Infusiones para perros

Infusiones para perros

Las infusiones son un remedio habitual al que solemos recurrir para aliviar males de diversos tipos. Nuestras mascotas también pueden beneficiarse del efecto de algunas plantas medicinales en forma de infusión, siempre que se administren en la forma y cantidad adecuada, y bajo la supervisión de un profesional veterinario.

Si tienes curiosidad por saber cuáles son algunas de las infusiones para perros más eficaces, acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que hablaremos sobre infusiones digestivas e infusiones relajantes para perros.

Infusión de manzanilla o camomila

La camomila o manzanilla (Matricaria chamomilla o Matricaria recutita) es una planta herbácea de la familia de las asteráceas, que habitualmente crece en terrenos secos y soleados.

Se trata de una planta con multitud de propiedades beneficiosas para la salud. De hecho, seguro que en algún momento has tomado una infusión de manzanilla para calmar el dolor o el malestar estomacal. Pues bien, la infusión de manzanilla no solo pueden tomarla las personas, sino que también se encuentra entre las infusiones digestivas para perros más habituales.

Al igual que en los humanos, la manzanilla tiene propiedades gastrointestinales beneficiosas para los perros. Ayuda a realizar digestiones pesadas y alivia las molestias estomacales. Por ello, si tu perro está atravesando un proceso gastrointestinal leve, puedes optar por administrarle una infusión de manzanilla.

Para prepararla, introduce una bolsita de manzanilla en un vaso de agua caliente. Espera a que se enfríe y administra una cucharada/hora en perros pequeños y medianos, o dos cucharadas/hora en perros grandes.

Además, las propiedades antiinflamatorias y antisépticas de la manzanilla la convierten en una alternativa efectiva para el tratamiento de la enfermedad periodontal, pues es capaz de reducir la placa bacteriana y aliviar la inflamación de las encías. En este caso, se debe preparar una infusión de 20 gramos de flores de camomila en 80 mililitros de agua hirviendo. Una vez fría, se debe aplicar sobre los dientes y encías, dos veces al día, durante un mes.

No dudes en echarle un vistazo al siguiente artículo sobre cómo ¿Puedo limpiar los ojos de mi perro con manzanilla? para tener más información sobre el tema.

Infusión de diente de león

El diente de león (Taraxacum officinale) es una planta perenne de la familia de las asteráceas. Aunque sea considerada por muchos una “mala hierba”, lo cierto es que se trata de una planta medicinal con numerosas propiedades, ya que es:

  • Diurética
  • Depurativa
  • Hipoglucemiante
  • Laxante suave

Toda la planta tiene propiedades curativas, especialmente las hojas y raíces. En el caso concreto de los perros, se ha comprobado que el extracto de diente de león tiene efecto colerético (favorece la producción de bilis en el hígado) y colagogo (favorece la excreción de la bilis contenida en la vesícula biliar), por lo que puede ser beneficioso para el tratamiento de algunas patologías hepáticas en los perros.

El diente de león desecado se puede administrar a los perros en modo de infusión, dado que se encuentra en la lista infusiones caseras para perros. Para prepararla, pon a hervir una taza de agua y añade una cucharada de diente de león desecado (generalmente se conoce como té dandelion).

No obstante, antes de administrar esta infusión a tu perro es importante que lo consultes con tu veterinario/a habitual. Existen determinadas situaciones en las que esta planta medicinal puede estar contraindicada como:

  • La obstrucción de las vías biliares
  • La hipertensión
  • Las cardiopatías

Por ello, es importante consultar con un profesional para evitar cualquier efecto indeseado sobre la salud de tu mascota.

Infusión de valeriana

La valeriana (Valeriana officinalis) es una especie herbácea, perenne, perteneciente a la familia Valerianaceae. Se trata de una planta medicinal que se ha utilizado desde tiempos remotos por su eficacia como relajante y sedante.

Las personas solemos utilizar esta planta en infusión para calmar estados de ansiedad y excitabilidad, y para combatir el insomnio. Por ello, es habitual que muchos cuidadores se pregunten si las infusiones de esta hierba son aptas como infusiones para relajar perros.

En efecto, la valeriana también tiene un efecto relajante y levemente sedante en los perros, ayudándoles a calmarse en estados de ansiedad, pánico o tensión. Este tipo de infusiones relajantes para perros pueden ser útiles para rebajar la ansiedad por separación, o para anticiparse a situaciones estresantes (como las visitas al veterinario o los espectáculos con cohetes o fuegos artificiales).

