Compartir

Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento

Por José Peraita, Veterinario. 15 febrero 2016
Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

La leishmaniosis en una enfermedad producida por el protozoo (organismo unicelular eucariota) Leishmania infantum. Es endémica del Mar Mediterránea, siendo en España muy frecuente sobre todo en la costa mediterránea y centro de la península. Técnicamente es una zoonosis, pues afecta al ser humano, aunque principalmente son los perros los que más sufren la enfermedad, actuando como portadores, siendo mortal si no se inicia un tratamiento veterinario.

La lesihamia se transmite a través de la picadura de un mosquito, perteneciente al género Phlebotomus. De esta forma, el mosquito pica a un perro enfermo y/o portador y, una vez el protozoo madura en el insecto, pica a otro perro, introduciéndole el agente patógeno. Es decir, sin mosquito la enfermedad no puede ser transmitida. Aunque el perro es la víctima principal de esta patología, lo cierto es que también puede afectar a otros animales como los gatos. Por ello, en ExpertoAnimal te detallamos cuáles son los síntomas de la leishmaniasis felina y en qué consiste su tratamiento.

La leishmaniosis felina

Muy frecuente en los perros, la leishmaniosis era considerada como una patología muy extraña en el gato, debido a su resistencia natural y a la respuesta efectiva del sistema inmune a la enfermedad. Pero, en la actualidad se observa que su incidencia está aumentando de forma preocupante. Dependiendo de la zona de la Península Ibérica, pueden estar afectados desde el 1,7% hasta el 60% de los gatos estudiados. Parece ser que hay una mayor probabilidad de contraer la enfermedad en gatos que padecen otras enfermedades, que reducen la efectividad del sistema inmune, como puede ser la inmunodeficiencia felina o la toxoplasmosis.

Síntomas de la leishmaniosis felina

La leishsmaniosis en el gato es una enfermedad con un largo periodo de incubación (tarda mucho tiempo en manifestar síntomas) y una vez estos se desarrollan, son bastante inespecíficos. En el gato la enfermedad puede cursar de tres formas distintas:

  1. Forma cutánea. Se observan nódulos indoloros subcutáneos, sobre todo localizados en cabeza y cuello. Además, estos síntomas de leishmaniosis felina suele ir acompañados por un aumento en el tamaño de los ganglios linfáticos próximos. Asimismo, estos ganglios posteriormente pueden abrirse y ulcerarse. Se pueden observar otros síntomas cutáneos.

  2. Forma ocular. Los ojos se ven afectados, observándose conjuntivitis, blefaritis (inflamación de los párpados), uveítis (inflamación de la úvea), alopecias peri orbiculares (caída del pelo alrededor de los ojos), etc.

  3. Forma sistémica-generalizada. Esta es la la forma menos frecuente de la leishmania en gatos. En caso de suceder, se observa como síntoma principal una infartación (aumento de tamaño) de los ganglios linfáticos. Se muestran, además, síntomas muy inespecíficos, como sería la anorexia, el adelgazamiento progresivo, apatía, etc.
Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento - Síntomas de la leishmaniosis felina

Diagnóstico de la leishmaniosis felina

La enfermedad se diagnostica mediante pruebas específicas, como puede ser el análisis de sangre, con una prueba que busca y cuantifica los anticuerpos generados por el animal ante la presencia del protozoo. No es posible hacer un diagnóstico sintomático, debido a que los síntomas son muy inespecíficos.

Tratamiento de la leishmaniosis felina

En la leishmaniosis, tanto en el ser humano como en el perro y gato, existen dos estrategias a la hora de hacer un tratamiento. Por un lado, está el tratamiento preventivo y, por otro, el tratamiento curativo una vez diagnosticada la enfermedad.

  • El tratamiento preventivo contra la leishmaniosis felina consiste en evitar el contacto con el mosquito. Para ello se utilizan barreras físicas (por ejemplo poner telas mosquiteras en las ventanas) o bien se usan distintos insecticidas, como repelentes. En el gato la utilización de repelentes es muy limitada, debido a que la mayor parte de los mismos son tóxicos para ellos, por lo que es necesario consultar a un veterinario antes de optar por esta medida preventiva.
  • En el caso del tratamiento para curar la leishmania en gatos, no existen protocolos de tratamientos tan efectivos como en los perros, debido a que hasta ahora el diagnóstico positivo de la enfermedad en los gatos ha sido escaso. Se utilizan fármacos como el alopurinol y la n-metil-meglumine. Todo tratamiento tiene que ser diseñado por un veterinario.
Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento - Tratamiento de la leishmaniosis felina

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Escribir comentario sobre Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Leishmaniosis en gatos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba