La mastitis en perras - Síntomas y tratamiento

La mastitis en perras - Síntomas y tratamiento

La mastitis canina es una de las enfermedades más comunes que afectan a las perras lactantes, que recién han dado a luz e incluso puede darse en perras no embarazadas.

Por este motivo, si tenemos a una perra como miembro de la familia es importante conocer los síntomas que la causan, el tratamiento y los cuidados que debemos ofrecer a nuestra mascota para hacerle más leve el paso de esta enfermedad. En este artículo de ExpertoAnimal profundizaremos en la mastitis en las perras para que sepas de qué se trata y cómo debes actuar si tu perra lo está sufriendo en este instante.

¿Qué es la mastitis?

Podemos llamar mastitis a la infección de las mamas de la perra que normalmente se produce durante el embarazo y la lactancia. La causa principal es la bajada de las defensas que la madre sufre después del parto de sus cachorros.

Esta falta de defensas provoca que unos gérmenes llamados estafilococos se instalen en la leche materna y de ahí pasen a las mamas produciendo una dolorosa infección para nuestra perra.

En muchos casos cuando los cachorros maman empujan instintivamente las mamas con las patitas para extraer la leche, arañando así el pezón de su madre con sus afiladas uñas. Es en ese momento cuando puede producirse una mastitis, que si no es tratada correctamente puede acabar afectando a los cachorros. La leche se torna tóxica para ellos, pudiendo acabar incluso con su vida.

Los síntomas de la mastitis canina

Saber identificar los síntomas de la mastitis en nuestra perra es fundamental para iniciar el tratamiento cuanto antes, aliviar su malestar y salvar la vida de los pequeños recién nacidos.

Si sospechas que tu perra puede estar sufriendo mastitis, presta atención al primero de los síntomas de esta grave enfermedad, que es la falta de apetito en la perra afectada. Dicha falta de apetito, además de provocar la consecuente pérdida de peso en tu perra, también la hace estar triste y desganada, condiciones que podrían confundirse con los síntomas típicos de una depresión.

Los síntomas de mastitis en la perra son:

  • Secreción de pus
  • Secreción sanguinolienta
  • Hinchazón
  • Irritabilidad
  • Signos de dolor
  • Mamas irritadas
  • Mamas enrojecidas
  • Protuberancias
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Malestar
  • Fiebre
  • Apatía
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Temperatura alta

Aunque todos estos síntomas en conjunto son una prueba de que nuestra perra sufre mastitis canina, sin duda el dolor en los pezones es la indicación más clara y a la vez la más peligrosa ya que la perra puede dejar de alimentar a los cachorros.

Además otra consecuencia grave es la toxicidad de la leche de la progenitora que puede ocasionar intoxicación en los cachorros, la aparición de tumores en las mamas e incluso la muerte de los perros recién nacidos.

Tratamiento de la mastitis en perras

Si tienes la mínima sospecha de que tu perra está sufriendo mastitis canina la primera acción será acudir al veterinario de confianza para que realicen un examen físico, un análisis de sangre y un cultivo bacteriano.

El tratamiento a seguir es la administración de antibióticos para combatir la infección y la aplicación de compresas de agua caliente que mejoren el estado de las mamas.

No recibir un tratamiento veterinario adecuado puede suponer en un caso extremo la extirpación de las mamas afectadas y la alimentación artificial de los cachorros lo que supone un proceso costoso (en cuanto a tiempo y esfuerzo) por parte del propietario.

Prevención de la mastitis canina

Debemos tener claro como sociedad avanzada del siglo XXI que utilizar a nuestra perra para criar es una mala practica. Enfermedades como la mastitis u otras reflejan que este proceso deben llevarlo a cabo personas cualificadas y centros homologados como pueden ser los criadores. Además, la cantidad desproporcionada de perros (incluidos cachorros) en millones de refugios de todo el mundo hace que la crianza en un hogar sea un acto insensible y irresponsable.

Para prevenir adecuadamente la aparición de la mastitis canina por causas infecciosas, prasitarias o bacterianas es importante limpiar las mamas de la perra con gasas húmedas con regularidad. Comprueba los pezones de la progenitora de forma diaria y recorta con cuidado las uñas de los cachorros para evitar arañazos en esta zona tan delicada

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a La mastitis en perras - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.