Los 10 problemas de conducta más comunes en los perros

Los 10 problemas de conducta más comunes en los perros

Existen muchos problemas de conducta que pueden afectar a nuestros perros, no obstante, antes de empezar a aplicar métodos de forma indiscriminada es necesario reflexionar: debemos conocer las causas, los tipos de problemas que existen o las distintas soluciones. Es algo fundamental para tomar la decisión acertada a la hora de tratarlos.

En este artículo de ExpertoAnimal te mostraremos los 10 problemas de conducta más frecuentes en los perros y te daremos varios consejos para que puedas encontrar una solución.

¿A qué se deben los problemas de comportamiento que desarrollan los perros?

La aparición de problemas de conducta en los animales es frecuente y existen muchas causas que pueden provocarlos. Algunos propietarios llegan incluso a considerarse culpables, cuando existen muchos factores que ellos desconocen y que han podido influir.

La genética juega un papel muy importante en la conducta de un perro. En ocasiones, puede llegar a imponerse ante el aprendizaje. [1] No es extraño que una perra asustadiza tenga cachorros con un comportamiento similar o que razas que han padecido mucho castigo, como es el caso del pastor alemán, tengan cierta tendencia al miedo. El estrés durante el embarazo de la perra también puede influir en los cachorros.

Otro factor decisivo es la socialización del cachorro. Es un proceso que empieza alrededor de las 3 semanas y que termina cuando el perro tiene 3 meses. Durante este período, el pequeño debe aprender todo lo necesario para su etapa adulta: los hábitos propios de los perros, el lenguaje canino, la tolerancia, el desapego...

Por esa razón, separar a un cachorro de forma pronta de su madre y hermanos puede provocar diversos problemas de conducta, ya que cuando el período se cierra empiezan a aparecer los miedos. Por ello, en ExpertoAnimal siempre recalcamos la importancia de socializar a un cachorro.

Con el cierre de la socialización el can es susceptible a sufrir miedos e incluso fobias. Una mala experiencia, quizás para nosotros desadvertida, puede provocar un auténtico trauma en el animal, que explique posteriormente por qué reacciona ante un estímulo u otro.

Los 10 principales problemas de conducta en perros

A continuación te explicaremos los problemas de conducta más habituales en los perros. De esta forma, podrás ser capaz de identificar qué le ocurre a tu mejor amigo y empezar a trabajar para remediarlo:

