Herpesvirus canino - Contagio, síntomas y prevención

Herpesvirus canino - Contagio, síntomas y prevención

El herpesvirus canino es una enfermedad vírica que afecta a cualquier perro, pero hay que prestar especial atención a los cachorros neonatos, ya que en estos puede causar la muerte si no se detectan los síntomas a tiempo y no se toman las suficientes medidas de prevención recomendadas. Esta patología está presente principalmente en los criaderos y puede causar múltiples alteraciones en la fertilidad de las hembras y en la vida de los recién nacidos.

Si quieres prevenir a tu perro o crees que puede estar afectado, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal en el que te explicamos el contagio, los síntomas y la prevención del herpesvirus canino.

¿Qué es el herpesvirus canino?

El herpesvirus canino (CHV por sus siglas en inglés) es un agente vírico que afecta a los perros , sobretodo a los recién nacidos, y que puede llegar a ser mortal. Este virus fue detectado por primera vez en el año 1965 en Estados Unidos y su principal característica es que no soporta las altas temperaturas (+37ºC), por eso se desarrolla generalmente en los cachorros, ya que estos suelen tener una temperatura más baja que los perros adultos (entre 35 y 37ºC).

Pero la herpesvirosis canina no solo afecta a los cachorros recién nacidos sino que también puede afectar con distintos síntomas a cachorros más mayores, perras gestantes o perros adultos. El causante de este virus es un Alfaherpervirus que contiene una doble cadena de ADN y, puede sobrevivir hasta 24 horas dependiendo de la humedad y la temperatura que haya aunque este sea muy sensible al medio externo.

Este agente infeccioso está presente principalmente en los criaderos caninos donde un 90% de los perros son seropositivos, es decir, que están afectados por el herpesvirus pero no han desarrollado sus síntomas, lo que significa que pueden contagiarlo a otros canes igualmente.

Formas de contagio del herpesvirus canino

Las vías de transmisión por la que se contagia el herpesvirus canino son :

  • Vía oro-nasal
  • Vía transplacentaria
  • Vía venérea

La herpesvirosis canina se contagia por vía oro-nasal cuando los cachorros están dentro del útero de la madre o durante el trayecto por el canal de parto debido a la mucosa vaginal de la perra que puede ser seropositiva o bien, haberse infectado durante la gestación, donde la transmisión será transplacentaria ya que la placenta se verá afectada por este virus. En este caso los cachorros pueden morir en cualquier momento del embarazo produciendo abortos en la hembra. También pueden contagiarse los perritos recién nacidos hasta 10-15 días después del parto si alguna otra mucosa de la perra entra en el organismo del cachorro, por ejemplo las mucosas nasales al respirarles cerca. El herpesvirus canino también puede contagiarse por vía venérea si algún perro contagiado o seropositivo tiene relaciones sexuales con una hembra sana.

Síntomas de infección por herpervirus canino

Los cachorros recién nacidos contagiados gravemente por el herpesvirus canino presentarán varios síntomas de infección críticos:

  • Gemidos agudos producidos por un fuerte dolor adbominal
  • Adelgazamiento por inanición de leche materna
  • Heces más líquidas y de color amarillo-gris
  • En la última etapa aparecen signos nerviosos, edemas subcutáneos, pápulas en el adbomen y eritema.
  • En 24-48 horas la enfermedad será mortal.

En las camadas afectadas, la mortalidad será del 80% aproximadamente y si hay supervivientes, estos cachorros serán portadores latentes y pueden presentar secuelas nerviosas irreversibles como amaurosis, ataxia y déficit cerebelo vestibular.

En los cachorros de más edad los síntomas de infección causarán la secreción del virus por la saliva, descargas oculares, lágrimas, expectoración, por la orina y por la heces. Estos pueden presentar asimismo, conjuntivitis, rinofaringintis e, incluso, síndrome de la tos de las perreras.

Los síntomas de las perras gestantes por herpesvirosis canina serán la infección de la placenta y la producción de abortos, nacimientos prematuros o muertes fetales.

En los perros adultos, los síntomas de este agente vírico son parecidos a los de los cachorros de más edad, pudiendo presentar así, conjuntitivis y rinitis leves. Pero también es posible que los órganos genitales del animal también se vean afectados temporalmente con la aparición de vesículas en la mucosa de la vagina de las hembras y con lesiones en la superficie del pene de los machos.

 

Prevención del herpesvirus canino

Como la única vacuna que existe actualmente en el mercado contra el herpesvirus canino solo puede administrarse a la hembras gestantes afectadas para que aumenten sus anticuerpos considerablemente en el momento del parto y en los días siguientes, y así se transfieran a los cachorros a través del calostro y sobrevivan, la prevención es la única solución contra esta enfermedad vírica. Así pues, se recomiendan adoptar las siguientes medidas preventivas:

  • Tomar las suficientes medidas de precaución durante la cría.
  • Recurrir a la inseminación artificial para evitar los contagios venéreos.
  • Poner en cuarentena a las hembras gestantes 4 semanas antes, durante el parto, y 4 semanas después
  • Aislar a las camadas de cachorros recién nacidos durante los 10-15 primeros días
  • Controlar la temperatura corporal de los neonatos par que sea entre 38-39ºC con ayuda de lámparas de calor, por ejemplo.
  • Tomar las suficientes medidas higiénicas de los lugares donde vayan a estar los perros, porque el herpesvirus canino es muy sensible a los desinfectantes.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Herpesvirus canino - Contagio, síntomas y prevención, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades víricas.