La solución al abandono de animales

La solución al abandono de animales

Especialmente en verano o después de la Navidad es cuando más animales son abandonados. Tristemente esto ocurre cada año y aunque el número de adopciones va aumentando, lo cierto es que el de abandonos no mengua tanto como nos gustaría.

Desde ExpertoAnimal queremos ayudarte a poner solución al abandono de animales. Dejarlos en la calle nunca es una opción, siempre podemos encontrar una respuesta a nuestros interrogantes. Pueden costar más tiempo, pero lo lograremos:

Pasadas las fiestas...

Si bien el abandono de animales no ocurre en una época determinada del año sí, podemos decir casi con vergüenza, que después de las fiestas los porcentajes de abandono aumentan. Antes de las navidades dimos un inicio de éste problema tratando de crear conciencia a las personas que querían adoptar y/o regalar un animal en regalar mascotas en navidad, ¿es correcto?

Hay cifras terribles que aseguran que, más de 120.000 perros y 60.000 gatos son abandonados cada año en España causando accidentes en calles o carreteras, mueren de frío, sufren enfermedades, etc. La lista será bastante larga y muy angustiante pero no se trata de dejar de leer sino, como país que encabeza los índices de abandono de la Comunidad Europea, trabajar en ello para que podamos entre todos bajar las cifras.

Las causas más comunes que llevan al abandono

  • Los integrantes de la familia humana no dividen las tareas y no querían, en el fondo, un perro en sus vidas. Esto se puede evitar haciendo partícipe a la familia en la selección previa. Haciendo un esquema dividiendo tareas según edades de los humanos responsables, si ellos aún no cuentan con la edad necesaria, ejemplo para los paseos. Siempre las charlas familiares previas ayudan en estos problemas.
  • Mudanzas o adoptar en vacaciones y luego no saben qué hacer con el perro. Esto, por más tremendo que parezca, ocurre con mucha frecuencia y en especial durante las vacaciones, donde creen que el perro puede entretenerlos durante un tiempo pero al volver a la rutina, niños al colegio y adultos al trabajo, notan que el perro queda 16 horas solo en casa y muchas veces, se aburre y comienza a romper cosas, su pasaporte al exterior. Estos propietarios no tienen tiempo, ni ganas, de educarlo pero siempre podemos recurrir a un educador canino, algún vecino que quiera pasearlo junto con los suyos, o simplemente, si no encontramos solución inmediata, buscarle una familia sustituta.
  • A tu nueva pareja no le gustan los perros o es alérgica a los gatos. Debemos estar muy seguros de que el animal ya forma parte de nuestra familia para tratar de integrar a todos en la misma casa. No podemos simplemente abandonar el "conflicto", siempre tendremos algún nuevo conflicto y no todos podemos abandonarlos.
  • Tu perro o gato no es el adecuado para tu estilo de vida. Va muy de la mano del primer punto. Generalmente ocurre en personas jóvenes que viven solas y buscan una compañía para los momentos en que se encuentran solos en casa. Pero normalmente notan que no van a abandonar sus salidas a tomar una caña luego del trabajo y/o universidad con tal de que su perro no pase más de 12 horas solo en casa. También ocurre en estos casos que eligen un gato, pero este, por soledad, comienza a sentirse el dueño de la casa y se puede tornar agresivo ante la presencia de extraños en "su hogar" y como resultado, el humano no puede seguir invitando amigos a estudiar o comer. Debemos ser conscientes que si nuestro animal tiene conductas no adecuadas para lo que esperamos de él, puede deberse a un mal manejo nuestro y mi consejo, asesorarse con profesionales en el tema para encontrar una solución, pero nunca, abandonarlos.
  • Falta de tiempo para pasearlo, educarlo, alimentarlo son algunas de las causas que, aunque ya están explicadas en los puntos anteriores, debemos considerar.
  • Si tu animal tiene una enfermedad clara que antes de la adopción no existía. Debemos darle los cuidados necesarios, informarnos con el veterinario de las posibilidades de tratamiento y/o cuidados. Es un tema muy importante a tratar en familia y en los casos que no estemos capacitados para afrontar el inconveniente, buscar una familia que sí pueda o quiera ayudarlo.

Tenemos la solución a nuestro alcance

Si bien ya hemos comentado las causas más comunes de abandono y sus posibles soluciones, creo que, como individuos de calidad que somos, debemos hacer frente a nuestra responsabilidad como propietarios de un animal. La llegada del animal a la familia debe ser un acto madurado y muy meditado entre todos, aquí obtendremos el éxito. Pueden ser obsequiados, adoptados o comprados pero siempre con la conciencia de que serán nuestra responsabilidad y no por unos días, con suerte hasta los próximos 20 años.

No olvides sumarte a una asociación u fundación de ayuda a los animales para seguir promocionando la adopción responsable, la educación y la concienciación que todo propietario debe conocer. Aún así, tu mismo puedes ayudar difundiendo en redes sociales los casos más importantes y colaborando en una perrera o refugio de animales.

Si deseas leer más artículos parecidos a La solución al abandono de animales, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.