¿Los perros pueden comer granada?

¿Los perros pueden comer granada?

La granada es la fruta carnosa del granado, un árbol de la familia de las punicáceas originario del sur de Asia, Persia y Afganistán. Se trata de una fruta baja en calorías con propiedades astringentes y antiinflamatorias que las personas incluyen habitualmente en su alimentación, especialmente como parte de dietas depurativas y adelgazantes. Algunas de sus propiedades también resultan beneficiosas para los perros, sin embargo, la fruta al natural puede producir algunas consecuencias indeseables en tu mascota.

Si te estás preguntando si los perros pueden comer granada, no dudes en acompañarnos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que explicamos todo lo que debes saber sobre esta fruta.

¿Es bueno que los perros coman granada?

La granada no es una fruta tóxica para los perros. De hecho, no forma parte de la lista de plantas tóxicas para perros publicada por la ASPCA (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals). Prueba de ello es la existencia de diversos snacks y piensos comerciales para perros que incluyen esta fruta en su lista de ingredientes.

Como no se trata de una fruta tóxica para los perros, es muy probable que estés pensando que se trata de una fruta apta para los perros. Sin embargo, no es así. La administración de la granada al natural puede producir algunos efectos indeseados en los perros que explicaremos más adelante. Por ello, es preferible desechar la granada de la dieta de los perros y optar por otras frutas aptas como la manzana, pera, moras, frambuesas o melón.

No obstante, aunque la fruta al natural no sea recomendable para los perros, el extracto de cáscara de granada es un producto nutracéutico que puede emplearse como suplemento en la dieta de los perros, siempre bajo prescripción veterinaria.

Propiedades y beneficios de la granada

La granada es una fruta baja en calorías, que destaca por su elevado contenido en potasio y por aportar pequeñas cantidades de vitamina C y vitaminas del grupo B. Sin embargo, sus principales beneficios no derivan tanto de su aporte nutricional, sino de la presencia de otros compuestos como polifenoles (taninos) y alcaloides. Estos compuestos se caracterizan por poseer propiedades:

  • Antiinflamatorias
  • Antioxidantes
  • Astringentes
  • Antibacterianas
  • Antihelmínticas
  • Anticancerosas

No obstante, debemos destacar que estos compuestos se encuentran fundamentalmente en la cáscara y en las láminas y tabiques membranosos, más que en los granos (o arilos) de la granada. De hecho, el contenido de polifenoles de la cáscara de granada es 10 veces superior que el de su pulpa.

El efecto de estos compuestos presentes en la cáscara de la granada ha sido evaluado en diversos estudios. En concreto, el extracto de corteza de granada ha demostrado tener beneficios como:

  • Disminuir la carga de helmintos gastrointestinales: aplicado en perros adultos. Las propiedades antihelmínticas que se encuentran en el extracto de corteza de granada pueden tener un efecto residual de hasta 30 días post-tratamiento al administrarse por vía oral [1].
  • Reducir placas bacterianas: en perros afectados por otitis externas y diarreas, el extracto de granada mostró un buen efecto antibacteriano, especialmente frente a Staphylococcus aureus, Klebsiella, Escherichia coli y Salmonella [2]. De igual manera, la incorporación de extracto de granada en galletas para perros demostró una reducción de la placa bacteriana y el sarro dental característico de la enfermedad periodontal en los perros [3]. No dudes en echarle un vistazo a la Enfermedad periodontal en perros: causas, tratamiento y consecuencias, aquí.
  • Aumentar las enzimas antioxidantes: la suplementación con extracto de corteza de granada en perros demostró un incremento de enzimas antioxidantes, como la catalasa, la glutatión peroxidasa o la glutatión transferasa [4].
  • Efecto anticancerígeno: la suplementación dietética con extracto de corteza de granada tuvo un impacto positivo en la fermentación a nivel intestino grueso de los perros. En concreto, incrementó la producción de ácidos grasos de cadena corta, como el butirato, que mejora la salud del epitelio colorrectal y ayuda a prevenir el cáncer colorrectal [4].

¿Por qué no es buena la granada para los perros?

Como ya hemos explicado en el apartado anterior, la granada es una fruta que aporta diversos beneficios para la salud y que, además, no resulta tóxica para los perros. Sin embargo, no se trata de una fruta apta para nuestras mascotas.

Esto se debe a que los granos o arilos de la granada son difíciles de digerir para los perros, pudiendo ocasionar:

  • Malestar estomacal
  • Vómitos
  • Dolor abdominal

Por ello, es preferible mantener esta fruta alejada de nuestros perros y, siempre que queramos aprovecharnos de sus beneficios, hacerlo a través de suplementos alimenticios que incorporen extracto de granada, ya que estos no producirán ningún efecto negativo en nuestra mascota.

¿Son venenosas las semillas de la granada para los perros?

Como ya hemos adelantado, las granadas (incluidas sus semillas) no son tóxicas para los perros. De hecho, no se encuentran en la lista de plantas tóxicas para perros publicada por la ASPCA. No obstante, aunque sus semillas no son venenosas, son difíciles de digerir para los perros, por ello es preferible no incluirlas en su dieta.

¿Qué hacer si mi perro come granada?

A lo largo del artículo hemos explicado los motivos por los que esta fruta no es adecuada para los perros. Sin embargo, si tu perro ha comido granada, no debes alarmarte. El consumo de esta fruta puede producir signos leves, como vómitos o dolor abdominal, pero generalmente son síntomas autolimitantes que se resuelven en un corto periodo de tiempo.

No obstante, siempre que tu perro haya consumido granada y presente signos más graves o prolongados en el tiempo, no dudes en acudir a tu veterinario/a de confianza para que realice una exploración adecuada e instaure el tratamiento oportuno.

Para evitar cualquier efecto indeseado asociado al consumo de granada, recuerda mantener esta y otras frutas no aptas para tu perro fuera de su alcance. Esta será la forma más sencilla de prevenir que tu perro ingiera esta fruta de forma accidental.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer granada?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Referencias
  1. Aroldo, E. (2014). Evaluación de la eficacia de dos dosis de solución de corteza del fruto de granada administrada por vía oral para el control de helmintos gastrointestinales en perros. Universidad de San Carlos de Guatemala.
  2. Ramkumar, T., Amit, G., Chandrahas, S., Ritu, A. (2016). Assessment of antimiocribial activity of pomegranate leaf extract against bacterial isolates of otitis externa and diarrhea of dogs. Journal of Animal Research; 5(4):767-772
  3. Santos, M., Baptista, L., Hauptli, L., Lima, A., Netto, D., Dahlke, F., Moraer, O. (2021). Development of baked biscuits containing propolis and pomegranate for oral health in dogs. Animal Feed Science and Technology.
  4. Ashok, T., Jadhav, S., Dutta, N., Sharma, S. (2017). Nutrient digestibility, hindgut metabolites and antioxidant status of dogs supplemented with pomegranate peel extract. Journal of Nutritional Science; 6(36):1-5
Bibliografía
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Frutas: granada. Disponible en: https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/informacion/granada_tcm30-102647.pdf