Mi gato orina en la cama - Causas y qué hacer

Mi gato orina en la cama - Causas y qué hacer

De los gatos siempre se destaca que son limpios por naturaleza. Desde su etapa más temprana de gatito aprenden a usar el arenero y solo tendremos que preocuparnos de limpiar la arena con regularidad. Por eso, nos confunde tanto descubrir orina de nuestro gato en otro lugar, mucho más cuando ese sitio es una cama, ya sea la nuestra, la suya propia o la de cualquier otro animal con el que conviva.

La orina fuera del arenero indica que existe algún problema y lo importante será conocer su origen, orgánico o psicológico. Si es tu caso, a continuación, explicamos los distintos motivos por los que tu gato orina en la cama y cómo puedes actuar para resolver esta situación.

¿Por qué mi gato orina en mi cama?

Aunque los gatos van a utilizar el arenero de manera natural, debemos saber que son animales muy sensibles. En general, cuando un gato orina la cama de sus compañeros humanos, indica que se siente inseguro por algo o que alguno de los factores que componen su rutina se ha visto alterado. Para él, la cama de sus humanos es sinónimo de seguridad porque huele a ellos y se encuentra a una altura superior a la de su caja de arena. Por ello, no es de extrañar que acuda a este lugar para hacer sus necesidades, porque es el momento en el que se siente más vulnerable.

Además, el gato puede orinar en la cama cuando padece alguna enfermedad como las que afectan al sistema urinario. Relaciona los lugares en los que hace pis con las molestias que siente y va cambiando de sitio para ver si no siente dolor allí.

Ahora bien, ¿qué puede estar pasando para que haya dejado de usar su caja?

Problemas con el arenero o preferencia de sustrato

Los gatos necesitan que el arenero cumpla unas determinadas condiciones para utilizarlo correctamente. Muchas veces, la explicación a por qué los gatos hacen pis en la cama o en cualquier otro sitio está, simplemente, en un arenero mal ubicado, demasiado alto o no muy limpio.

Por otro lado, es posible que no le guste el tipo de arena escogido para su caja. Los gatos son animales muy selectivos y exquisitos, por lo que si al tuyo no le gusta el sustrato elegido por ti, buscará otro lugar que le agrade más, como tu cama o el sofá por ser blandos y absorbentes.

Así, el primer paso para evitar que el gato orine fuera de su arenero es que este cubra sus necesidades. En general, estos son los aspectos fundamentales a tener en cuenta:

  • Colócalo en un lugar tranquilo, alejado del tránsito de la casa y de ruidos.
  • Los bordes tienen que ser de la altura suficiente como para que el gato entre y salga con comodidad. Debes tener en cuenta que con la edad puede tener problemas en las articulaciones y haya que adaptarlo.
  • Infórmate acerca de los diferentes tipos de arena para gatos que existen y escoge el que más le guste al tuyo.
  • La cantidad de arena debe permitir que el gato entierre sus deposiciones.
  • Límpialo con frecuencia, retirando las heces todos los días y la orina según la capacidad de absorción de la arena.
  • Si hay más de un gato, mejor más de un arenero y asegúrate de que ningún gato impide orinar a otro.

Cambios en su rutina y estrés

Los gatos también son muy sensibles a las modificaciones en su rutina. Cualquier cambio, aunque a nosotros nos pase desapercibido, puede alterarlos al punto de modificar su uso normal del arenero. Una mudanza, la llegada de un nuevo miembro al hogar o el inicio de unas obras son factores típicos de estrés para los gatos.

Si el arenero y la arena de tu gato no son el problema porque durante años ha hecho sus necesidades aquí y, de repente, ha empezado a orinar tu cama u otras superficies similares, entonces debes plantearte si tu gato está estresado. Comprueba si ha cambiado algo en su rutina, si lo hace cuando está muchas horas solo o si el ambiente está correctamente enriquecido, puesto que una falta de estímulos también es causa de estrés en los gatos.

En caso de estrés, las medidas básicas a tener en cuenta son:

  • Identificar la causa que provoca la ansiedad y eliminarla o tratarla.
  • Mantener sus costumbres y rutinas.
  • Introducir los cambios de forma paulatina.
  • Colocar distintos areneros en puntos diferentes del hogar, pero alejados de la comida. Esto es especialmente importante cuando el problema reside en la llegada de un nuevo gato. Para estos casos, la regla es: 1 arenero por gato más otro extra.
  • Fomentar el enriquecimiento ambiental, es decir, proporcionarle un entorno con los estímulos suficientes como para que pueda desarrollar sus conductas naturales, como trepar, jugar, esconderse, etc.
  • Dedicarle tiempo. Necesita cariño y juegos.

Marcaje

También relacionado con el estrés, puede ocurrir que lo haga por marcaje, tanto territorial como sexual. Esto sucede sobre todo cuando llega al hogar un nuevo gato o cuando el gato o gata está en celo. En el primer caso, pueden orinar en la cama tanto el gato antiguo como el nuevo.

Normalmente, el marcaje territorial suele darse en superficies verticales, mientras que el sexual tiende más a marcar zonas horizontales. No obstante, esto puede variar. Por todo ello, lo más recomendable es esterilizar o castrar a todos los animales del hogar, así como fomentar un ambiente tranquilo, relajado y seguro que les permita establecer una buena relación o, al menos, tolerancia entre ellos. Esto se consigue mediante una presentación adecuada entre los gatos antes de ser introducido el nuevo miembro, un correcto enriquecimiento ambiental, la separación de los recursos (cada gato debe tener sus propios objetos) y el uso de feromonas.

