Mi gato está deprimido - Causas, síntomas y tratamiento

Mi gato está deprimido - Causas, síntomas y tratamiento

¿Tu gato está deprimido? ¿Triste? ¿Ha dejado de comer? En el momento en el que observamos a nuestra mascota apática y sin ganas de jugar, es normal preocuparse aunque, tranquilo, a veces puede suceder por causas ajenas a nosotros. A partir de estos síntomas, deberemos determinar las causas que han provocado la tristeza en nuestro felino para poder ayudarle a recuperar su estado emocional habitual.

En este artículo de ExpertoAnimal te propondremos algunas de las causas de la depresión más habituales para que puedas averiguar por qué tu gato está deprimido y te propondremos algunos consejos y soluciones prácticas para intentar paliar esta situación.

Sigue leyendo y descubre algunos trucos que te propone ExpertoAnimal:

Síntomas de la depresión en los gatos

Los gatos, al igual que las personas, son animales sociales susceptibles a sufrir problemas emocionales. Por ese motivo, conocer el carácter de nuestro gato es imprescindible para poder detectar rápidamente un cambio en su estado psíquico.

Aún así, a veces es complicado detectar la tristeza en nuestros adorados gatos ya que suelen ser animales muy tranquilos. También puede ocurrir si le hemos adoptado recientemente y no conocemos bien su rutina diaria. Si has detectado alguno de los siguientes síntomas, puede que tu gato esté sufriendo depresión o, simplemente, esté triste por algún motivo:

  • Cambios en el carácter: miedo, agresividad, destructividad...
  • Aumento notable de las horas de sueño
  • Disminución de las ganas de jugar y ejercitarse
  • Cambios en la forma de relacionarse con las personas
  • Poco interés por la exploración de estímulos
  • No se afila las uñas o aumenta notablemente este hábito
  • Cambio de los hábitos higiénicos: deja de limpiarse a sí mismo o lo hace de forma compulsiva
  • Falta o aumento notable del apetito, que pueden incluir manifestaciones como maullidos incesantes
  • Inactividad, apatía y falta de interés
  • Problemas con los orines y deposiciones: deja de utilizar el arenero, defeca en lugares inadecuados...
  • Pasa muchas horas escondido
  • Aparecen problemas de salud derivados del estrés y la ansiedad

Aunque estos síntomas pueden ser indicadores de la depresión en gatos también pueden alertar de la presencia de alguna dolencia, por ese motivo si observas a tu perro sin comer o con una actitud muy distinta a la habitual, te recomendamos que acudas al veterinario para descartar una posible enfermedad. No olvides que el especialista es la única persona verdaderamente capacitada para diagnosticar la depresión o averiguar un posible problema en su estado de salud.

¿Por qué puede estar triste un gato? - Causas de la depresión en felinos

Existen muchas causas que pueden provocar tristeza o depresión en nuestra mascota, pero para detectar la causa exacta debemos repasar algún factor significativo que haya podido desencadenar este problema emocional. A continuación te explicamos las causas más habituales de la depresión en gatos:

  • Cambio de residencia o de familia: Algunas personas aseguran que los gatos son animales independientes y solitarios, pero ciertamente esto no es así. Los gatos son animales sociables y se sienten muy afectados cuando sucede un cambio de vivienda o se aleja de sus seres queridos.
  • La soledad: Aunque su carácter no sea equiparable al de los perros, los gatos sufren cuando pasan largos períodos de tiempo en soledad. En estos casos es ideal ofrecer juguetes de inteligencia e incluso pensar en adoptar un compañero. El afecto y las muestras de cariño son importantes para el gato.
  • Mala relación con otro miembro del hogar: Una enemistad prolongada o reciente puede provocar que nuestro gato se muestre desconfiado, aislado y sin ganas de pasar el tiempo con nosotros.
  • La llegada del bebé: La llegada del bebé es motivo de felicidad, pero no siempre lo es para todos. Si has descuidado las atenciones hacia tu gato o no le has preparado adecuadamente para su llegada puede ocurrir que tu gato se sienta triste y desplazado.
  • Adopción de un perro o gato: La "competencia" por la comida, el mejor lugar del sofá o tus caricias pueden provocar tristeza y depresión graves en tu gato. Ante la llegada de un nuevo miembro es muy importante seguir prestando atención a nuestro felino
  • Enfermedad: Como comentábamos al inicio de este artículo, una enfermedad puede cambiar radicalmente el carácter de nuestro gato haciendo que se encuentre apático, sin ganas de comer y triste. Acudir al veterinario es imprescindible siempre que detectemos cualquier anomalía.
  • Estrés y ansiedad: Las riñas, los castigos, los malos tratos e incluso la falta de alguna de las libertades del bienestar animal pueden repercutir en altos niveles de estrés y ansiedad. Es muy importante ofrecer a nuestra mascota los mejores cuidados para que se sienta feliz de estar a nuestro lado.
  • Shock traumático: Una agresión o una experiencia terrible pueden llevar a nuestro gato a padecer depresión y tristeza. En estos casos lo ideal es acudir al especialista para que nos ofrezca pautas personalizadas para el caso en concreto.

