Heridas en gatos - Primeros auxilios

Heridas en gatos - Primeros auxilios

Los gatos tienen una esencia muy salvaje y les encanta hacer actividades que requieran de cierto riesgo, así sea dentro de la casa. Y aunque son muy inteligentes y precavidos, es muy común que suelan ocurrir accidentes que les provoquen ciertas heridas.

Un buen compañero humano debe saber que este tipo de eventos puede suceder, por lo que debe estar informado y tener todos los conocimientos necesario, en primeros auxilios, para curar heridas o evitar que estas vayan a peor antes de correr al veterinario.

Lo bueno es que la mayoría de ellas pueden tratarse directamente en casa. A continuación en este artículo de ExpertoAnimal, te presentamos un listado de heridas en gatos, las más comunes y sus correspondientes primeros auxilios.

Uñas desgarradas y rotas

Las uñas de los gatos son muy importantes, es uno de los rasgos que más los identifican y que hacen que puedan jugar, cazar, trepar, marcar territorio y hasta caminar. Una uña desgarrada o rota es considerada toda una lesión que debe tratarse y curarse.

Es una lesión que a simple vista puede llamar la atención porque, dependiendo de su profundidad, puede provocar la salida de poca o mucha sangre. Si observas que tu gato está cojeando, deja gotas de sangre al pasar, mastica su pata o se lame demasiado, es porque tiene una uña desgarrada o rota. Las uñas de los gatos son muy delicadas y tienen muchos nervios, por lo que a cualquier incomodidad o herida, el felino puede reaccionar de forma eléctrica o hasta agresiva, al momento de tratarlo.

Si se deja curar, deberás hacer lo siguiente:

  • Detener el flujo de sangre.
  • Diluye solución de peróxido o betadine, limpia la herida y luego remueve todo rastro del químico de la pata de tu mascota.
  • Aplicar bicarbonato de sodio, polvo astringente o harina para sellar la zona
  • De ser necesario, colocar un vendaje por 12 horas.

Picaduras y mordidas de insectos

Aunque no lo parezca, los insectos también pueden picar a otros animales, en especial, a los gatos. Y como en los seres humanos, esto puede causarles muchas molestias. Si tu gato es picado por un insecto como una abeja o avispa, los primeros auxilios se basan, primero en:

  • Buscar, pacientemente, el aguijón y luego removerlo.
  • Aplicar una compresa fría en el área que se encuentre inflamada para reducir la hinchazón.
  • Observar su comportamiento y progresión a fin de ver si no se encuentra demasiado decaído, su inflamación aumenta en vez de detenerse, o presenta problemas respiratorios como indicativo de una reacción alérgica que merezca llevarlo al veterinario.

Si todo se encuentra bajo control puedes hacer una pasta de avena, harina y agua, y aplicarla para aliviar el picor. También puedes usar leche magnesia o aloe vera.

Mordeduras de animales o heridas punzantes

Las peleas entre perros y gatos son comunes, pero las peleas de gatos con gatos, son todavía más populares. En estas luchas, algunos felinos, salen con mordeduras fuertes y dañinas que resultan en perforaciones en la piel del animal. Lo mismo sucede si se perforan con algún cristal en el suelo o si caen por accidente sobre algo filoso.

Ante estos casos lo más importante es revisar todo el cuerpo del gato para encontrar las heridas, ya que si no se identifican a tiempo, pueden llegar a formar molestosos abscesos o ser perfectos alojamientos para todo tipo de bacterias. Al dar con el área en cuestión, el protocolo de primeros auxilios será:

  • Limpiar el área a fondo
  • Aplicar pomada o crema antibiótica y revisar continuamente para ver si presenta signos de infección como enrojecimiento, inflamación, incremento del dolor, secreción en la herida y hasta dificultad para mover la zona lastimada.
  • Heridas profundas pueden requerir suturas y antibióticos orales, para estos casos, no intentar hacerlo en casa y acudir al especialista.

Primeros auxilios generales

Para que te sientas aún más preparado en caso de algún accidente, te damos una lista de recomendaciones generales, según el caso. Escribe esto en una hoja y pégala en tu refrigerador como si fuera la lista de la compra del supermercado y tenlo siempre a la vista.

  • En caso de sangre escandalosa, corta la hemorragia comprimiendo la herida. No practiques torniquete a menos que sea una lesión grave, el cual deberás colocarlo entre la herida y el corazón, soltándolo casa 10 minutos máximo.
  • Antes de desinfectar heridas, corta los pelos alrededor, para que no la toque y se peguen a ella.
  • Ten guardado en casa un collar isabelino o booster, en caso que debas colocárselo porque tu mascota no deja de lamerse o moderse la herida.
  • Si la lesión ha sido cerca de los ojos u otros órganos sensibles, no hacer mucha cosa, sólo tapar la herida y correr al veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Heridas en gatos - Primeros auxilios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.

Consejos
  • Después de aplicar los primeros tratamientos acude de inmediato al veterinario.