupo de los patógenos transmitidos por vectores, es decir, transmitidos a los animales o a las personas por artrópodos. En el caso de Dirofilaria immitis, el perro se infecta tras ser picado por mosquitos de la familia Culicidae que contienen larvas de filarias en su aparato bucal. Por su parte, los gusanos del ojo o Thelazia callipaeda viven en la cavidad orbitaria del ojo y tejidos subyacentes. Los transmiten las moscas Phortica variegata, que pertenecen al grupo de las moscas de la fruta y que se posan en los ojos de los animales para alimentarse de sus secreciones.

Ambos parásitos pueden desencadenar enfermedades de importancia como la thelaziosis y la dirofilariosis. Además de afectar a los perros, estas patologías cuentan con el agravante de que son zoonosis. Esto quiere decir que también pueden transmitirse a los seres humanos.

La expansión de los GUSOCs

Ambas enfermedades ocupan buena parte de la geografía española y hay zonas donde son altamente prevalentes. La dirofilariosis puede alcanzar en algunas zonas hasta un 35 % de prevalencia (es decir, de cada 100 perros, 35 están infectados). En cuanto a la thelaziosis, hay zonas donde hasta casi el 70 % de los perros están infectados.

Pero además, tanto la dirofilariosis como la thelaziosis son enfermedades vectoriales parasitarias que se encuentran en expansión en la actualidad. En el caso de la thelaziosis y la dirofilariosis, cada vez en más lugares se dan las condiciones que propician el ciclo vital de los insectos que transmiten thelazias y filarias a los perros. Estos mosquitos y moscas proliferan bajo temperaturas cálidas. Por ello, el cambio climático, que eleva la temperatura media a nivel mundial y altera las estaciones, es un factor que contribuye a que cada vez en más territorios los GUSOCs sean un problema. Además, las actividades de los seres humanos modifican el equilibrio de los ecosistemas y producen cambios tan importantes como son la deforestación, la urbanización o un contacto más estrecho con los animales silvestres, que actúan en numerosas ocasiones como reservorios.

Por último, otro factor muy destacado es la globalización. Hoy en día se han incrementado los desplazamientos de personas y de animales a cualquier parte del globo. En cuestión de horas es posible recorrer enormes distancias, lo que propicia la expansión de estas y de otras enfermedades.

¿Cómo afectan los GUSOCs a los perros?

Las patologías asociadas a los GUSOCs se encuentran en la actualidad en expansión y además se prevé su avance en los próximos años. Una vez que los GUSOCs consiguen infectar a un perro, pueden desencadenar una sintomatología más o menos acusada que se corresponde con las siguientes enfermedades.

Síntomas de thelaziosis en perros

La acción de las thelazias provoca una irritación a nivel ocular que en ocasiones se presenta de una manera leve, mientras que, en otras, los daños llegan a ser de gravedad considerable. También hay un porcentaje de perros infestados por el gusano del ojo que no manifiestan ningún síntoma.

Los casos más leves se caracterizan por lagrimeo, epífora, que es un lagrimeo intenso, y secreción ocular. Además, el perro mantendrá todo lo posible el ojo cerrado. Algunos ejemplares, incluso, se frotarán con las patas para aliviar la molestia. Puede haber pérdida de pelo en la zona periocular. Los casos más graves presentan conjuntivitis, queratitis, que es la inflamación de la córnea, y úlceras corneales. Aunque es raro, puede llegar a producirse una perforación corneal, que es causa de ceguera.

Además de los síntomas mencionados, es posible ver directamente al gusano en el ojo. En cualquier caso, se requiere tratamiento veterinario para extraer los gusanos y tratar los síntomas.

