Compartir

La historia del pit bull terrier americano

Por Mike Morabito, Educador canino y juez de conformación. Actualizado: 20 septiembre 2018
La historia del pit bull terrier americano

Ficha del animal: Pit bull terrier americano

El pit bull terrier americano siempre ha sido el centro de los deportes sangrientos con perros y es que, para algunas personas, este es el perro perfecto para esta práctica, considerándolo 100% funcional. Debemos saber que el mundo de los perros de pelea es un laberinto intrincado y especialmente complejo. Si bien el "bull baiting" destacaba en el siglo XVIII, la prohibición de los deportes sangrientos en 1835 dio pie a las peleas de perros, pues en este nuevo "deporte" se necesitaba mucho menos espacio. Entonces, partiendo de los antiguos gladiadores bulldog y los espartanos terriers, nació un nuevo cruce entre bulldog y terrier que marcó el comienzo de una nueva era en Inglaterra, en cuanto a peleas de perros se refiere.

Hoy en día el perro pitbull es uno de los más populares del mundo, ya sea por su inmerecida fama de "perro peligroso" o por su carácter fiel, y es que, a pesar de la mala prensa recibida, el pitbull es un can especialmente versátil y con múltiples cualidades. Por ello, en este artículo de ExpertoAnimal te hablaremos extensamente acerca de la historia del pit bull terrier americano, ofreciéndote una perspectiva real, profesional y basada en estudios y hechos contrastados. Si eres un amante de la raza este artículo te interesa, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: El pit bull terrier como perro niñera

El Bull Baiting

Desde el año 1816 y hasta el 1860, las peleas de perros estuvieron en auge en Inglaterra, a pesar de su prohibición entre los años 1832 y 1833, cuando se abolió el bull baiting (peleas con toros), el bear baiting (peleas con osos), el rat baiting (peleas con ratas) y hasta el dog fighting (peleas entre perros). Además, esta actividad se extendió hacia Estados Unidos, alrededor de los años 1850 y 1855, ganando popularidad rápidamente entre la población. En un intento por terminar con esta práctica, en el año 1978 la sociedad para la prevención de la cruedad en los animales (ASPCA) prohibió oficialmente las peleas de perros, pero aún así, en 1880 esta actividad seguía teniendo lugar en diversas regiones de Estados Unidos.

Después de aquella época, la policía fue eliminando poco a poco esta práctica, que perduró en la clandestinidad durante muchos años. De hecho, incluso hoy en día se siguen llevando a cabo peleas de perros de forma ilegal. No obstante, ¿cómo empezó todo realmente? Comencemos por el principio para conocer la historia del pitbull...

La historia del pit bull terrier americano - El Bull Baiting

El nacimiento del pit bull terrier americano

La historia del pit bull terrier americano y sus ancestros, bulldogs y terriers, está impregnada de sangre. Los antiguos pitbulls, "pit dogs"o "pit bulldogs", eran perros originarios de Irlanda e Inglaterra y, en un pequeño porcentaje, de Escocia.

La vida en la época del siglo XVIII era difícil, especialmente para los pobres, los cuales sufrían verdaderamente las plagas de alimañas, como ratas, zorros y tejones. Ellos tenían perros por necesidad, pues de no ser así se exponían a padecer enfermedades y problemas de abastecimiento en sus hogares. Estos perros eran los magníficos terriers, criados de forma selectiva a partir de los ejemplares más fuertes, hábiles y tenaces. Durante el día, los terriers patrullaban cerca de los hogares, pero de noche protegían las plantaciones de patatas y los campos de cultivo. Ellos mismos debían encontrar cobijo para poder descansar en el exterior.

Poco a poco, el bulldog se introdujo en la vida cotidiana de la población y entonces, del cruce entre los bulldogs y los perros terrier, nació el "bull & terrier", la nueva raza que contaba con ejemplares de distintos colores, como el fuego, el negro o el atigrado.

Estos perros fueron utilizados por los miembros más humildes de la sociedad como forma de entretenimiento, haciéndolos luchar entre ellos. A principios del 1800 ya existían cruces de bulldog y terrier que luchaban en Irlanda e Inglaterra, antiguos canes que eran criados en las regiones de Cork y Derry, en Irlanda. De hecho, sus descendientes se conocen con el nombre de "Old family" (vieja familia). Pero además, también nacieron otros linajes de pit bull inglés, como "Murphy", "Waterford", "Killkinney", "Galt", "Semmes", "Colby" y "Ofrn". Este último era otro linaje de la vieja familia y, con el tiempo y la selección en la crianza, llegó a dividirse en otros linajes (o cepas) completamente distintas.

Por aquél entonces los pedigrís no estaban escritos y debidamente registrados, ya que muchas personas eran analfabetas, por lo que la práctica habitual era criarlos y traspasarlos de generación en generación, mientras eran cuidadosamente protegidos para que no se mezclaran con otras líneas de sangre. Los perros de la vieja familia fueron importados a Estados Unidos alrededor de los años 1850 y 18555, como en el caso de Charlie "Cockney" Lloyd.

Algunos de los linajes más antiguos son: "Colby", "Semmes", "Corcoran", "Sutton", "Feeley" o "Lightener", siendo este último uno de los más famosos criadores de Red Nose "Ofrn", dejó de criarlos porque se volvieron muy grandes para su gusto, además de detestar los perros completamente rojos.

A principios del siglo XIX la raza ya había adquirido todas las características que todavía hoy en día le convierten en un perro especialmente deseado: capacidad atlética, bravura y temperamento amistoso hacia las personas. Una vez llegada a Estados Unidos, la raza se separó ligeramente de los perros de Inglaterra e Irlanda.

El desarrollo de la raza en Estados Unidos

En Estados Unidos, estos perros fueron utilizados no sólo como perros combatientes en la fosa, sino también como perros de caza mayor, es decir, jabalíes y reses salvajes, y como guardianes de la familia. Debido a todo ello, los criadores comenzaron a criar perros más altos y un poco más grandes.

Este aumento de peso, sin embargo, era poco significativo. Debemos tener en cuenta que los viejos perros de la familia en Irlanda del siglo XIX rara vez superaban las 25 libras (11,3 kilogramos) y los que pesaban alrededor de 15 libras (6,8 kilogramos) no eran infrecuentes. En los libros americanos de la raza en la primera parte del siglo XIX era verdaderamente extraño hallar un ejemplar de más de 50 libras (22,6 kilogramos), aunque con algunas excepciones.

A partir del año 1900 y hasta 1975, aproximadamente, se empezó a observar un pequeño y gradual incremento del peso medio del A.P.B.T, sin ninguna pérdida correspondiente de las capacidades de rendimiento. Ahora mismo los pit bul terrier americano ya no desempeñan ninguna de las funciones del estándar tradicional, como son las peleas de perros, dado que a prueba de rendimiento y la competición en la fosa están considerados delitos graves en la mayoría de países.

A pesar de algunos cambios en el estándar, como admitir perros ligeramente más grandes y pesados, se puede observar una notable continuidad en la raza durante más de un siglo. Las fotografías de archivo de 100 años atrás que muestran perros de exposición no se distinguen de aquellos que son criados en la actualidad. Aunque, como en cualquier raza de rendimiento, se encuentra cierta variabilidad lateral (sincrónido) en el fenotipo a través de distintas líneas. Observamos fotos de perros de pelea de la década de 1860 que son fenotipicamente hablando (y a juzgar por las descripciones contemporáneas de match en a fosa) idénticos a los A.P.B.T de la actualidad.

La estandarización del pit bull terrier americano

Estos perros eran conocidos por una gran variedad de nombres como "pit terrier", "pit bull terriers", "staffordshire ighting dogs", "old family dogs" (el nombre de Irlanda), "yankee terrier" (el nombre de norte) y "rebel terrier" (el nombre del sur), solo por nombrar algunos pocos.

En 1898, un hombre llamado Chauncy Bennet formó el United Kennel Club (UKC) con el único propósito de registrar a los "pit bull terriers", dado que el American Kennel Club (AKC) no quería tener nada que ver con ellos por su selección y participación en las peleas de fosa. Originalmente fue él quien agregó la palabra "american" al nombre y dejó caer "pit". Esto no gustó a todos los amantes de la razay, debido a ello, la palabra "pit" fue añadida al nombre entre paréntesis, como un compromiso. Finalmente, los paréntesis se retiraron alrededor de 15 años atrás. Todas las demás razas que están registradas en la UKC fueron aceptadas después del A.P.B.T.

Otro registro del A.P.B.T. lo encontramos en la American Dog Breeder Asociation (ADBA), que se inició en septiembre de 1909 por Guy McCord, un amigo cercano de John P. Colby. Hoy en día, bajo la dirección de la familia Greenwood, la ADBA sigue registrando únicamente al american pit bull terrier y está más en sintonía con la raza que el UKC.

