La inteligencia de los cuervos

La inteligencia de los cuervos

A lo largo de la historia, y posiblemente debido a la mitología, a los cuervos se les ha visto siempre como aves siniestras, símbolos de mala suerte. Pero lo cierto es que estas aves de plumaje negro están entre los 10 animales más inteligentes del mundo. Los cuervos pueden socializar entre ellos, recordar caras, hablar, razonar y solucionar rompecabezas.

El cerebro de los cuervos es proporcionalmente del mismo tamaño que del ser humano y se ha llegado a demostrar que pueden llegar a engañarse entre ellos y fingir con tal de proteger su comida. Además, son capaces de imitar sonidos y vocalizar. ¿Quieres saber más sobre la inteligencia de los cuervos? No te pierdas este artículo de ExpertoAnimal.

Los cuervos en Japón

Al igual que ocurre con las palomas en España, en Japón encontramos cuervos por todas partes. Estos animales han sabido adaptarse al medio urbano, tanto, que incluso aprovechan el tráfico para partir las nueces y comérselas. Lanzan las nueces desde el aire para que los coches las rompan al pasar por encima y cuando el tráfico se para por los semáforos, aprovechan y bajan a recoger el fruto. Este tipo de aprendizaje es conocido como condicionamiento operante.

Este comportamiento demuestra que los cuervos han creado una cultura córvida, es decir, aprenden entre sí y se transmiten los conocimientos de unos a otros. Esta manera de actuar con las nueces empezó con los cuervos de un vecindario y ahora es común verla en todos los lugares del país, por ejemplo.

Diseño de herramientas y solución de rompecabezas

Existen muchos experimentos que demuestran la inteligencia de los cuervos a la hora de razonar para resolver rompecabezas o fabricar herramientas. Es el ejemplo del cuervo Betty, el primer ejemplar que difundió la revista Science para demostrar que estas aves podían diseñar herramientas al igual que hacen los primates. Betty fue capaz de crear un gancho con los materiales que le pusieron alrededor sin haber visto nunca antes cómo se hacía.

Este comportamiento es muy común verlo en los cuervos salvajes que viven en los bosques y que utilizan las ramas y las hojas para crear herramientas que les ayuden a conseguir las larvas del interior de los troncos.

También se han realizado experimentos en los que se demuestran que los cuervos hacen conexiones lógicas para resolver problemas más o menos complejos. Es el caso del experimento de la cuerda, en el que se engancha un trozo de carne en el extremo de un cordel y los cuervos, que nunca se habían enfrentado a esa situación con anterioridad, saben perfectamente que tienen que tirar de la cuerda para obtener la carne.

Tienen consciencia de sí mismos

¿Alguna vez te has preguntado si los animales son conscientes de su propia existencia? Puede parecer una pregunta un poco tonta, sin embargo, la declaración de Cambridge sobre la conciencia (firmada en julio de 2012) afirma que lo animales no humanos tienen conciencia y son capaces de exhibir conductas intencionadas. Entre estos animales incluimos a los mamíferos, pulpos o aves, entre otros.

Para argumentar si el cuervo tenía conciencia de sí mismo, se llevó a cabo la prueba del espejo. Consiste en hacer alguna marca visible o poner una pegatina en el cuerpo del animal, de manera que solo las pueda ver si se mira ante un espejo.

Las reacciones de los animales que tienen consciencia de sí mismos incluyen mover el cuerpo para vérselas mejor o tocárselas mientras miran el reflejo, incluso intentar quitárselas. Muchos animales han demostrado reconocerse: orangutanes, chimpacés, gorilas, delfines, elefantes y los cuervos.

La caja de cuervos

Para aprovechar la inteligencia de los cuervos, un hacker apasionado de estas aves, Joshua Klein, ha propuesto una iniciativa que consiste en el adiestramiento de estos animales para que recojan la basura de las calles y las dopositen en una máquina que les dé comida a cambio. ¿Qué opinas tú sobre esta iniciativa? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Si deseas leer más artículos parecidos a La inteligencia de los cuervos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.