Compartir

Influenza equina - Síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 30 abril 2019
Influenza equina - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Caballos

La influenza equina es una enfermedad vírica que afecta a las vías respiratorias. Aunque no suele ser mortal, salvo en los casos en los que se produzcan complicaciones, sí es muy contagiosa, pudiendo afectar a muchos caballos muy rápidamente. Como en todas las enfermedades víricas, siempre va a ser mejor prevenir que tratar, por eso se recomienda la vacunación contra esta dolencia.

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos con detalle de la influenza equina. Explicaremos cuáles son los síntomas de esta enfermedad y cómo se debe tratar. Así mismo, hablaremos del virus en sí y de algunas medidas preventivas que podemos tomar para evitar su aparición.

¿Qué es la influenza equina?

La influenza o gripe equina es una de las enfermedades más comunes en caballos. Esta patología respiratoria está causada por el virus de la influenza equina. Es altamente contagiosa y rara vez mortal que puede transmitirse por el contacto directo entre caballos, a través de equipos o utensilios contaminados o por el aire.

Además, los animales afectados pueden eliminar el virus antes de manifestar los síntomas. Los individuos que no han recibido las vacunas para caballos se contagiarán con toda probabilidad, por ello es fácil que se produzca una epidemia equina.

El virus actúa en el organismo inflamando la mucosa de las vías respiratorias y, unos días después del contagio, comienzan a manifestarse los síntomas, que serán como los de una gripe. El caballo presentará un cuadro clínico con los siguientes signos:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Disminución de la actividad
  • Pérdida de apetito
  • Tos seca
  • Dificultad respiratoria
  • Ganglios mandibulares grandes
  • Edema (líquido en las patas)
  • Secreción nasal
  • Secreción ocular
  • Dolores musculares
  • Debilidad

La enfermedad suele cursar en unos diez días pero síntomas como la tos pueden permanecer mucho más tiempo, sobre todo si el animal no guarda el suficiente reposo. Si nuestro caballo muestra cualquiera de estos signos, aun antes de tener el diagnóstico debemos separarlo de otros, si es que convivimos con más de uno.

Influenza equina - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es la influenza equina?
Imagen: www.horseandhound.co.uk

Tratamiento para la influenza equina

En primer lugar, el veterinario tendrá que confirmar el diagnóstico, ya que los síntomas son coincidentes con los que pueden aparecer en otras enfermedades que afectan al sistema respiratorio. La tos seca es el signo clínico que se suele considerar más característico de la influenza equina. Tomando una muestra del interior de la nariz el veterinario puede buscar la presencia del virus.

Debido a lo fácil que es que se produzca el contagio, un caballo afectado de influenza equina debe mantenerse aislado. Además, para recuperarse va a necesitar medidas como las siguientes:

  • Reposo absoluto, que debe mantenerse hasta que el veterinario nos dé el alta.
  • Alojamiento en un lugar limpio y bien ventilado.
  • Alimentación que pueda deglutir fácilmente porque es importante conseguir que coma. El veterinario nos recomendará la mejor opción.
  • Algunos enfermos van a necesitar antiinflamatorios.
  • Si presentan además alguna enfermedad bacteriana secundaria, también se administrarán antibióticos. Este tipo de complicaciones agravan el cuadro y en caballos más débiles pueden resultar mortales.

Prevención de la influenza equina

Debemos saber que, aunque un caballo se haya recuperado de la influenza equina, no va a ser inmune de por vida, es decir, si entra en contacto con el virus otra vez podría volver a contagiarse. Por eso, la mejor prevención es administrar la vacuna contra la influenza equina según nos paute nuestro veterinario. Esta es una de las vacunas para caballos que se considera obligatoria cuando nuestro caballo participa en muestras, competiciones o exposiciones.

Aun así, un caballo vacunado va a poder enfermar de influenza equina porque ninguna vacuna puede garantizar una inmunidad total ni va a cubrir todas las cepas del virus. De todas formas los síntomas que muestre serán más leves. La vacuna debe repetirse todos los años o incluso con más frecuencia si el caballo se encuentra en riesgo de contagio. Sería el caso de aquellos que frecuentan grupos numerosos de caballos, como los que participan en competiciones.

Si adoptamos un nuevo caballo debemos asegurarnos de que está libre de influenza equina y de que su estado vacunal es el correcto. También ayuda a la prevención la desinfección periódica de los utensilios o vehículos que utilice el caballo y el lavado de manos frecuente cuando lo manipulemos. El virus es susceptible a cualquier desinfectante común.

Influenza equina - Síntomas y tratamiento - Prevención de la influenza equina

¿La influenza equina es una zoonosis?

El virus de la influenza equina pertenece al grupo de los virus de la gripe A. Entre los caballos es muy contagioso pero no estamos ante una zoonosis. Experimentalmente se ha conseguido infectar a seres humanos y se han encontrado personas que han desarrollado anticuerpos ante este virus pero no contrajeron la enfermedad. Por lo tanto, nuestro esfuerzos deben dirigirse a evitar el contagio entre équidos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Influenza equina - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.

Escribir comentario sobre Influenza equina - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Influenza equina - Síntomas y tratamiento
Imagen: www.horseandhound.co.uk
1 de 3
Influenza equina - Síntomas y tratamiento

Volver arriba