Hipoglucemia en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Hipoglucemia en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Tanto en animales como en humanos, la hipoglucemia se trata de una caída repentina de la concentración de glucosa en sangre, situándose por debajo de los niveles normales. La glucosa es utilizada por el cuerpo, humano o animal, como fuente de energía vital para realizar muchas funciones. El hígado es el encargado de su fabricación y almacenaje para cuando es necesario pasar a la sangre y, así, ir al sitio que la necesita con más urgencia.

En este artículo de ExpertoAnimal queremos hablarte de la hipoglucemia en perros, sus causas y síntomas principales para ayudarte a identificarla a tiempo, ya que se trata de una urgencia que puede llegar a ser fatal si no es atendida en tiempo y forma.

Causas de la hipoglucemia en perros

Existen diferentes tipos de causas, desde las provocadas por nosotros, o los veterinarios, hasta las hereditarias o genéticas, por razas que son más propensas a sufrir este problema por su tamaño.

La llamada hipoglucemia juvenil transitoria se encuentra en mayor frecuencia en las razas miniatura como Yorkshire terrier, chihuahua y caniche toy, entre otros motivos por un ayuno prolongado. En general, ocurre entre las 5 y 15 semanas de vida. No sucede en todos los casos, pero es bastante frecuente y requiere atención veterinaria inmediata. En estos casos es importante que siempre tengan comida a disposición, al menos hasta el año de vida. Este tipo de hipoglucemia se desencadena por estrés o exceso de ejercicio por, en muchas ocasiones, habitar en hogares con niños que quieren jugar a cualquier hora, puesto que es difícil de controlar. Sumando a ello que muchos son tan pequeños que no tienen masa muscular suficiente para almacenar glucosa y tomarla en caso de exceso de ejercicio, tendremos más posibilidades de tener algún caso.

En animales que son tratados con insulina, por daño hepático u otras causas orgánicas, ocurre en ocasiones que la dosis no se calcula correctamente y se aplica un exceso, el animal no ha comido lo suficiente respecto a la dosis recibida o había vomitado previamente. Es frecuente la sobredosis de insulina, o bien por un mal cálculo o porque se aplica doble la inyección. Otra de las causas frecuentes de la hipoglucemia en perros es que el animal haya estado más activo durante el día y, por tanto, la dosis que se le aplica normalmente no le alcanza.

Tipos y síntomas de la hipoglucemia en perros

Se puede clasificar la hipoglucemia en 3 tipos de gravedad, y en caso de no atender correctamente el primer estadio pasaremos a los siguientes rápidamente y con mayor riesgo de fatalidad. Los tipos de hipoglucemia canina son los siguientes:

  • La hipoglucemia leve la podemos identificar por debilidad o cansancio inusual, mucho apetito y en ocasiones presencia de escalofríos o temblores.
  • En la hipoglucemia moderada veremos poca coordinación de nuestro animal, puede caminar en círculos o mostrarse "como borracho", con cierta desorientación. Observaremos, también, problemas en la visión e inquietud, con ladridos excesivos e irritantes.
  • Ya en el peor estadio o hipoglucemia grave tendremos convulsiones y pérdida de la conciencia, estado de estupor y coma. Es común llegar a la muerte en este estadio.

Tratamientos para la hipoglucemia canina

En cualquiera de los estadios de la hipoglucemia lo primero que debemos hacer es ofrecerle comida a nuestro animal para intentar revertir el cuadro lo antes posible. Una vez que estemos seguros de que el nivel de glucosa en sangre es el correcto, lo llevaremos al veterinario.

Existe un tratamiento con miel o jarabe de glucosa al que podemos recurrir si nuestro perro no quiere comer. A perros pequeños o miniatura les daremos un cucharadita y a los grandes una cucharada sopera de este remedio natural para regular los niveles de glucosa. Luego, haremos que coma como normalmente. Es un tratamiento muy rápido, como un shock de energía y así seguir con el resto de las maniobras. En los casos que no quiera tragar la miel podemos frotarle las encías con ella, puesto que así la irá absorbiendo, en menor cantidad, pero irá actuando. Lo importante como propietarios es que debemos mantener la calma y, primero, realizar estas pequeñas cosas en casa para, luego, acudir al especialista.

En el caso de no tener miel en el hogar, podemos preparar con agua del grifo una solución de glucosa. No es más que azúcar disuelta en agua pero debemos calcular 1 cucharada sopera por cada 5 kg de peso de nuestro animal. Es aconsejable tenerla preparada en casa en una botella para usar en caso de emergencia.

Después de haber estabilizado al animal, debemos acudir al veterinario para regular la siguiente dosis de insulina y no volver a provocar un cuadro de hipoglucemia en el perro.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hipoglucemia en perros - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.