Métodos anticonceptivos para gatos

Métodos anticonceptivos para gatos

Pocas cosas son tan tiernas que ver cómo tras el embarazo de la gata esta excelente mamá cuida a sus entrañables y juguetones cachorros, no obstante, debemos ser conscientes de que más allá de lo idílico de esta escena, se pueden provocar múltiples problemas si la camada no ha sido deseada por parte de los propietarios.

Si no tenemos un hogar u hogares para acoger a los gatitos de la camada debemos evitar a toda costa que éstos se reproduzcan, en este caso es nuestra responsabilidad evitar el abandono animal. En este artículo de Experto Animal te hablamos acerca de los métodos anticonceptivos para gatos.

Métodos anticonceptivos para gatos hembra

La hembra posee un ciclo sexual poliéstrico estacional, esto quiere decir que posee varios celos al año, coincidiendo con las estaciones más favorables para la reproducción, además ovula cuando se ha producido el apareamiento, por ello la fecundación es prácticamente segura.

Veamos a continuación de qué métodos disponemos para evitar el embarazo en la gata:

  1. Esterilización quirúrgica: generalmente se realiza una ovariohisterectomía, es decir, la extirpación del útero y los ovarios, previniendo así el ciclo menstrual y el embarazo. Se trata de un método irreversible pero que si se realiza de forma temprana disminuye el riesgo de cáncer de mama. Obviamente, las gatas esterilizadas necesitan cuidados específicos.
  2. Esterilización química: la esterilización química es reversible y se realiza mediante fármacos que actúan de forma similar a las hormonas reproductivas naturales, de este modo se inhibe el ciclo menstrual y el embarazo. Se puede aplicar mediante una inyección o comprimidos orales. No obstante, este método es poco recomendable ya que es poco eficaz y tiene efectos secundarios graves, como por ejemplo la piometra (infección del útero) que puede ser fatal.

Métodos anticonceptivos para gatos macho

La esterilización en el gato macho se produce únicamente a través de medios quirúrgicos, disponemos básicamente de dos opciones:

  1. Vasectomía: Se trata de la sección de los conductos deferentes, se impide la gestación de la gata pero la producción de testosterona sigue intacta y el gato puede continuar sin problemas con su vida sexual, por eso este método no se utiliza apenas, ya que no se evita la conducta sexual del gato.
  2. Castración: Es una cirugía que apenas lleva 10 minutos, más sencilla y económica que la de las gatas. Se trata de la extirpación de los testículos y con esta intervención se evitan las heridas derivadas de las peleas con otros gatos y la deambulación que se produce durante el celo, del mismo modo, también disminuye el olor de la orina. Al igual que la vasectomía se trata de un método irreversible, además, el gato castrado necesita un especial control sobre su alimentación.

¿Tienes dudas? ¡Consulta con tu veterinario!

Como ves existen diversos métodos anticonceptivos para gatos pero no todos ellos tienen por qué ser aptos para tu mascota, por este motivo te recomendamos que primeramente consultes con el veterinario, ya que él te asesorará acerca de cuál es el método más indicado para tu gato y qué ventajas y problemas puede conllevar.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Métodos anticonceptivos para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.