Homeopatía para gatos

Homeopatía para gatos

La homeopatía es una terapia natural en auge, tanto en el mundo humano como en el mundo animal. Esto es así por varios motivos entre los que podemos destacar una buena eficacia unida a unas muy buenas condiciones de seguridad: la homeopatía no produce ningún efecto adverso ni secundario.

En este artículo vamos a adentrarnos en el mundo de la homeopatía para gatos, descubre ahora cómo puedes ayudar a tu mascota de una forma más natural e inocua.

¿Qué es la homeopatía y cómo puede ayudar a mi gato?

La homeopatía es una terapia natural que utiliza remedios extraídos de cepas de diversos orígenes, siendo las más comunes las animales, minerales y vegetales. Estas sustancias se diluyen siguiendo unas determinadas leyes hasta que finalmente se logra el remedio homeopático.

Se trata de un remedio con unas concentraciones muy bajas, esto lo convierte en un remedio extraordinariamente seguro. Para que entiendas cómo puede actuar la homeopatía en tu gato pondremos el ejemplo de las infecciones urinarias de nuestros felinos. Algunas de estas infecciones urinarias se conocen cómo idiopáticas, es decir, sin una causa establecida. Esto no es así, de hecho, tras estas infecciones se encuentra un estado de estrés mantenido en el tiempo.

En este caso la homeopatía actuaría sobre el estado de estrés y al corregir el principal desequilibrio del gato se produciría una curación a nivel urinario, ya que era una parte que estaba sufriendo las consecuencias físicas del estrés. Además, los gatos son animales muy sensibles y esto hace que la homeopatía actúe de manera muy efectiva en ellos.

Remedios homeopáticos para gatos

Aquí vamos a nombrarte algunos remedios que pueden resultarle muy útiles a tu gato. Recuerda que la homeopatía debe diluirse para administrarse a un animal y debe separarse de la toma de cualquier alimento. También es importante que recuerdes que quien mejor te puede recomendar un tratamiento homeopático es un veterinario homeópata, ya que podrá tratar a tu gato de manera individual y establecer la dosis más adecuada.

  • Árnica Montana: Remedio de referencia para cualquier caída, traumatismo, mordedura o lesión que provoque dolor.
  • Caléndula: Muy recomendado para heridas, para que no se infecten y puedan cicatrizar del modo adecuado.
  • Nux Vomica: Ingestión de bola de pelo con posterior dificultad para expulsarla.
  • Arsenicum Album: Gatos con ansiedad que se manifiesta caminando sin rumbo de noche.
  • Belladona o Calcarea Carbonica: Ansiedad que se manifiesta con deseos de morder.
  • Natrum Muriaticum: Estado depresivo, especialmente si se relaciona con la muerte de algún humano de la familia o animal del hogar.

No podemos acabar este artículo sin recordarte que ante un problema grave debes acudir al veterinario y que sea él el que paute un tratamiento homeopático específico, ya que sólo los homeópatas veterinarios son capaces de dar respuesta a un problema de salud que pueda comprometer el equilibrio y calidad de vida de tu gato.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Homeopatía para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.