  1. Miedos hacia perros, personas, objetos y entornos: el miedo no es exclusivo de los perros que han padecido maltrato. Como hemos explicado anteriormente, existen muchas causas que pueden provocar miedos y fobias. La falta de habituación es generalmente la causa más común. Existen muchos tipos de miedo distintos, desde miedo a las personas hasta miedo a los fuegos artificiales.
  2. Ansiedad por separación: la ansiedad por separación aparece cuando el perro se encuentra solo en casa. Son habituales los ladridos prolongados, las deposiciones y la micción, la destructividad, los lloros y el rascado de puertas. Se trata de un problema de conducta que aparece cuando el propietario no está en casa.
  3. Excitabilidad: hablamos de conductas efusivas que no son bien recibidas por nosotros, por ejemplo, que el perro salte encima de las personas, que corretee tirando todo a su paso o que empuje constantemente a un bebé. Son comportamientos demasiado excitables y no agradan a los propietarios.
  4. Destructividad y mordida excesiva en cachorros: muchas personas afirman que tienen un cachorro con problemas de conducta, no obstante, la destructividad en cachorros o padecer una mordida dolorosa son situaciones totalmente normales y aceptables. Nunca se debe reprender a un cachorro por ello. Es de vital importancia entender que están en una etapa muy importante, en la que el descubrimiento y las experiencias van a repercutir en su etapa adulta.
  5. Destructividad en perros adultos: la destructividad en perros adultos puede delatar un problema relacionado con el estrés o con las cinco libertades del bienestar animal. Un perro que disfruta de un estilo de vida positivo y saludable, un buen estado de salud, ejercicio y estimulación mental y falta de miedos no debería llevar a cabo conductas destructivas.
  6. Agresividad hacia otros perros, gatos o personas: existen muchos tipos de agresividad distintos: la protección de recursos (el perro "protege" un objeto, como una cama o un bol de comida, también puede proteger un ser vivo), la agresividad por miedo (ante algo que le provoca miedo o si no sabe qué va a ocurrir), la agresividad territorial (el perro actúa de forma reactiva para ahuyentar a extraños de su territorio), la agresividad depredadora (el perro persigue coches o niños, por ejemplo), la agresividad entre intrasexual (entre miembros del mismo sexo)...
  7. Coprofagia: la coprofagia en perros es habitual en cachorros. Es una forma de experimentar. Al igual que hacen los bebés humanos, los pequeños se lo llevan todo a la boca. No obstante, no es una conducta normal en perros adultos.
  8. Micción y defecación en casa: es probablemente uno de los motivos principales de consulta a educadores caninos y adiestradores. En una crianza apropiada, sería la madre quien enseñaría a sus cachorros a orinar fuera del "nido" u hogar. En su ausencia, son los propietarios quienes deben enseñarle. Si eso falla, puede ocurrir que hasta en su etapa adulta el perro siga defecando y orinando en casa. No obstante, es posible aprender cómo se enseña a un perro a hacer sus necesidades en la calle.
  9. Intolerancia a la manipulación o al uso de ciertos objetos: este problema es frecuente en perros que, de forma repentina, han sido expuestos a ciertos elementos a los que no estaban acostumbrados. La falta de habituación provoca que el animal emplee distintas formas de comunicación para apartar el estímulo desagradable. Puede ocurrir en perros que no se dejan lavar los dientes, perros que no se dejan tocar en absoluto o aquellos que se niegan a subir a un vehículo. Una vez más, este problema está directamente relacionado con la socialización y habituación temprana.
  10. Comportamientos anormales: existen otras conductas que ponen en alerta a los propietarios como pueden ser las estereotipias, movimientos repetitivos y constantes sin un fin aparente, el "comportamiento de perros consentidos" que rechazan la comida o los distintos problemas entre perros que puedan surgir.

Finalmente, y no por ello menos importante, cabe destacar que si tienes problemas con tus propios perros probablemente exista un conflicto entre vosotros grave. La mala interpretación del lenguaje canino, el uso de aversivos (sprays repelentes, por ejemplo), el castigo y otros factores pueden estar provocando esta brecha entre ambos.

¿Cómo corregir el comportamiento de los perros?

En ocasiones, el acceso a la información adecuada permite a muchos propietarios corregir ellos mismos los problemas de conducta que padecen sus perros. Hablamos generalmente de las conductas propias de los cachorros, los problemas de micción o los miedos más leves.

Es por ello que muchos deciden aprender más sobre lenguaje canino, etología o consultan blogs y revistas de profesionales. El aprendizaje sobre la naturaleza del perro, sus elevadas capacidades sociales y cognitivas pueden hacernos entender cuál es el error que se está cometiendo para que se lleven a cabo conductas anómalas.

También es importante destacar que algunas patologías, como es el caso del hipotiroidismo, pueden alterar la conducta de los perros. Precisamente por esta razón, ante un problema de conducta grave es aconsejable visitar un veterinario o un etólogo. Ambos son profesionales de la salud que pueden diagnosticar una enfermedad, lo que explique un mal comportamiento. Pero además, etólogo podrá orientarte en comportamiento.

Si has descartado que tu perro padezca dolor o alguna enfermedad que no pudieras identificar a simple vista, la siguiente opción será visitar un profesional para que te ayude a modificar la conducta del perro. Educadores caninos, adiestradores y etólogos pueden ayudarte en este aspecto. Te recomendamos buscar profesionales con buenas referencias, abiertos en cuanto a su trabajo y que no apliquen métodos de castigo.

Los problemas de comportamiento en perros

¿Te has quedado con ganas de saber más acerca de los problemas conductuales en los perros? Entonces no puedes perderte el siguiente vídeo:

Si deseas leer más artículos parecidos a Los 10 problemas de conducta más comunes en los perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Referencias
  1. Grandin Temple, Deesing Mark J. (2014) Genetics and the Behavior of Domestic Animals (Second Edition) 2014, Pages 1–40 Chapter 1 – Behavioral Genetics and Animal Science Department of Animal Science, Colorado State University, Fort Collins, Colorado, USA, Grandin Livestock Handling Systems, Inc., Fort Collins, Colorado, USA