Compartir
Compartir en:

Mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo?

Mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo?

Ver fichas de Gatos

Los gatos son animales muy sensibles al entorno que les rodea y pueden asustarse con suma facilidad. Ya sea por la llegada de una festividad, por los fuegos artificiales o porque se trata de un gato que ha sido adoptado en un refugio, esta actitud es más habitual de lo que crees y es motivo de consulta en la clínica veterinaria.

Desde ExpertoAnimal queremos ayudarte con algunos consejos para saber qué hacer si mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo? En estos momentos debemos saber manejar la situación para que no se convierta en un trauma de por vida, ya que en la etapa adulta los miedos son más difíciles de erradicar.

También te puede interesar: ¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?

Conociendo a nuestro gatito

Es muy frecuente la aparición de dudas cuando un gato llega al hogar, especialmente si no hemos podido disfrutar de la convivencia con uno antes. Comenzaremos por observarle y dejar que el investigue por su cuenta. Debemos ver como se comporta ante lo nuevo y lo desconocido, como descubre los espacios, si desea que lo acompañemos para ir presentándole su nuevo hogar, etc. Las primeras impresiones siempre son importantes. Intentaremos que no tenga malas experiencias para que su adaptación sea exitosa.

Podemos enseñarle los distintos juguetes para gatos para ver así cómo reacciona ante ellos, si le gustan más los que tienen plumas, cascabeles o luces. Si vemos que alguno le perturba o le incomoda lo retiraremos y, quizás, podremos ofrecérselo cuando sea adulto, en ese momento puede que lo vea con otros ojos.

Para conocerle mejor seguiremos fomentando la exploración del entorno en el que vive, algo que puede llevar tiempo. Si la costumbre en nuestro hogar es poner música por las mañanas podemos sorprendernos al saber que a los gatos les gusta la música. Lo podemos utilizar como una forma más que nos permita transmitirles estados emocionales concretos, como puede ser la calma y la relajación.

Básicamente lo que debemos tener en cuenta son los nivel de Hertz (unidad de medida del sonido) en los gatos va desde 30 hasta 65.000 HZ, mientras que nosotros, como humanos solo oímos hasta 20.000 Hz. Esto nos ayuda a saber por qué los gatos son tan sensibles a los sonidos en general. La música en casa a niveles bajos no suele molestarles, sin importar el gusto de los propietarios.

Un ambiente seguro

En el momento de recibir el gatito en casa la misión de crear un ambiente seguro ya debe estar estudiada y repasada para evitar accidentes. Pero conocemos a los gatos y somos conscientes de su naturaleza exploradora. Ellos, en su intento por descubrir, encontrarán peligros que nunca hubiésemos imaginado.

La etapa de socialización del gatito es muy importante para una correcta integración en la familia y el hogar, también para evitar miedos en su etapa adulta. La socialización empieza de forma pronta, pero es alrededor a las 8 semanas de vida cuando debemos estar alerta para que no tenga experiencias negativas que le afecten durante toda su vida. Son los famosos "traumas" que desencadenan en miedos a zapatos, aspiradora, lavadora, fregadora, etc.

Las reacciones suelen ser diferentes según el gato, pero las más comunes son corretear, escapar del "objeto atacante" y quizás hallar un escondite para esconderse hasta que desaparezca el agresor. Esto puede ocurrir frente a nosotros o cuando no estemos en casa con ellos, lo que será más difícil de identificar a la hora de tratar de ayudarlo.

Si creemos que nuestro hogar es un sitio seguro para nuestra bolita de pelo, seguramente lo sea, hasta que nos demuestre lo contrario y allí, debemos actuar. Brindando protección, consuelo o simplemente dejando que note que el "agresor" no es tan malo intentando que vaya con nosotros hasta él.

Esto suele ser muy útil en objetos inanimados y que no generen ruidos molestos para el pequeño. Las caricias amables o los pedacitos de comida suelen ser un refuerzo excelente para que nuestro gatito relacione de forma positiva los objetos o las personas a las que tiene miedo.

Festividades y momentos estresantes para el gatito

Los días de reuniones, fiestas y celebración suelen ser un momento de estrés en nuestro gato. En general, en las grandes ciudades suele ser peor, y nuestras mascotas lo pasan fatal y nosotros sufrimos por ellos sin saber bien qué podemos hacer.

Al tratarse de un gatito, aún estamos a tiempo de evitar la aparición de miedos en las celebraciones, así que lo primero será intentar que tenga una buena impresión de ellas y que además se sienta acompañado en estos momentos. El uso del refuerzo vuelve a ser en este caso muy importante.

Recuerda que nunca debemos trasladar al gatito ni dejarlo solo en estas fechas ya que no sabemos cómo reaccionará, algo que puede poner en juego su estabilidad emocional y hasta puede incitarle a una situación de peligro, al tratar de esconderse, por ejemplo.

En el momento de los fuegos artificiales, son pocos los que no se asustarán. Lo ideal es estar con ellos y observar su reacción. Pueden buscar escapar hacia un sitio seguro (armario, debajo de la cama, repisa, etc), quedarse a nuestro lado con un estado de alerta o no responder a nada e intentar huir hacia cualquier sitio.

Recordemos que siempre el llamado imprinting o primera impresión ante algo desconocido es lo que cuenta, por lo que si intentamos tomarlo en brazos para consolarlo y no quiere, dejemos que busque lo que para el pequeño sea lo más seguro, que no siempre es lo que nosotros creemos o deseamos. Vamos a dejarlo que explore y descubra lo que le siente mejor en estos momentos que no podemos matizarle para que pase un mejor tiempo.

¿Cómo ayudar a un gatito asustadizo?

Ahora que ya conocemos a nuestro pequeño y sabemos cómo son sus reacciones podemos actuar en consecuencia. Si vemos que nuestro consuelo no fue de mucha ayuda y que se pasó toda la noche en el baño detrás del inodoro o metido dentro de un armario, es momento de tomar cartas den el asunto.

Si mediante el refuerzo y la paciencia no logramos que nuestro gato se tranquilice, siempre podemos acudir a nuestro veterinario para contarle lo sucedido y juntos encontrar caminos alternativos según nuestras preferencias. No necesitamos llevar a nuestro peludo amigo al especialista ya que no queremos causarle más estrés pero sí contarle con detalles lo ocurrido.

Debemos recordar que el gato debe seguir su rutina, como todos los días, y para ello no debemos cambiarle sus lugares de comida y bebida o higiene. Tampoco debemos asustarnos nosotros o mostrarnos excesivamente excitados, de esta forma, el gatito sentirá que somos una protección para él y por último, no olvides respetarlo como ser vivo, si quiere esconderse que lo haga, es parte de la convivencia respetarnos entre nosotros.

Casos muy graves

Especialmente indicado para las épocas festivas en las que se utilizan fuegos artificiales, existe la opción de ofrecer medicación alopática, como Calmex o Calmotonine. No obstante, recuerda que los fármacos no ayudarán a que el miedo desaparezca, simplemente reducirá sus niveles de estrés. Debe ser nuestra última opción.

Como veterinaria holística y natural desaconsejo este tipo de soluciones, especialmente en un gatito muy pequeño. Lo que sí puede ser de utilidad son la Homeopatía y las Flores de Bach. Tanto para gatos pequeños como adultos, los resultados son excelentes y no tenemos efectos secundarios. Para ello, debemos hablar con algún veterinario o terapeuta holístico para que nos orienten.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo?
1 de 5
Mi gatito está muy asustado, ¿cómo le ayudo?