Las feromonas son sustancias que los gatos producen naturalmente y les aportan tranquilidad, reduciendo el estrés. En FELIWAY copiamos estos mensajes, y por eso, su uso está más que aconsejado cuando el animal está estresado por los motivos ya mencionados o cuando se introduce un nuevo gato. Un ejemplo es FELIWAY Optimum Difusor, la última generación de feromonas felinas que ayuda a los gatos a en más situaciones y reduce de forma visible más signos de estrés.

FELIWAY® Optimum ha sido creado para ayudar a los gatos a ser más felices en nuestro particular estilo de vida moderno: vivir en espacios cerrados, cambios en nuestro hogar, ruidos extraños, compartir el territorio con otras personas o mascotas... Nuestro estilo de vida desorganiza la armonía territorial del gato y puede chocar con sus necesidades esenciales.

Problemas de salud

Por último, si te preguntas por qué tu gato hace pis en tu cama cuando su arenero es perfecto y no hay ningún indicio de estrés, la respuesta puede estar en una enfermedad. Es habitual que un gato con problemas en las vías urinarias, como una cistitis, asocie el arenero con dolor y busque una superficie blanda en la que orinar. Esto puede explicar también por qué el gato orina en la cama del perro o en la suya propia. Pero hay otras patologías posibles. Por eso, ante un gato que orina fuera del arenero, lo primero es llevarlo al veterinario. Además, es importante tener en cuenta estas medidas:

  • Acudir a revisiones veterinarias al menos anuales para detectar este tipo de problemas de manera precoz.
  • Castrar al gato. Los gatos enteros pueden orinar fuera del arenero. Aunque normalmente este marcaje es vertical, también es posible que dejen la orina en superficies horizontales y blandas.
  • Ofrecer una alimentación de calidad.
  • Mantener una buena hidratación. Como los gatos beben poco, podemos animarlos con fuentes de agua, varios bebederos, etc. Además, si comen pienso, se recomienda ofrecer una dieta mixta, añadiendo todos los días alimento húmedo.

¿Por qué mi gato orina en la cama del perro u otro gato?

Si el problema reside en que tu gato orina la cama del perro o de otro gato que conviva en el hogar, es probable que lo haga por estrés o marcaje. En ambos casos, las soluciones son las descritas en los apartados anteriores, es decir, comprobar que cada animal dispone de sus propios recursos, disponer de suficientes areneros y propiciar un ambiente tranquilo con estímulos y el uso de feromonas.

Por otro lado, si lo que ocurre es que tu gato orina su cama, esta no es una conducta habitual debido a que son animales muy pulcros que respetan mucho su zona de descanso. Por ello, en este caso, lo más probable es que se deba a un problema de salud, por lo que recomendamos acudir cuanto antes a la clínica veterinaria.

¿Cómo evitar que mi gato orine en la cama?

Como hemos visto en los apartados anteriores, hay un montón de causas que pueden explicar por qué los gatos hacen pis en la cama. Un arenero sucio o en un sitio inadecuado, la llegada de un nuevo gato al hogar, la presencia de cristales en la orina o una situación especialmente estresante pueden estar detrás de que nuestro gato abandone el uso del arenero.

En concreto, a la hora de orinar sobre la cama, con su edredón, manta, sábana o cojines, el gato valora que constituye una superficie muy blanda, en contraste con la arena y el arenero. Por eso es muy habitual que escojan este lugar los gatos que, por distintas causas, experimentan dolor al orinar. Han establecido una asociación entre el dolor y el arenero y buscan una superficie de características opuestas en la que orinar, intentando disminuir esas molestias. De ahí la elección de la cama, la nuestra, la suya o la de otro animal del hogar, así como sofás, cojines, sillones y, en general, cualquier mobiliario con parte blanda. Además, algunos gatos, de pequeños, relacionan equívocamente la acción de orinar con las superficies blandas.

Por todo ello, lo primero es prevenir siguiendo las medidas generales que hemos ido explicando. Pero, una vez que el problema se ha presentado, lo primero es acudir al veterinario para un examen general. Si se descubre alguna patología, se iniciará el tratamiento correspondiente. Al contrario, si el gato se demuestra sano, podemos pensar en un problema a nivel psicológico. La recomendación es buscar la ayuda de un profesional del comportamiento o etólogo. Además, ten en cuenta estas pautas básicas:

  • Si orina solo en una cama determinada, impide el acceso o pon cerca el alimento. No acostumbran a orinar donde comen.
  • Revisa el entorno y las rutinas e introduce las modificaciones necesarias para eliminar el estrés. Esto incluye la castración.
  • Premia a tu gato cada vez que orine en su caja de arena para que asocie este comportamiento con estímulos positivos.
  • Evita el castigo, ya que esto solo provocará más estrés en el animal y no impedirá que siga orinando, al contrario.
  • Recurre a las feromonas, como FELIWAY Optimum Difusor. Su uso es tan sencillo como enchufar un difusor en la habitación donde tu gato pase la mayor parte del tiempo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato orina en la cama - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.