Mi gato me muerde cuando duermo - Causas y qué hacer

Mi gato me muerde cuando duermo - Causas y qué hacer

Cuando compartimos nuestro hogar con uno o varios mininos, conciliar óptimamente el sueño puede convertirse en un verdadero desafío. De hecho, muchos cuidadores de gatos tienen dificultades para disfrutar de un sueño reparador porque sus felinos son muy activos durante la madrugada y tienden a rascar las puertas o cortinas, saltar por todo el hogar, jugar enérgicamente con sus juguetes o incluso morder a sus humanos mientras duermen.

¿Tu gato te muerde cuando duermes y te preguntas por qué? En este artículo de ExpertoAnimal te explicamos las causas más frecuentes de esta conducta y qué puedes hacer para preservar la calidad de tu sueño sin perjudicar la estimulación física y mental de tu minino. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué mi gato me muerde cuando duermo?

Aunque exista una creencia ampliamente extendida de que los gatos son animales nocturnos, en realidad mantienen hábitos o patrones de actividad predominantemente crepusculares, es decir, que tienden a mostrarse más activos y enérgicos al amanecer y al atardecer. No obstante, también es cierto que están emparentados genéticamente con otros felinos que sí son nocturnos, como el tigre o el león, debido al hecho de tener ancestros en común.

Para estos felinos que viven en la naturaleza, al igual que para los gatos ferales (es decir, aquellos que jamás han tenido contacto con los humanos y sus hábitos), la noche y la madrugada representan el periodo más propicio para realizar sus actividades vitales, sobre todo la caza, con mayor seguridad y precisión. De esta forma, todo su organismo y sus ciclos biológicos están adaptados a este ritmo circadiano, lo que explica, entre otras cosas, la adaptación de sus ojos a la poca o nula disponibilidad de luz.

Sin embargo, los gatos domésticos (Felis silvestris catus) han experimentado un largo proceso de adaptación a los hábitos y patrones de conducta de los seres humanos, lo que incluye su naturaleza depredadora, convirtiéndose en los felinos más crepusculares sobre la Tierra. Es por ello que verás cómo tu minino evita gastar energía durante los periodos más cálidos y con mayor disponibilidad de luz en el día, y se muestra más enérgico y predispuesto a jugar antes del amanecer y después del atardecer.

Ahora, te debes estar preguntando: "¿cómo ello explica por qué mi gato se vuelve loco y me muerde mientras duermo?".

Morder como parte del juego

Bueno, en primer lugar, debes saber que es perfectamente natural que tu minino se muestre más activo cuando existe una menor disponibilidad de luz solar, inclusive durante la madrugada (o las primeras horas de la mañana), cuando nosotros, sus tutores humanos, solemos aún estar dormidos.

También es importante tener en cuenta que la mayoría de los juegos y actividades que proponemos a nuestros mininos consiste fundamentalmente en simular el contexto de una cacería. Por ejemplo, cuando les mostramos la varita con un juguete que se asemeja bastante a un ave de plumas coloridas, estamos “despertando” su natural instinto de caza que, a pesar de las adaptaciones, sigue siendo muy bien desarrollado, lo que estimula tanto sus capacidades sensoriales y cognitivas como sus estructuras óseas, musculares y articulares, o sea, su cuerpo y su mente.

Si tu gato te muerde cuando duermes, lo más probable es que, para él, signifique un juego más, como cualquier otra simulación de cacería que realizaría durante el día, en la que “pone a prueba” sus instintos de buen cazador para intentar atrapar tu pie, tu mano, tu pierna o incluso tu cabeza. Y si empiezas a moverte para intentar “esconderte” debajo de una manta o hacer que deje de “atacarte” mientras duermes, tu minino puede interpretar estas señales como un estímulo, al igual que cuando sacudes la varita para que la persiga, e intensificar el ritmo del juego.

En este contexto, lejos de tener la intención de lastimarte o producirte cualquier emoción negativa, lo que tu gato busca es jugar, entretenerse y, ¿por qué no?, disfrutar de tu compañía en estas actividades que tanto le gustan.