Síntomas de dirofilariosis en perros

En este caso, estamos ante una patología progresiva y de gravedad, ya que los gusanos van a afectar a órganos vitales. Los gusanos adultos se encuentran en las arterias pulmonares y pueden afectar también a la parte derecha del corazón. Además, liberan unas larvas microscópicas, llamadas microfilarias, que circulan por la sangre. Los perros infestados presentan síntomas como tos, problemas respiratorios y cardíacos o intolerancia al ejercicio, entre otros. Cuando el número de filarias adultas es muy elevado, también pueden encontrarse alojadas en las venas cavas y hepáticas, provocando insuficiencia hepática, ascitis, anemia, hemorragia o ictericia.

Los daños que causan estos parásitos son tan graves que pueden llevar a la muerte del perro. Pero el problema de la filariosis no radica tan solo en el cuadro clínico que llega a desarrollarse según dónde se ubiquen los gusanos o la cantidad en la que se encuentren, sino que el propio tratamiento de la enfermedad es muy delicado y complejo, ya que, cuando los gusanos mueren por el tratamiento, fragmentos parasitarios pueden provocar trombos principalmente a nivel de pulmón.

GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros - ¿Cómo afectan los GUSOCs a los perros?

¿Cómo eliminar los GUSOCs en perros? - Tratamiento

El tratamiento no es el mismo para los gusanos del ojo que para los gusanos del corazón. Eso sí, en ambos casos es preciso acudir a una clínica veterinaria para que sea un especialista quien determine el tratamiento.

  • Tratamiento para los gusanos del ojo: estos parásitos deben extraerse manualmente siempre que sea posible. Además, se deben administrar tratamientos antiparasitarios.
  • Tratamiento para los gusanos del corazón: como hemos mencionado, se trata de un tratamiento complejo. Existe un medicamento para tratar gusanos adultos, aunque el protocolo tiene que hacerse de manera adecuada para matar los gusanos de forma paulatina y minimizar el riesgo de trombos. Además, a este tratamiento le acompañan otros medicamentos antiparasitarios para tratar todas las fases parasitarias que pueda tener el perro (ej.: las microfilarias).

Para ambas enfermedades, además de los tratamientos antiparasitarios que eliminan los parásitos, los veterinarios administran otros tratamientos de sostén, es decir, para los signos clínicos, de ser necesarios.

¿Cómo prevenir los GUSOCs en perros?

Dado que las consecuencias de una posible infección por gusanos del ojo o del corazón en perros son tan graves su prevención es fundamental. Por suerte, contamos con la doble protección mensual, que consiste en administrar al perro un comprimido antiparasitario cada mes que lo protege tanto de parásitos externos, como pulgas y garrapatas, como de gusanos parásitos, como los aquí mencionados, además de otros.

Acude a tu clínica veterinaria, solicita la doble protección mensual y mantén a tu perro alejado de los temibles GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón.

GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros - ¿Cómo prevenir los GUSOCs en perros?

¿Los GUSOCs afectan a las personas?

La thelaziosis y la dirofilariosis son enfermedades con potencial zoonótico. Esto quiere decir que los seres humanos pueden contraerlas. De hecho, hay casos de thelaziosis y de dirofilariosis pulmonar descritos en humanos en España. El contagio no se produce por el contacto directo con el perro, sino que la transmisión siempre se debe al vector. En este sentido, el problema de que los perros tengan GUSOCs es que actuarán como reservorios. Esto significa que las moscas de la fruta y los mosquitos podrían contraer los gusanos al contactar con el perro infectado y, posteriormente, transmitirlos a las personas. De ahí que sea fundamental prevenir los GUSOCs de los perros, para protegerlos a ellos y a toda su familia humana.

Por todo lo anterior, se recomienda la administración de tratamientos antiparasitarios de forma preventiva a todos los perros que residan en las zonas endémicas, es decir, aquellas en las que se sabe que los GUSOCs están presentes, o a los que van a viajar a alguna de estas áreas.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Escribir comentario sobre GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Monserrat Medel
los gusanos del ojo, suelen verse a simple vista?

GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros
1 de 3
GUSOCs: gusanos del ojo y del corazón en perros

Volver arriba