Los 8 alimentos alergénos para perros más comunes

Los 8 alimentos alergénos para perros más comunes

La alimentación de nuestro perro es muy importante para su salud y debemos prestarle la suficiente atención. Algunos perros no presentan alergias alimentarias y pueden ingerir pienso formulado con diferentes ingredientes, mientras que otros perros padecen hipersensibilidad alimentaria y se ven afectados por diferentes tipos de comida.

Ante la presentación de signos dermatológicos en nuestro perro, se debe descartar este tipo de alergia. A continuación, vamos a conocer en este artículo de ExpertoAnimal los 4 alimentos alérgenos para perros más comunes.

Alergia alimentaria en perros y otros conceptos:

Existen muchos alimentos que pueden provocar alergia a nuestro mejor amigo, pero a continuación te vamos a mostrar los 4 alimentos alergénos para perros más comunes:

  1. Ternera
  2. Pollo
  3. Productos lácteos
  4. Pescado
  5. Cerdo
  6. Trigo
  7. Maíz
  8. Soja

Ya que los síntomas clínicos son similares a los provocados por otras enfermedades, se debe realizar un correcto diagnóstico diferencial con:

  • Enfermedades endocrinas como el hipotiroidismo
  • Enfermedades parasitarias como la sarna sarcoptica o la sarna demodecica
  • Otras enfermedades alérgicas como la reacción a alérgenos ambientales (dermatitis atópica) o a la picadura de pulga
  • Infecciones fúngicas (dermatofitos)

Factores que contribuyen

Algunos de los factores que contribuyen a la alergia alimentaria son las malas digestiones, es decir, cuanto más tiempo pase el alimento en el intestino, más expuesto se encuentra a las inmunoglobulinas E y aumenta la probabilidad de desencadenarse la respuesta anafiláctica. No obstante, el aumento de la permeabilidad del intestino también puede contribuir: si el perro está parasitado, la permeabilidad de la pared se ve aumentada por lo que aumenta la absorción de proteínas alérgenas.

Síntomas de alergia alimentaria y diagnóstico:

El signo principal de una alergia alimentaria es de naturaleza dermatológica: prurito no estacional, es decir, el perro presenta picores independientemente la época del año. De manera secundaria a ese picor, se forman piodermas (infecciones de piel). También se dan otros signos, aunque menos frecuentes, como las diarreas, vómitos, etc.

La alergia alimentaria puede ir acompañada de otras alergias como las comentadas en los diagnósticos diferenciales.

Diagnóstico

Existen varias pruebas de alergia para perros, entre ellas la dieta de eliminación. Durante un periodo de dos meses mínimo, se debe alimentar al perro con una dieta de esta naturaleza.

Estas dietas están elaboradas con proteínas exóticas a las que el perro no se ha visto expuesto (venado, caballo, conejo, etc.) y carbohidratos como la patata o el arroz, o proteínas muy hidrolizadas (debido a su pequeño tamaño el sistema inmune no los detecta y no desencadena la respuesta inmune). Se puede elaborar una dieta casera, pero siempre bajo supervisión de nuestro veterinario para que no falten nutrientes.

Tras este periodo, se realiza un test de provocación. Es decir se alimenta al perro con la dieta que creemos que originó los síntomas y se observa la evolución. Si tras esta provocación, el perro comienza a presentar prurito, realizaremos otra vez la dieta de eliminación y confirmaremos entonces el diagnostico.

Tratamiento

El tratamiento a seguir es alimentar al perro con la proteína y/o carbohidratos que no le generen alergia. Para ello, nuestro veterinario nos puede indicar una comida casera para perros alérgicos específicamente formulada, pero también podemos optar por piensos hipoalergénicos para perros, supervisados también por el especialista.

Si deseas leer más artículos parecidos a Los 8 alimentos alergénos para perros más comunes, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.