Falta de enriquecimiento ambiental

Esto puede ocurrir con más frecuencia cuando los gatos no cuentan con un ambiente enriquecido con juguetes, estímulos sensoriales y otros complementos, como rascadores o plataformas, para entretenerse por sus propios medios y en los momentos que desean. Por ello, tienden a recurrir a otros objetos del hogar o a sus propios tutores para tener las condiciones y elementos necesarios cuando quieren jugar, saltar y expresarse libremente. Más adelante, hablaremos un poco más sobre el enriquecimiento ambiental para gatos y su importancia en la gestión de un comportamiento equilibrado.

Problemas de salud

Pero, si tu gato te muerde cuando duermes y percibes que se muestra muy inquieto por las noches, también debes descartar la posibilidad de que tenga algún problema de salud. Hay muchas enfermedades que pueden impactar negativamente en el comportamiento de los gatos, tanto patologías que generan dolor como trastornos neurológicos y problemas endócrinos que pueden conllevar a la aparición de síntomas de estrés, hiperactividad, e incluso de problemas de conducta, como la agresividad. Por ello, en caso de identificar cualquier alteración en el carácter de tu minino o cambios en sus hábitos, no dudes en consultar a un veterinario.

¿Cómo regañar a un gato cuando muerde?

Como veníamos diciendo, es completamente natural que los gatos tengan patrones de actividad y ritmos circadianos diferentes a los de las personas. Por ello, cuando tomamos la decisión de adoptar a un minino, debemos ser conscientes de que ello significa aprender a convivir con una especie diferente y un individuo con necesidades propias, lo que requiere de nosotros, como tutores, tener el conocimiento y la paciencia necesaria para proveerles todos los cuidados de su salud y bienestar, además de una adecuada educación.

En este sentido, regañar a un gato por realizar conductas inherentes a su naturaleza y personalidad resulta muy poco aconsejable y puede llegar a ser contraproducente, dando lugar a que ocurran problemas de conducta, como la destructividad o la agresividad. No obstante, parte de nuestra “misión” como tutores consiste, precisamente, en enseñar a nuestros mininos aquellas conductas consideradas apropiadas dentro del hogar, así como proveerle las condiciones esenciales para la manutención de un comportamiento estable.

En resumen, queremos decirte que siempre es mejor, más seguro y eficaz invertir tiempo y esfuerzo en educar a tu gato que en regañarlo. Igualmente, esto no significa que no puedas señalarle las eventuales conductas inapropiadas que pueda llevar a cabo en el día a día, pero aléjate de los castigos u otros métodos que implican provocarle emociones negativas, como el miedo o el estrés, y apuesta por el poder del “¡NO!” dicho de manera firme y en el momento indicado.

En este artículo sobre cómo regañar a tu gato, te explicamos en detalle la manera más segura y oportuna de hacer a tu gato entender cuándo ha realizado una acción o conducta inapropiada. Además, puedes aprender aquí, en ExpertoAnimal, cuáles son los errores más comunes a la hora de regañar a un gato que debes evitar cometer para proveerle una óptima educación a tu compañero.

¿Cómo evitar que mi gato me muerda cuando duermo?

Nuevamente, la mejor apuesta es siempre la educación. Así, si no quieres que tu gato te muerda cuando duermes o en otros momentos del día, debes enseñarle desde su llegada al hogar que esta no es una conducta apropiada. Para ello, ten en cuenta estos consejos:

Evita que se convierta en un juego

Cuando tu minino aún es un gatito, si le permites jugar con tus piernas, pies o manos como si fueran presas a las que puede perseguir, es totalmente normal que de adulto siga llevando a cabo esta conducta. Si haces esto cuando es pequeño, estás favoreciendo que el gatito asimile que este es un juego perfectamente aceptable, del que disfruta no solo por estimular su cuerpo y mente, sino también por contar con tu compañía. Entonces, lo más probable es que esta conducta y este juego sean asimiladas como parte de su rutina y su comportamiento en la fase adulta.