Debemos saber que ADBA es patrocinador de shows de conformación, pero lo más importante: patrocina competiciones de arrastre de peso, evaluando así la resistencia de los perros. También publica una revista trimestral dedicada al A.P.B.T. llamada "American Pit Bull Terrier Gazette". Se considera que ADBA es el registro del estándar insignia del pitbull, dado que es la federación que más se esfuerza por mantener el estándar original de la raza.

Pete and the little rascals

En el año 1936, gracias a "Pete el cachorro" en "Little Rascals" y "Our Gang", que familiarizó a un público más amplio con el pit bull terrier americano, hizo que el AKC registrara la raza como "staffordshire terrier". Este nombre fue cambiado a american staffordshire terrier (AST) en 1972 para distinguirlo de su pariente próximo más pequeño, el staffordshire bull terrier. En 1936, la versión del AKC, el UKC y el ADBA sobre el "pit bull" eran idénticas, puesto que los perros AKC originales se desarrollaron a partir de los perros de pelea en la fosa, que eran registrados en la UKC y en ADBA.

Durante este período de tiempo, así como en los años siguientes, el A.P.B.T. era un perro muy querido y popular en Estados Unidos, siendo considerado el perro ideal para la familia debido a su temperamento cariñoso y tolerante con los niños. Entonces es cuando aparece el falso mito del pitbull como perro niñera. Los niños pequeños, de la generación de los "Little Rascals" querían un compañero como "Pete el cachorro".

La historia del pit bull terrier americano - Pete and the little rascals

Primera Guerra Mundial

Durante la Primera Guerra Mundial se observó un cartel de propaganda estadounidenese que representa a las naciones europeas rivales con sus perros nacionales, vestidos con uniformes militares, y en el centro, el que representa a Estados Unidos, es un A.P.B.T., declarando a continuación: "Yo soy neutral, pero no tengo miedo de ninguna de ellas."

La historia del pit bull terrier americano - Primera Guerra Mundial

Diferenciación de razas semejantes

Desde el 1963, debido a los distintos objetivos en su crianza y desarrollo, el american staffordshire terrier (A.S.T.) y el american pit bull terrier (A.P.B.T) han divergido, tanto en fenotipo como en temperamento, aunque ambos, idealmente, siguen teniendo la misma predisposición amigable. Después de 60 años de crianza con objetivos bien distintos, estos dos perros son ahora razas completamente diferentes. No obstante, algunas personas prefieren verlas como dos linajes distintos de la misma raza: de trabajo y de exposición. De cualquier forma, la brecha sigue aumentando dado que los criadores de ambas razas consideran impensable entrecruzar las dos.

Para un ojo poco experto, los A.S.T. pueden parecer más grandes y temibles, gracias a su cabeza grande y robusta, con músculos bien desarrollados en la mandíbula, el pecho más ancho y el cuello grueso. Sin embargo, de forma general, no tienen nada que ver a nivel de deporte como puede ser un A.P.B.T.

Debido a la estandarización de su conformación para propósitos de show, el A.S.T. tiende a ser seleccionado por su apariencia más que por su funcionalidad, a un grado mucho mayor que el A.P.B.T. Observamos que el pitbull tiene un rango fenotípico mucho más amplio, ya que el objetivo principal de su cría, hasta hace poco, no ha sido la de lograr un perro con un aspecto concreto, sino para el trabajo en la fosa, dejando a un lado la búsqueda de ciertas características físicas.

Algunos A.P.B.T. de raza son prácticamente indistinguibles del A.S.T. típico, no obstante, en general son algo más delgados, con las extremidades más largas y ligeras, algo especialmente identificable en los aplomos de los pies. Así mismo, suelen mostrar más resistencia, agiidad, velocidad y una fuerza explosiva.

Segunda Guerra Mundial

Durante y después de la Segunda Guerra Mundial y hasta principios de 1980, el APBT se sumió en una oscuridad relativa. No obstante aún existían algunos devotos que conocían la raza hasta en los detalles más mínimos y sabían mucho sobre la ascendencia de sus perros, capaces de recitar genealogías de hasta seis u ocho generaciones.

