¿Los perros pueden comer huevo?

¿Los perros pueden comer huevo?

Cada vez más personas quieren ofrecer a sus perros una alimentación saludable y natural. ¿Tu también? En este caso es probable que te preguntes cuáles son los alimentos más beneficiosos para tu mejor amigo y, en especial, si pueden comer huevo los perros, ¿cierto? Ya te estés iniciando en la comida cruda o cocida para perros necesitas saber qué ingredientes utilizar.

En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos si los perros pueden comer huevo, si es mejor servirlo crudo o hervido y qué beneficios les aporta. Eso sí, si bien existen muchos beneficios de la comida casera para perros es fundamental contar siempre con el asesoramiento previo de un veterinario para prevenir la aparición de deficiencias nutricionales si queremos ofrecerlas de forma diaria.

¿Es bueno el huevo para los perros?

¿Le puedo dar huevo a mi perro? ¿Es malo el huevo para los perros? Quizás estas preguntas, y muchas otras, se te han pasado por la cabeza más de una vez. La alimentación y dieta de nuestro perro es uno de los cuidados más importantes, ya que de él dependen la energía y la salud del can. Por ello, necesitas saber que los perros sí pueden comer huevo.

De hecho, el huevo de gallina es muy bueno para los canes porque les ayuda a completar la nutrición. En su clara, yema e incluso cáscara encontramos grandes beneficios y nutrientes que le proporcionarán una buena salud a nuestro perro. Ahora que ya sabes que se le puede dar huevo a los perros, continúa leyendo para conocer sus beneficios.

Beneficios del huevo en perros

El huevo es ideal para perros deportistas y cachorros, pero si todavía tienes dudas de si es el huevo de gallina un buen alimento para los perros, a continuación vamos a mencionar algunos de los beneficios para poder acabar de convencerte.

Los beneficios del huevo en perros son:

  • Mejora de la visión: ayuda en la formación del Sistema Nervioso, los centros de memoria y aporta antioxidantes beneficiosos para la salud visual. Destacamos también algunos minerales, como el hierro, magnesio, zinc, selenio y fósforo, y una gran variedad de vitaminas liposolubles A, D, E y K.
  • Aporta proteínas: se trata de uno de los alimentos que deben encontrarse en mayor proporción en la dieta de nuestro perro, además de por los macronutrientes y micronutrientes, lo que le convierte en uno de los alimentos más nutritivos que existen. La proteína de alta calidad, la ovoalbúmina, se encuentra principalmente en la clara, aunque también en la yema.
  • Aporta aminoácidos esenciales: hablamos también de un alimento de alto valor biológico, puesto que contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para nuestros perros, es decir, aquellos que nuestro can no puede sintetizar por sí mismo y que debe obtener directamente de los alimentos que consume.
  • Es de fácil asimilación: tiene poder emulsionante, coagulante, espesante, aromatizante y espumante, lo que le convierte en un alimento muy palatable.
  • Bajo en calorías: el huevo también contiene grasas buenas para los perros, en forma de ácidos grasos esenciales linoleico y alfalinolénico, principalmente insaturados y beneficiosos para su organismo.
  • Proporciona un manto brillante: gracias a la cantidad de nutrientes que contiene, el huevo para perros es bueno porque ayuda a nutrir las fibras capilares.

Una vez ya sabemos que el huevo es bueno para los perros, vamos a ver cómo lo podemos ofrecer.

¿Cómo dar huevo a mi perros?

Ahora que ya sabes que los perros pueden comer huevo es probable que quieras conocer todas las formas de preparación que existen, cuál de ellas es más beneficiosa y qué precauciones tener en cuenta. A continuación te hablamos sobre cómo preparar huevo a perros:

Huevo crudo para perros

¿Los perros pueden comer huevo crudo? Muchos defensores de la dieta BARF para perros, que consiste en la preparación de alimentos crudos, aseguran que es la mejor forma de ofrecer huevo a los perros, junto con la cáscara debidamente molida, puesto que de esta forma se incrementa el aporte de minerales.

No obstante, la clara de huevo sin cocinar contiene una proteína llamada avidina que actúa como antinutriente e interfiere en la absorción de la vitamina H o biotina. Por todo ello, aunque nuestro perro puede digerir el huevo crudo mucho mejor que nosotros y que para crear una deficiencia de biotina sería necesario consumir grandes cantidades de este alimento crudo, no es tan recomendable ofrecer este alimento crudo.