Edúcalo desde pequeño

No debes olvidar que los gatos, al igual que todas las especies, se aferran a una rutina para sentirse más cómodos y seguros, evitando exponerse a riesgos innecesarios. Por ello, el mejor momento para enseñarles cómo comportarse adecuadamente en el hogar es durante su infancia, pues en las primeras etapas de su desarrollo físico y mental los gatitos tienen un carácter más flexible y aún están asimilando los códigos de su conducta social. Por lo tanto, si le indicas que no es apropiado morderte a ti o a las demás personas durante esta etapa, y además le ofreces los juguetes más apropiados para que pueda poner a prueba sus instintos de caza, muy probablemente no tendrás que lidiar con este hábito en el futuro. En este artículo sobre cómo educar a un gato desde que es pequeño te mostramos las mejores técnicas para llevar a cabo este proceso de aprendizaje con tu gatito.

Enriquece su ambiente

Otro punto que necesitas considerar es la importancia del enriquecimiento ambiental en la gestión de un peso saludable y un comportamiento estable en tu gato. Si tu minino no vive en un espacio con juguetes y elementos que le permitan desarrollar sus capacidades sensoriales, expresar su instinto cazador y entretenerse con libertad, lo más probable es que busque vías alternativas para liberar la tensión acumulada y divertirse, las cuales no siempre resultarán agradables o seguras.

Así, cuando proporcionas a tu gato un ambiente enriquecido donde pueda ejercitarse y mantenerse entretenido durante todo el día, incluso cuando no estés en casa, además de evitar los síntomas de estrés y la producción de conductas destructivas en el hogar, también incentivarás que tu minino se ejercite regularmente y pueda llegar a la noche con un comportamiento más estable y tranquilo, y no con toda la energía acumulada por la imposibilidad de jugar cuando se queda solo en casa.

Recuerda que también es clave dedicar un tiempo de tus días a jugar con tu gato. De esta manera, evitas que lleve a cabo conductas extrañas o exageradas para captar tu atención, a la vez que estimulas su inteligencia y compartes momentos de calidad con tu compañero, lo que ayudará a reforzar el vínculo de confianza entre vosotros. Aquí te ofrecemos varias ideas de juegos de inteligencia y actividades para entretener a tu minino.

¿Qué hacer si nada funciona?

Habiendo llegado hasta aquí, probablemente te has dado cuenta de que existen diferentes motivos que pueden explicar por qué tu gato te muerde cuando duermes. Como vimos, muchas veces pueden llevar a cabo esta acción sencillamente por interpretarla como un juego y, eventualmente, porque se sienten aburridos o estresados al no tener un ambiente enriquecido para gastar su energía de forma positiva.

No obstante, cuando un gato muerde sin motivo a sus tutores u otras personas, estando o no durmiendo, esta puede ser una señal de alerta para un problema de conducta complejo, que es la agresividad en los gatos. Si percibes que tu gato se ha vuelto agresivo, lo primero que debes hacer es buscar atención veterinaria, ya que la agresividad puede aparecer como una respuesta frente al dolor, a alteraciones sensoriales o neurológicas ocasionadas por ciertas enfermedades. Lo más recomendable, en estos casos, es acudir a un veterinario especialista en etología felina.

Así mismo, el hábito de atacar o morder con frecuencia puede estar relacionado a una mala socialización, principalmente cuando un minino no ha tenido la posibilidad de socializarse durante las primeras semanas de su vida o cuando ha sido separado prematuramente de su madre y hermanos, lo que puede generar otras dificultades de aprendizaje. Para prevenir este problema, lo ideal es que empieces a socializar a tu gato mientras aún es un cachorro, siguiendo algunas pautas básicas que resumimos en este artículo sobre cómo socializar a un gato cachorro. Pero, si has adoptado a un minino adulto o no has tenido la posibilidad de socializar correctamente a tu gatito en el momento oportuno, no dejes de echar un vistazo a estos consejos para socializar a un gato adulto.

Finalmente, habiendo descartado cualquier causa patológica y si tienes dificultades para poner en práctica los métodos de socialización con tu minino, o no cuentas con el tiempo necesario para educarlo correctamente, te recomendamos buscar la ayuda de un profesional especializado en adiestramiento o educación felina.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato me muerde cuando duermo - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.