El pitbull en la actualidad

Cuando el A.P.B.T. se hizo popular entre el público entorno al año 1980, los individuos infames con poco o ningún conocimiento de la raza comenzaron a poseerlos y criar con ellos y, como era previsible, los problemas comenzaron a surgir. Muchos de estos recién llegados no se adhirieron a los objetivos de mejora tradicionales de los criadores de los viejos tiempos de A.P.B.T. Entonces empezó la moda del "patio trasero", en la que comenzaron a criar perros al azar, con el fin de criar en masa cachorros que eran considerados una mercancía rentable, sin ningún tipo de conocimiento ni control, en sus propios hogares.

Pero lo peor aún estaba por llegar: comenzaron a seleccionar perros con los criterios opuestos que habían prevalecido hasta entonces. Se empezó a llevar a cabo una cría selectiva de perros que mostraban tendencia a la agresividad hacia las personas. En poco tiempo, aquellas personas que no deberían haber sido autorizadas, produjeron perros criados de cualquier forma: pitbulls agresivos hacia los humanos para un mercado de masas.

Esto, sumado a la facilidad de los medios para la simplificación excesiva y el sensacionalismo, dio lugar a la guerra mediática contra el pitbull, algo que continúa hasta el día de hoy. No hace falta decir que, especialmente con esta raza, se deben evitar los criadores de "patio trasero" sin experiencia ni conocimiento sobre la raza, pues la aparición de problemas de salud y del comportamiento es frecuente.

A pesar de la introducción de algunas malas prácticas de crianza en los últimos 15 años, la gran mayoría de A.P.B.T. siguen siendo muy amistosos con el ser humano. El American Canine Temperament Testing Association, que patrocina las pruebas de títulos de temperamento de los perros, confirmó que el 95% de todos los A.P.B.T. que realizaban la prueba la completaban con éxito, teniendo en cuenta la comparación con una tasa de aprobación del 77% para todas las demás razas en promedio. La tasa de aprobación del APBT fue la cuarta más alta de todas las razas analizadas.

Hoy en día, todavía se utiliza el A.P.B.T. en peleas ilegales, frecuentemente en los Estados Unidos y en América del Sur. Las peleas en la fosa se celebran en otros países donde no hay leyes o donde las leyes no se hacen cumplir. Sin embargo, la gran mayoría de A.P.B.T., incluso dentro de las jaulas de los criadores que crían para la lucha, no han visto nunca una acción en la fosa. En lugar de ello, son perros de compañía, leales amantes y mascotas de la familia.

Una de las actividades que realmente ha ganado popularidad entre los aficionados APBT es el concurso de arrastre de peso. El Weight pulling retiene algo del espíritu competitivo del mundo de la lucha en la fosa, pero sin sangre o dolor. El A.P.B.T. es una raza que destaca en estos concursos, en los que el rechazo a renunciar cuenta tanto como la fuerza bruta. Actualmente los A.P.B.T. mantienen récords mundiales en varias categorías de peso.

Otra de las actividades para que el A.P.B.T. es ideal es una competición de Agility, donde su agilidad y determinación pueden ser muy apreciada. Algunos A.P.B.T. han sido entrenados y han hecho bien el deporte de Schutzhund; estos perros, sin embargo, son la excepción que confirma la regla.

Si deseas leer más artículos parecidos a La historia del pit bull terrier americano, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • American Pit Bull Terrier - United Kennel Club - Disponible en: https://www.ukcdogs.com/american-pit-bull-terrier
  • Heritage American Pit Bull Terrier Conformation Standard - American Dog Breeders Association - Disponible en: https://adbadog.com/heritage-american-pit-bull-terrier-conformation-standard/
  • American Temperament Test Society (ATTS) - Disponible en: http://www.starofthenorthsharpeiclub.com/oldsite/Rescue/Foster/American%20Temperament%20Test%20Society.pdf

Escribir comentario sobre La historia del pit bull terrier americano

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
gonzalo urbán
Hola, me onteresa documentarme más de el origen creació e historia de estas razas.
podrias proporcionar algun tipo de bibliografia de documentos libros o algunas fuentes de información para continuar mi investigación. Pasa que no incluyes las fuentes en esta publicación.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Gonzalo, es cierto que no he añadido bibliografía, intentaré hacerlo próximamente. ¿Qué datos te interesa conocer exactamente?

Saludos
Su valoración:
gustavo
muy bunea info

La historia del pit bull terrier americano
1 de 4
La historia del pit bull terrier americano

Volver arriba