Para preparar la infusión, hierve un vaso de agua y añade una cucharada de valeriana. Una vez atemperada, añade algunas cucharadas de la infusión a su pienso habitual hasta que esté húmedo (sin mojarlo demasiado). No es recomendable administrar la infusión directamente con una jeringuilla, dado que su sabor no suele resultar del agrado de los perros.

¿Puedo dar valeriana a mi perro? Te contamos más en el siguiente artículo de ExpertoAnimal.

Infusión de albahaca

La albahaca (Ocimum basilicum) es una hierba aromática de la familia de las lamiáceas que se utiliza habitualmente en las cocinas de todo el mundo.

La albahaca no se considera una planta tóxica para los perros. De hecho, su consumo puede resultar beneficioso gracias a sus propiedades analgésicas, siendo especialmente útil en perros con problemas osteoarticulares crónicos. Aunque no sustituya a los fármacos analgésicos, sí que puede utilizarse en combinación con ellos para potenciar sus efectos, siempre bajo prescripción veterinaria.

Una forma de aportar esta hierba a los perros es en forma de infusión. Para prepararla, únicamente debes hervir en agua una rama de albahaca durante 3-5 minutos.

Infusión de jengibre

El jengibre (Zingiber officinale) es una planta aromática de la familia de las zingiberáceas, que posee un tallo subterráneo muy apreciado por su aroma y su sabor.

Se trata de un ingrediente que cuenta con una gran cantidad de propiedades beneficiosas, no solo para los humanos, sino también para los perros. Además de controlar la halitosis (mal aliento), tiene un importante poder antiinflamatorio (especialmente beneficioso para perros con artritis).

Para ofrecer el jengibre en forma de infusión, únicamente tienes que cortar una rodaja de medio centímetro, pelarla, cortarla en pequeños trozos, y añadirlos a un vaso de agua hirviendo.

Descubre más sobre el Jengibre para perros: dosis y beneficios en este post de ExpertoAnimal que te sugerimos.

Infusión de tomillo

El tomillo (Thymus vulgaris) es un arbusto de la familia de las labiadas, ampliamente utilizado como hierba aromática y como planta medicinal. Esta hierba, tiene propiedades expectorantes y antiespasmósdicas, lo que la convierte en una alternativa excelente para tratar cuadros de tos en perros.

En los perros, se puede administrar a modo de infusión. Para prepararla, se debe hervir una rama de tomillo en un vaso de agua y, una vez atemperada, se puede administrar una cucharadita unas 3 o 4 veces al día.

Infusión de romero

El romero (Salvia rosmarinus) es otra de las hierbas aromáticas que los perros pueden consumir, puesto que no resulta tóxica para su organismo. Su administración en forma de infusión ayuda a mejorar los cuadros digestivos, favoreciendo la expulsión de gases y aliviando el malestar estomacal. Para preparar la infusión, simplemente hay que hervir una rama de romero en agua hirviendo.

¿El romero es bueno para los perros? Te contamos más sobre esta planta en el siguiente artículo que te sugerimos de ExpertoAnimal.

Infusión de salvia

La salvia (Salvia officinalis) es una especie conocida popularmente por su uso en gastronomía y por su uso como planta ornamental y medicinal.

Se trata de una planta con efectos antiparasitarios, antifúngicos y antiespasmódicos, que además tiene propiedades digestivas y antiespasmódicas. En los perros, se puede administrar en forma de infusión para mejorar la digestión. Únicamente se tienen que hervir unas cuantas hojas de salvia en agua hirviendo, y mezclar una cucharada de la infusión con el agua de bebida.

No obstante, se debe tener en cuenta que la administración de salvia está contraindicada en perras gestantes y lactantes, puesto que interfiere con la hormona prolactina.

Si deseas leer más artículos parecidos a Infusiones para perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Bibliografía
  • Gimeno, J.M. (2000). Diente de león. Taraxacum officinale weber. Medicina naturista; 1:20-23
  • Medina, D., Chang, D. (2017). Infusión de manzanilla (Matricaria chamomilla) como tratamiento para la enfermedad periodontal canina. Rev. Electrón. Vet. 18(9):1-21
  • Villar, A., Carretero, M.E. Valeriana oficinales. Fitoquímica, farmacología y terapéutica. Farmacia profesional; 15(9):98-107