Así mismo se debe tener en cuenta que el huevo crudo para perros puede ser portador de la bacteria salmonella. Para evitar la compra de huevos contaminados te recomendamos:

  • Conservarlos a una temperatura de entre 7 ºC y 15 ºC.
  • Lavar a conciencia la cáscara antes de romperla.
  • Evitaremos comprar huevos sueltos, rotos, agrietados o sucios.
  • Como precaución, los cascaremos en otro recipiente.

Huevo cocido para perros

Nuestra recomendación es que, para eliminar el riesgo de salmonelosis y garantizar una buena asimilación de los nutrientes del huevo, apuestes por los huevos cocidos para perros. Mediante la cocción se desnaturaliza la avidina, lo que es beneficioso para su organismo y le aportará las proteínas y grasas anteriormente mencionadas.

Podemos ofrecer huevo para perros como una tortilla a la francesa, revuelto, hervido y hasta frito. Todas las opciones mencionadas son saludables de forma puntual, eso sí, en ningún caso añadiremos sal a la preparación de cualquiera de estas formas de presentación del huevo, pues puede resultar dañina para los perros.

Cáscara de huevo para perros

Aunque parezca sorprendente, los perros sí pueden comer cáscara de huevo. Contiene altos niveles de calcio y fósforo, además de minerales esenciales que ayudan al buen mantenimiento de los huesos y dientes. Para ofrecer cáscara de huevo para perros podemos hacerlo de las siguientes maneras:

  • Aplastar un huevo o partirlo y hervirlo.
  • Secar varias cáscaras de huevo y triturarlas todas juntas. Debemos conseguir como resultado final un polvo fino que podrás añadir en las comidas de tu perro para que lo ingiera. La cantidad a añadir debe ser de media cucharadita, como máximo. Además, debes guardarlo en un recipiente en un lugar frío.

Cabe destacar que los perros no pueden comer huevo frito, estrellado o roto, ya que la fritura y la cantidad de aceite resulta dañino para su salud. Además, este tipo de recetas suelen llevar una gran cantidad de sal que tampoco les beneficia.

¿Cuántos huevos puedo darle a mi perro?

Ahora bien, ¿cada cuánto le puedo dar huevo a mi perro? De forma general, el consumo saludable de huevo se sitúa entre una y dos veces a la semana, aunque no existe una dosis que, de forma general, sea la adecuada para un perro. Recordemos que cada individuo, dependiendo de su edad, tamaño, raza o estado de salud requerirá cierto aporte de nutrientes.

En cualquier caso, si te estás planteando ofrecer dietas caseras a tu perro diariamente será fundamental que consultes con tu veterinario, quién te asesorará para que sepas preparar platos caseros (ya sean crudos o cocidos) de la mejor calidad y adaptados a las necesidades de tu mejor amigo.

Cabe destacar que el perro es un animal carnívoro, por lo que su dieta debe estar basada en proteínas y grasas de alta calidad. No obstante, eso no significa que debamos basar su alimentación en el consumo de huevo, sino que debemos ofrecerle una dieta variada y rica en diferentes alimentos de origen animal.

En este sentido, podemos ofrecerle carne, pescado sin espinas o kéfir entre muchos otros productos. No nos olvidemos también que existen muchas frutas y verduras beneficiosas para perros que nos pueden ayudar a complementar su alimentación.

Contraindicaciones del huevo para perros

Aunque el huevo es un gran aliado para al salud de los canes, existen algunas contraindicaciones del huevo para perros que vamos a comentar a continuación. Hay que evitar ofrecerlo:

  • Cachorros con síntomas gastrointestinales: si hablamos de algún perro que cuenta con un padecimiento crónico de salud, deberemos evitar darle huevo.
  • Perros con sobrepeso: debido a que se trata de un alimento rico en grasas, puede tener un efecto adverso en perros con sobrepeso.
  • Perros con alergia al huevo: para saber si tu pequeño amigo peludo es alérgico puedes empezar con un trozo muy pequeño para ver su reacción. Si notas que tose, tiene estornudos, urticaria y le cuesta respirar, debes acudir inmediatamente al veterinario.
  • No freírlo: tal y como hemos comentado anteriormente, el huevo frito, revuelto o roto es perjudicial por la alta cantidad de sal y aceite que lleva.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer huevo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Bibliografía
  • Guías nutricionales para alimentos completos y complementos para perros y gatos - Federación Europea de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (FEDIAF)
  • Romina Sayar. Nutrientes del huevo, composición química, buenas prácticas. 25/06/2019, de CIN (Centro de informacion nutricional) Sitio web: http://www.sanutricion.org.ar/files/upload/files/nutrientes_huevo.pdf