¿Los perros pueden comer coco?

¿Los perros pueden comer coco?

El coco es la fruta del cocotero, un árbol de la familia de las palmáceas que tuvo su origen en las islas del Pacífico. Sus múltiples beneficios nutricionales y su agradable sabor han convertido esta fruta en un ingrediente habitual de numerosos postres y bebidas. Los perros también pueden beneficiarse de su sabor y su composición nutricional, sin embargo, el hecho de que sea la fruta con mayor valor calórico hace que deba incluirse en la dieta de nuestros canes con moderación.

Si te estás preguntando si los perros pueden comer coco o no, no te pierdas el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que explicamos todo lo que debes saber acerca del coco para perros.

¿Es bueno el coco para los perros?

El coco es una fruta rica en fibra, minerales y vitaminas que, además, no contiene ningún componente que resulte tóxico para los canes. Estos factores convierten al coco en una fruta apta para los perros. Prueba de ello es la existencia de múltiples piensos y snacks para perros que incluyen el coco en su lista de ingredientes.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el coco es un fruto muy calórico debido a que la grasa constituye su principal componente, después del agua. Además, la ASPCA (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals) sostiene que la pulpa de esta fruta contiene aceites que, en grandes cantidades, pueden ocasionar malestar estomacal, heces blandas o diarrea en los perros. Por ello, aunque se trate de una fruta apta para los canes, únicamente se les debe ofrecer de forma ocasional.

Por otra parte, debemos señalar que, aunque el coco al natural sea un alimento apto para los perros, no todos los productos que incluyan esta fruta serán adecuados para nuestros compañeros peludos. Es frecuente que los productos a base de coco rallado o deshidratado incluyan azúcares y otros ingredientes inadecuados para los perros. Por ello, es preferible que mantengas estos productos fuera del alcance de tu can.

¿Es buena el agua de coco para perros?

El agua de coco se considera una bebida isotónica natural, rica en electrolitos, que es especialmente apreciada en los países tropicales. Sin embargo, no es un producto adecuado para los perros. Según la ASPCA, el agua de coco no se debe incluir en la dieta de los perros debido a su elevado contenido en potasio. Los elevados niveles de este electrolito pueden originar una alteración del equilibrio electrolítico de los perros, especialmente cuando presentan patologías renales.

Por otro lado, tenemos también el aceite de coco, que sí puede utilizarse en distintas situaciones. Hablamos de ello en este otro artículo: "Aceite de coco para perros".

Beneficios del coco para perros

Más allá de su sabor, que seguro resultará del agrado de la mayoría de los perros, el coco proporciona una serie de beneficios nutricionales cuando se incluye en la dieta de los perros:

  • El coco es una de las frutas que contienen mayores niveles de fibra. Pese a que el aparato digestivo de los perros no puede digerir la fibra, se trata de un nutriente fundamental en su dieta. Entre otras cosas, la fibra crea sensación de saciedad, contribuye al mantenimiento de la microbiota intestinal, regula el tránsito intestinal y la consistencia de las heces.
  • Es una fruta rica en minerales como el selenio, hierro, magnesio, fósforo y potasio. El selenio interviene en el metabolismo hormonal y es necesario para un óptimo funcionamiento del sistema inmunitario. El hierro es un componente indispensable de la molécula de hemoglobina y mioglobina. El magnesio favorece el correcto funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos, forma parte de los huesos y los dientes y mejora el sistema inmunitario. El fósforo también interviene en la formación de los huesos y dientes. El potasio, por su parte, es necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la actividad muscular normal e interviene en el mantenimiento del equilibrio hidroelectrolítico.
  • Destaca por su contenido en vitamina E, que interviene en el metabolismo de las grasas, en la formación de las membranas celulares y actúa como antioxidante protegiendo a las células frente a los radicales libres.
  • También contiene niveles considerables de ácido fólico y otras vitaminas del grupo B hidrosolubles.

¿Cómo dar coco a mi perro?

Como hemos explicado a lo largo del artículo, el coco es una fruta apta para los perros. Sin embargo, no debe ser un alimento que forme parte de la dieta habitual de nuestras mascotas. Debido a su elevado valor energético y a su alto porcentaje de grasa, es preferible administrar esta fruta con moderación y de forma ocasional. Una buena opción puede ser aportarla de forma esporádica a modo de premio.

Cuando decidas ofrecer esta fruta a tu perro, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar cualquier efecto indeseado sobre su salud. En concreto, te recomendamos que sigas los siguientes pasos a la hora de prepararlo:

  • En primer lugar, debes retirar la corteza externa.
  • A continuación, debes cortar el coco en pequeños pedazos. En función del tamaño de tu perro, pueden ser más o menos pequeños.
  • Por último, debes retirar la cáscara marrón que envuelve la pulpa. De esta manera, evitarás que la cubierta fibrosa y áspera del coco pueda lesionar la mucosa oral o gastrointestinal de tu perro. Así pues, si te preguntas si la cáscara de coco es buena para perros, ya ves que la respuesta es no.

 

Contraindicaciones del coco para perros

A pesar de que ya hemos visto que los perros pueden comer coco de forma ocasional, existen ciertas situaciones en las que su aporte puede estar contraindicado:

  • Sobrepeso: al tratarse de la fruta más calórica, es recomendable mantenerla alejada de los perros con obesidad o sobrepeso. En estos casos, se puede optar por frutas con un menor contenido energético, como las moras o las frambuesas. Descubre en este otro post Cómo dar moras a un perro.
  • Perros que requieran dietas bajas en grasa: en los perros con diabetes, problemas hepáticos, pancreáticos o digestivos, es necesario restringir la cantidad de grasa de la dieta. Por ello, en estos animales es preferible evitar el aporte de coco, dado que la grasa es su principal componente nutricional.
  • Hipercalemia o hiperkalemia: consiste en una elevación de los niveles de potasio en sangre. Se puede observar en enfermedades renales (como insuficiencia renal aguda) o en casos de hipoadrenocorticismo o Síndrome de Addison. En estos casos, es recomendable evitar el aporte de coco, dado que contiene niveles elevados de potasio.

Si quieres seguir aprendiendo, no te pierdas este vídeo donde hablamos de las mejores frutas para perros:

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer coco?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Bibliografía
  • American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA). People foods to avoid feeding your pets.Disponible en: https://www.aspca.org/pet-care/animal-poison-control/people-foods-avoid-feeding-your-pets
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Frutas: coco. Disponible en: https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/informacion/coco_tcm30-102445.pdf