Cada uno de estos motivos puede afectar o no a la mascota y es que solamente si la conocemos bien podremos determinar qué factores han alterado la seguridad y tranquilidad del gato. Estas causas si recaen de forma grave en la psicología de nuestra mascota pueden ser la causa de la desgana, la apatía e incluso niveles altos de estrés, dependerá del caso.

Tratamiento de la depresión en gatos

La depresión afecta directamente a la salud mental sea el animal que sea. Cualquiera: un gato, perro o humano sólo necesita apoyo y cariño para superar sus dolencias y olvidar todo rastro de dicha depresión. No creas que un gato es antisocial, ¡todo lo contrario!, es un animal tremendamente afectuoso que necesita sentir que pertenece a un núcleo familiar. En ExpertoAnimal te damos algunos consejos para resolver la depresión de forma gradual:

  • Háblale. Aunque no te entienda un tono dulce y cariñoso hará despertar en él sentimientos de afectividad. Evita regañarle y castigarle y proporciónale los mejores cuidados.
  • Es importante que pases tiempo con tu gato cerca: el contacto piel con piel estimula su sensibilidad y fomenta una mejor relación entre vosotros.
  • Para que el contacto entre vosotros sea gratificante para el gato hazle caricias y masajes relajantes y suaves, aunque te parezca gracioso o absurdo es una buena terapia para mejorar su calidad de vida.
  • Dedica al menos 30 minutos al día a jugar con tu gato. Hazte con un plumero, una rata robot e incluso una pelota con cascabel. Cualquier opción es buena siempre que participéis los dos en el juego. No le quites el jugete si lo tiene en la boca, cógelo cuando deje de prestarle atención para mantenerlo activo. Descubre algunas propuestas acerca de juguetes para gatos.
  • Busca una distracción adecuada para aquellos momentos en los que el gato se encuentre solo. Encontrarás en el mercado juegos de inteligencia sorprendentes que van a hacer que tu gato dedique horas enteras a encontrar una solución, el más popular es sin duda el kong para gatos.
  • Hazle sentir útil. Si tu gato caza una cucaracha o trae a tu regazo una paloma muerta ¡felicítalo! Sabemos que no es nada agradable (es más, seguro que te dan ganas de vomitar solo de verlo) pero pese a todo deberás aceptarlo como lo que es: un regalo. Descubre en ExpertoAnimal más cosas acerca de por qué los gatos traen animales muertos.
  • Aumenta el contacto de tu gato con el sol y la naturaleza. Aunque parezca que el sol solo esta allí, recibir sus rayos es muy beneficioso para el ánimo y la regeneración.
  • Si tu gato ha perdido a alguien, ya sea un miembro de la família u otra mascota puedes intentar paliar el dolor si éste es sociable. Adopta a una nueva mascota para que se hagan compañía mutuamente y tenga un mejor amigo a su lado.
  • Estimulale con hierba gatera o catnip aunque deberás tomar precaución cuando lo hagas. Algunos gatos se vuelven tremendamente excitables.

Estas son solamente algunas de las causas que pueden provocar la depresión en el gato pero existen muchas más. Prestar atención a nuestra mascota y ofrecerle los mejores cuidados son las herramientas más eficaces para superar este problema.

Casos graves de depresión en gatos

Si has seguido los consejos anteriormente comentados durante al menos una semana y no observas una mejora importante en el comportamiento de tu gato debes sopesar acudir a un especialista.

El veterinario puede recomendarte el uso de medicamentos ya que en el mercado encontramos variantes de antidepresivos dedicados exclusivamente a animales. No obstante, este tipo de fármacos pueden traer consecuencias graves, creando animales adictos o que requieran de un tratamiento de por vida. Las terapias alternativas como la homeopatía también pueden ayudar.

A tu elección queda elegir qué tipo de tratamiento va a recibir tu mascota aunque eso sí, sigue estrictamente los consejos del profesional para evitar que el problema se alargue en el tiempo. No olvides que cuanto más arraigada tenga la conducta el gato, más difícil será tratarla.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato está deprimido - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas mentales.